Montevideo, 14°C

Estudio sugiere que los policías son más propensos a maltratar a sus parejas: ¿poseen contención y apoyo psicológico?

0

“A veces hay mucha tomada de pelo o ninguneo por parte del ministerio en relación a los planteos”, dijo la presidenta del Sindicato Policial de Montevideo.

El fin de semana pasado hubo un nuevo caso de femicidio protagonizado por un policía: en Rivera un efectivo fue procesado con prisión por el asesinato de su pareja, una mujer de 23 años. Fue al menos el tercer caso de violencia doméstica en el que participó un policía este año. Además, esta semana se difundió un estudio de la Facultad de Psicología que dice que los policías son más propensos a maltratar a sus parejas. Solo en 2016 se le retiró el arma a 489 efectivos por casos de violencia doméstica.

Abordamos este tema junto a Patricia Rodríguez, presidenta del Sindicato Policial de Montevideo.

A nosotros no nos arrojó nada nuevo el informe. Si uno va a los archivos, desde el 2011 se viene diciendo esto por parte del sindicato, en lo que tiene que ver con el nivel de estrés que repercute en el funcionario si no es atendido, aunque no quiere decir que eso siempre termine en casos de violencia doméstica.

Hay denuncias que son falsas, pero también se les aplica el protocolo. Tuvimos algunos aportes de la Facultad de Medicina, en relación a la salud ocupacional. Ahí vimos que cuando un policía tiene alguna problemática, en relación a este tema, no sabía a dónde consultar o a dónde acudir, no tenía la suficiente contención por el tema.

El policía vive situaciones de violencia, de demanda de ayuda, el policía tiene que saber canalizar todo eso. A veces tiene que ir a sacar un niño muerto en un accidente de tránsito y al rato seguir como nada con el turno. Y eso es difícil.

La contención estaba cuando el funcionario iba a pedir ayuda o cuando un superior derivaba a algún efectivo.

A veces hay mucha tomada de pelo o ninguneo por parte del ministerio en relación a los planteos.

Hay compañeros que desde el 2015 son víctimas de violencia doméstica y fueron desarmados por denunciar, por lo que esto desestimula.