Montevideo, 19°C

Uruguay tras el consuelo en el tercer puesto ante Italia en el Mundial sub-20

0

Los jóvenes celestes se reencontrarán este domingo ante los azzurri para cerrar su participación en el Mundial de Corea del Sur.

Después del mazazo de la eliminación en los penales ante Venezuela, la selección uruguaya Sub-20 disputará ante Italia el domingo (06h30 GMT) el partido por el tercer puesto, un honor que la ‘Celestita’ sólo igualó o superó en tres ocasiones  en la historia de los Mundiales Sub-20.

El choque entre la ‘Celestita’ y la ‘Azzurrina’ será en Suwon, recinto que albergará horas después la final entre Venezuela e Inglaterra, y el arbitraje correrá a cargo del mexicano César Ramos.

Los hombres de Fabián Coito deberán reponerse del golpe anímico que supuso despedirse de la opción de lograr su primer título mundialista en la categoría después de perder en los penales ante Venezuela, que había llevado el partido a la prórroga con un gol en el descuento.

Luego de conquistar el Sudamericano de 2017 por primera vez en los últimos 36 años, los ‘charrúas’ buscan un tercer puesto mundialista que sólo mejoraron cuando accedieron a la final de los Mundiales Sub-20 de 1997 y 2013.

En las otras tres ocasiones que Uruguay accedió a las semifinales de un Mundial juvenil, sólo en la de 1979 logró el tercer cajón del podio, mientras que cayó en el partido de consolación en 1977 y 1999.

– Victoria charrúa tres semanas atrás –

Pero si el tercer puesto es un aliciente para la selección uruguaya, no lo será menos para su similar de Italia, que nunca en sus cinco participaciones anteriores en un Mundial Sub-20 había alcanzado la ronda de semifinales.

Uruguay afronta el partido con un ligero favoritismo ante la ‘Nazionale’, adquirido en parte por su triunfo por 1-0 en la primera fecha de la fase de grupos merced a un golazo de falta de Rodrigo Amaral.

“Queremos estar en el podio y conquistar el tercer puesto, sería una justa recompensa para los chicos por su fabulosa determinación y compromiso”, sentenció este viernes el seleccionador italiano Alberigo Evani.

Otra motivación de la escuadra italiana será convertir a su delantero Riccardo Orsolini en el máximo realizador del torneo. El jugador del Ascoli, de la Serie B, suma cinco goles, uno más que el venezolano Sergio Córdova y el inglés Dominic Solanke.

Para evitarlo estará bajo el arco ‘charrúa’ Santiago Mele, héroe de Uruguay en los cuartos de final con tres penales atajados ante Portugal, aunque no pudo detener ninguno ante Venezuela (Yeferson Soteldo envió su lanzamiento al travesaño).

“No se dio lo que más queríamos, pero nos queda una oportunidad para dejar todo, ¡gracias a todos por el apoyo, VAMOS URUGUAY!, escribió en su cuenta de Twitter el arquero de Fénix.

En manos de Uruguay está que Sudamérica cierre el Mundial surcoreano con dos representantes en el podio, algo que no ocurre desde Canadá-2007, cuando Argentina se llevó el título y Chile fue tercera.

(AFP)