Registro
Programas
ASENTAMIENTO

La Manchega por dentro

Tiroteos, guerras entre narcos, pasta base son algunas de las cosas en las que uno piensa cuando lee "La Manchega" pero... ¿es así realmente?

47
3
1
Me Gusta Me da Igual No Me Gusta

Sin embargo, Kairo Herrera visitó el asentamiento con Cámara Testigo y captó que la realidad es diversa, al igual que en cualquier otro punto de la capital del país.


_


ALGUNAS HISTORIAS


El concejal vecinal Jorge Antonio Bernat le contó a Kairo Herrera que llegó a La Manchega con un problema de alcohol muy duro, con más de 30 años de adicción. “Tuve una vida de niño muy caótica, entonces empecé con la bebida (…) tomaba dos o tres cañas y las mezclaba con vino” relató Bernat.


“Yo a mi mujer la hice sufrir mucho, mis hijos también sufrieron mucho. Después me quedé en un refugio, lloraba mucho por no poder ver a mis hijos. Empecé a ir a una iglesia, a alcohólicos anónimos… y salí” continuó contando el concejal vecinal de La Manchega que con orgullo habló de los logros actuales de su familia.


Ahora, ya electo concejal Bernat quiere juntarse con mujeres del asentamiento para poder trabajar en el combate de la violencia doméstica.
_


La almacenera del barrio es conocida como “Jaque”. Asegura que no tiene problemas con nadie. “La más vieja de acá es mi madre” cuenta Jaque.


La almacenera explicó además cómo se está desarrollando el realojo de La Manchega en nuevas viviendas. Jaque asegura que los niños no pueden estar solos en las calles por la inseguridad que los rodea.


OTROS VECINOS


Gustavo es un vecino del barrio. Tuvo problemas con las drogas y resultó preso durante ocho años. Asegura que el principal problema de inseguridad del asentamiento está relacionado con el consumo de drogas.


Uno de los vecinos más viejos del barrio es Adel que hace 30 años que está instalado en La Manchega. Hoy en día vive de su pensión y asegura que con el paso del tiempo el barrio cambió mucho.


Ema hace 20 años que vive en La Manchega, según ella el barrio se achicó, la gente se ha ido. “Es un barrio tranquilo, cada cual tiene su vida” le contó Ema a Kairo. Esta vecina tiene siete hijos y tiene que cuidarlos sola porque su marido está preso.


María Cristina hace 25 años que vive en el barrio y está ilusionada con el realojo. Tiene cuatro hijos que según ella “salieron recontra derechos”, a pesar de que uno de ellos fue adicto a la pasta base. “Te vas adaptando ala vida que hay acá adentro” asegura María Cristina.

sorteoVer resultados anteriores

Ganá entradas dobles para “Experiencia Da Vinci”

La Receta y Día Perfecto te invitan a ver esa...