Montevideo, 14°C

El operativo “Carne Fraca”: ¿deben los uruguayos preocuparse por la carne brasileña?

0

Leonardo Silvera explica si los uruguayos deben cuidarse de comer carne brasileña adulterada.

En Brasil se destapó un escándalo por una operación de carne adulterada durante dos años. La Operación “Carne Fraca” implicó 100 agentes, 309 órdenes judiciales en siete estados con tres frigoríficos interviniendo.

La maniobra era la siguiente:

Los frigoríficos pagaban coimas en las inspecciones, donde recibían los certificados de aprobación sin ser evaluados. La Policía Federal de Brasil especula que hay implicancias políticas en la operación.

Según unas escuchas telefónicas que las autoridades obtuvieron, algunos partidos políticos manejaban acuerdos con estos distribuidores de carne a cambio de votos. Los principales sospechosos son el PMDB, el partido del actual presidente Míchel Temer, y el Partido Popular (PP).

La maniobra por parte de los productos consistía de usar productos químicos cancerígenos para maquillar el color y olor de la carne vencida. También se inyectaba agua en los alimentos para que pesaran más cuando los vendían. Se sospecha que los productos de pollo estaban mezclados con cartón y los chorizos con cabezas de cerdo, un elemento no autorizado a incluir.

A nivel del mercado de la carne uruguaya, el Ministerio de Agricultura de Brasil informó que ninguno de los lotes bajo investigación tenían destino a Uruguay, sino a Europa, Chile y Argentina.

Las autoridades uruguayas enfatizan en el rigor de sus controles de calidad sobre la carne.

Hay 77 empresas involucradas, pero los principales grupos son BRF y JBS, que son dueños de marcas como Swift y Sadia, las cuales llegan a Uruguay.

Las empresas han dicho que no adulteran los productos y que apoyarán las investigaciones independientes porque consideran que son acusaciones que se hicieron de apuro sin suficiente fundamento.

“Nuestro sistema de fiscalización es fuerte, robusto y serio. Lo que pasó fue un desvío de algunos funcionarios de algunas empresas. Tenemos que ver cómo pasó, pero yo puedo garantizar con toda tranquilidad, yo no dejaré de consumir, y recomiendo que ustedes no dejen porque no hay riesgo alguno”, declaró el ministro de Agricultura de Brasil Blairo Maggi.

En Uruguay se reciben productos varios de las empresas vinculadas, como nuggets de pollo, hamburguesas y empanadas. El ministro Maggi afirmó que estos lotes no llegaron a Uruguay.

En Uruguay no ha habido medidas particulares sobre este asunto. El Ministerio de Ganadería ha dicho que sus controles no permiten ingresar los productos hasta que se los apruebe. El Ministerio de Salud Pública y la Intendencia de Montevideo tampoco han resuelto medidas particulares al respecto.

“Lo que pasó en Brasil son dos cosas. Hay un problema de fallo en los controles y un problema de corrupción, muy grande. Eso no es una buena noticia. Uno puede decir que en Uruguay nos diferenciamos porque no puede pasar. Pero yo no creo que sea una buena noticia porque los consumidores del mundo generalmente cuando se afecta la credibilidad de un producto, se afecta sobre el producto en general. Después de decidir si comen pescado o carne, deciden si comen carne de Uruguay o Brasil. Pero Uruguay se posiciona de manera diferenciada, todo nos va posicionando como un país que se diferencia en el mundo. Uruguay tiene muy claras las normas que tiene que cumplir. Lo que hay que seguir teniendo son los mecanismos de control”, dijo el ministro de Ganadería y Agricultura Tabaré Aguerre.

Dado que el Gobierno no ha tenido más información que los medios de prensa, han solicitado una explicación oficial a autoridades brasileñas.

En Brasil, las siguientes medidas se tomaron por el Gobierno para no quebrar la confianza de sus compradores de carne.