Montevideo, 15°C

Gladys T: “trabajé mucho para intentar que las prendas no sean superficiales ni efímeras”

0

Una de las diseñadoras con más trayectoria en el medio local compartió su experiencia en una charla con En Boga.

“Siempre me encantó buscar y hacer cosas diferentes. Para mí yo iba a ser psicóloga, y terminé haciendo algo totalmente creativo y diferente en el cual utilizo mucho la psicología. Acá vienen chicas que van a cumplir 15 años con sus madres, vienen novias. Son momentos muy fuertes en la vida de cada una. A veces estás nerviosa, a veces ¡hasta se desmayan acá! Y vos tenés que estar un poco conteniendo”, comenzó relatando Gladys Turniansky.

Gladys T, como es conocida en el medio, dijo que ahora se siente más empresaria que diseñadora. “Me siento ahora empresaria más que nada, pero no puedo olvidarme nunca de la parte creativa. Para que tu empresa sea exitosa, creo que hay muchas cosas que tenés que tener en cuenta. Es importante rodearte de colaboradores importantes, de gente que te ayude a crecer”, expresó.

“Siempre estoy mirando lo que está pasando en el mundo. Tengo un nivel de exigencia muy grande y siempre estoy midiéndome para poder mejorar lo que estoy haciendo. A veces eso es positivo y a veces negativo, pero es parte de mí ser”, aseguró la empresaria.

Gladys ve con buenos ojos la llegada de nuevos diseñadores al mercado. “Hay mucha gente talentosa que está aportando mucho a lo que es la industria nacional. Desde mi experiencia como diseñadora y empresaria, les digo que nada llueve, todo lo tenés que creer. Y que una vez que estás en un lugar colocada, para seguir en ese lugar tenés que seguir trabajando mucho”, sentenció.

Según ella, parte de la clave del éxito “es la flexibilidad que uno pueda tener para ir colocándose en distintos nichos, reiventándote continuamente para poder seguir en el mercado. Es momento para estudiar, nutrirse de todo lo que uno pueda”.

También explicó cómo logró diferenciarse en el mercado. “Hubo una época que había cantidad de empresas que compraban containers. Yo dije ‘¡No, yo tengo que seguir eligiendo las prendas de a una!’. Al día de hoy, si exporto dos mil o tres mil prendas, son todas elegidas por mí”, explicó.

“Yo lo que siempre quiero es hacer sentir a la mujer que la ropa que se ponen son parte de su cuerpo, que cada una encuentre su estilo. Por eso cuanto entran acá ven tanto ropa diferente, tantos colores distintos”, finalizó.