Montevideo, 16°C

Patmos: la investigación que sacude políticamente a Brasil

0

Temer descarta renunciar, pero ya se habilitó una investigación sobre posible corrupción.

El presidente brasileño, Michel Temer, dijo este jueves que no renunciará en ningún caso a su cargo y aseguró que nunca “compró el silencio de nadie”, en respuesta a acusaciones de corrupción que desataron una grave crisis política.

“No renunciaré”, enfatizó Temer, en un mensaje al país desde Brasilia. Brasil, añadió, no puede tirar “a la basura” los logros de su gobierno, que espera sacar al gigante latinoamericano de la peor recesión de su historia.

El futuro de Michel Temer como presidente no es muy iluminado porque hay tres pedidos de juicio político en la Cámara de Diputados de Brasil.

Además, el Supremo Tribunal Federal habilitó que formalmente se investigue a Temer como partícipe de un hecho de corrupción. Se acusa al presidente brasileño de recibir sobornos y pedirlos.

El magistrado Edson Fachín, instructor del caso Petrobras en el STF, autorizó el pedido de Fiscalía a investigar a Temer en la causa de Lava Jato.

Esta moción surge luego de que el diario O Globo diera a conocer la existencia de grabaciones en las que Temer avaló la compra del silencio de Eduardo Cunha, expresidente de la Cámara de Diputados e ideólogo de la destitución a la expresidente Dilma Rousseff. Cunha ahora está en prisión por comprobarse nexos con la constructora Odebrecht, partícipe del esquema de corrupción Lava Jato.

El rol de la empresa JBS

La grabación de la que habla O Globo implica al presidente Temer y Joelson Batista, dueño de la empresa de alimentos JBS, solicitándole 500.000 reales mensuales para Eduardo Cunha para mantener silencio.

Batista es investigado hace meses por coimas a funcionarios públicos y la grabación hecha a Temer fue hecha para asegurarse una reducción de penas. JBS, la empresa de Batista, fue una figura clave en la financiación de campañas electorales brasileñas:

  • 54 millones de reales a Dilma Rousseff
  • 40 millones de reales a Aécio Neves
  • 22 millones de reales a Michel Temer
  • 5 millones de reales a Marina Silva

Además, JBS financió la campaña electoral de 160 diputados de todos los partidos.

La investigación que comenzó

Según la Constitución de Brasil, un presidente solo puede ser investigado por los actos cometidos durante su mandato. Según O Globo, la supuesta obstrucción de la Justicia fue hecha por Temer en marzo de 2017.

Este terremoto político generó también la dimisión del ministro de Ciudades de Temer, Bruno Araújo.

El Partido de la Social Democracia Brasileña, uno de los pilares parlamentarios de Temer, también fue sujeto a una investigación policial. Su líder, el senador Aécio Neves, fue expulsado del Parlamento y sus propiedades fueron allanadas. Andrea, la hermana de Neves, también está siendo investigada por la Policía.

Durante las elecciones presidenciales de Brasil, en 2014, Dilma Rousseff se postuló a reelección con Michel Temer como vicepresidente. Aécio Neves fue contrincante de ellos en esa elección, pero luego de la destitución de Rousseff, unió fuerzas con Temer.

Ahora la estructura política brasileña tiembla con la operación “Patmos”, llamado igual que la isla griega en la que se comunicó el Apocalipsis en La Biblia, que ha llevado unos 40 allanamientos e investiga a 256 diputados.