Montevideo, 19°C

El riesgo de usar garrapaticidas para combatir los piojos en los niños

0

Desde la Sociedad Uruguaya de Pediatría remarcan la importancia de consultar con el pediatra sobre los productos más adecuados.

A comienzos de semana, una niña de nueve años fue internada en estado delicado en Maldonado, luego de que sus padres le aplicasen un garrapaticida sin diluir para tratar un brote de piojos.

¿Es común que este tipo de medicamento se utilice en humanos? ¿Por qué muchos padres aplican pipetas de uso animal para tratar el problema de los piojos de sus hijos? Lo hablamos con la doctora Alicia Fernández, vicepresidenta de la Sociedad Uruguaya de Pediatría.

Los papás muchas veces, ante el costo que tienen los productos recomendados, utilizan estos otros productos y provocan estos cuadros de intoxicación grave.

Los productos para animales son para animales, por más que los seres humanos somos mamíferos. Se hubiese diluido o pura, el efecto en un niño hubiese provocado igual una intoxicación, posiblemente menos severa, pero una intoxicación al fin.

No solamente corre riesgo el paciente, sino también la persona que le lava la cabeza posteriormente. Si se le lava la cabeza sin ponerse guantes, también se absorbe en la piel de esa persona. En este caso de la niña, se absorbió directamente a través del cuero cabelludo hacia el torrente sanguíneo.

Los padres tienen que respetar las normativas o lo que dice el prospecto del producto. Hay muchos productos que se usan de forma preventiva, pero lo más recomendable es utilizar el peine fino, y que solamente los traten y consulten al pediatra para ver qué producto es el recomendable si hay piojos vivos.

Hay muchos tratamientos preventivos, pero todos son muy discutidos si sirven o no sirven, tanto los fármacos como incluso varios tratamientos caseros.

Hay que lavar el lugar donde queda el piojo: las sábanas, las almohadas, los gorros, las vinchas, los broches. Si eso no se limpia, es como si no hubiésemos hecho nada.

No se pueden usar en niños productos para animales. Y la recomendación de los productos la debe hacer el pediatra. Y tienen que seguirse las instrucciones.