Montevideo, 16°C

Bocca: “El Ballet Nacional del Sodre está trabajando a un nivel internacional y logró instalarse en la gente”

0

El prestigioso bailarín y actual director del BNS reflexionó sobre su presente y sus desafíos: “Falta tener más confianza en lo que se está haciendo”.

El Ballet Nacional del Sodre (BNS) volvió hace pocas semanas de una exitosa gira por España y ya prepara lo que será la temporada para este 2017: recibimos a Julio Bocca.

Fue una gira maravillosa. Tuvimos funciones en Argentina, Guatemala y España. Fue un éxito de público y de crítica. Además, se recuperó lo invertido y ganamos 150.000 euros, que van para el Sodre.

Este año tenemos en noviembre una gira por Argentina y al mismo tiempo tenemos toda la gira por todo el interior del país, que hacemos siempre. Ahí también aprovechamos para ir a Ecuador. En estos puede salir que podamos ir a Rusia.

El BNS está trabajando a un nivel internacional, lo que hace que nos llamen de muchos lados. También hay miedo porque no saben cómo va a responder la compañía porque no la conocen.

Creo que el ballet se instaló en la gente. Falta tener más confianza en lo que se está haciendo y tener más visión a largo plazo.

Es difícil ahora teniendo dos grandes teatros como el Solís y el Sodre tener dos orquestas, porque muchos de los músicos son compartidos. Todos los teatros tienen su orquesta exclusiva: hay que potenciar eso, porque es más cómodo para los músicos y más tranquilo para los directores.

El Ballet se sigue manejando como si fuera una isla, aparte, cuesta que se maneje a la par. Los talleres están trabajando maravillosamente: escenografía, vestuario, telones.

El reconocimiento al que está nominada María Noel Riccetto es un premio que se entrega desde el año 1992, yo fue el primero que ganó. Es como si fuera el Oscar de la danza. Son siete jurados. El 29 de mayo nos juntamos lo jurados y deliberamos, el 30 bailan ellos y luego se entregan los premios.

Siempre fui un luchador para que se respete a la danza y al bailarín. En la mayoría de los teatros, el bailarín siempre es el último. Desde mis comienzos luché por eso.

Yo necesitaba ese momento (su alejamiento en 2016). Hay que tranquilizarse para volver a recuperar. Una va viendo todos los resultados que fuimos teniendo… no quiero que esto caiga si uno no está.

Cuando volví se armó una reestructura. Ahora lo estamos pensando diferente. La idea es que esto siga en el futuro. Que se sigan manteniendo los miles de espectadores. Que se pueda crear la escuela que se necesita. Hay que tener claro que todo lo que se está haciendo es para tener bailarines de nivel internacional.