Montevideo, 19°C

¿Cómo quedamos parados para 2017?

0

Laura Raffo explica en su columna lo que el 2016 nos dejó y qué puede pasar este 2017.

 

El año 2016 cerró con resultados económicos mejores de lo esperado pero las señales de reactivación aun no son claras.

¿Cómo quedamos parados para 2017?

 

2016 no fue un año de gran desempeño económico pero tampoco se cayó en el estancamiento que se creía en un principio.

La economía siguió creciendo pero a un ritmo lento, el comercio exterior estuvo afectado y el mercado laboral también…

Veamos un resumen de las principales variables:

RESULTADOS 2016

Intercambio Comercial (icono de barco con contenedores)

Exportaciones: – 8.5 %

Importaciones: -14 %

Inflación 8,1 %

Desempleo 7,7%

El PBI para 2016 se prevé que haya crecido apenas por encima del 1 %.

EXPORTACIONES

Condiciones climáticas afectaron algunos de los principales cultivos, generando menores rendimientos. Asimismo los precios de los commodities se mantuvieron en niveles bajos y la economía china mantuvo su enlentecimiento.

INFLACIÓN

Cerro el año en 8.1 % y se aceleró a 8.3 % en enero. Se aleja del 10 gracias a la baja del dólar.

MERCADO LABORAL

Deterioro vinculado al sector exportador, mañana sale la cifra de cierre de año. Se nota una caída en la tasa de empleo, esto implica menor generación de puestos de trabajo.

PBI

Se estima que 2016 va a cerrar con un crecimiento apenas por encima de 1%, un poco mejor que en 2015 pero muy por debajo de años anteriores.

En estos días resurgió la preocupación acerca de las cuentas públicas y si el déficit fiscal puede empañar el crecimiento de este año. ¿Cuáles son los riesgos?

Como acabamos de ver el crecimiento para este año va a ser moderado.

Y los riesgos no son menores.

Desde el frente externo tenemos que monitorear muy de cerca como evolucionan las tasas de interés en EEUU y si el dólar comienza a fortalecerse. Y a nivel regional hay mucha expectativa sobre cómo se recuperarán Brasil y Argentina.

A nivel interno, empezamos el año con el ajuste fiscal que se había anunciado en 2016 y que implica suba de impuestos para las personas y las empresas.

Además se dieron a conocer los resultados de las cuentas públicas que son claramente negativos

DÉFICIT FISCAL

 

INGRESOS

  • Recaudación impuestos
  • Aportes BPS
  • Resultado Empresas Públicas

– GASTOS

  • Sueldos
  • Jubilaciones
  • Transferencias
  • Gastos Operativos
  • Inversiones

– 0.7% PBI

-INTERESES DE DEUDA

– 4% PBI

 

El deterioro de las cuentas públicas  se generó porque los gastos del gobierno aumentaron más que los ingresos.

Hubo una mejora en la recaudación de impuestos y los resultados de las empresas publicas fueron positivos pero menos que el año anterior.
Por el lado del gasto, las inversiones se mantuvieron casi iguales, en niveles muy bajos, mientras que los sueldos y jubilaciones aumentaron muy poco.

El rubro que más aumentó fue el de transferencias en dónde se incluyen sobre todo las transferencias al FONASA, las transferencias a las intendencias y todo lo que son transferencias sociales, como asignaciones familiares, por ejemplo.

De este modo ya se llega a un déficit primario de 0.7% del PBI. Si además tomamos en cuenta que hay que pagar intereses de deuda, el desequilibrio (el déficit fiscal) es de 4% del PBI. El peor resultado en 27 años.

El ajuste fiscal que entró en vigencia este año, que se aguarda permita mejorar las cuentas en aproximadamente 1% del PBI.

En este marco hay muy poco margen de maniobra para aumentar el gasto en la Rendición de Cuentas y es crucial que el gobierno logre enderezar sus cuentas para mantener los equilibrios de la economía y su grado inversor.