Uruguay y la Región: Contexto Económico, oportunidades y desafíos para las empresarias – Teledoce.com

Uruguay y la Región: Contexto Económico, oportunidades y desafíos para las empresarias

Panel: Magdalena Furtado (ONU Mujeres), Ana Castillo (FOMIN- BID) ,Gladis Genua (CAF) e Irene Suffia (ANII).

Este interesante panel tuvo como participantes a cuatro exitosas mujeres con importantes cargos en organismos internacionales, que están radicadas en Uruguay, y que se preocupan por la igualdad de género y trabajan en pos de ella. Ellas son la Ingeniera Ana Castillo de BID-FOMIN, la Economista Magdalena Furtado de ONU Mujeres, la Economista Gladis Genua de CAF y la contadora Irene Suffia de ANII.

Actualmente OMEU tiene la responsabilidad y el privilegio de liderar el programa Mas Emprendedoras, continuando con el rol que antes cumplía Endeavor. Este programa busca incrementar la competitividad de los emprendimientos femeninos uruguayos, promoviendo la creación y el desarrollo de empresas lideradas por mujeres. Mas Emprendedoras cumplió 4 años impactando a 4.200 mujeres. Ana Castillo estuvo desde el primer momento participando en la implementación de Mas Emprendedoras, y cuenta que en esa primera etapa se contó con el apoyo financiero de BID FOMIN, pero ahora el programa continúa. En aquel momento se identificaron necesidades de asistencia técnica especializada, de financiamiento, de redes de contacto, balance de la vida personal con vida laboral, falta de modelos de rol, y esos eran los desafíos para el programa Mas Emprendedoras. Llegar a 4.200 es impresionante, además de las mentorías que llegaron a mas de 200 mujeres y las actividades de networking. El programa ha sido un éxito, casi el 80% ha incorporado cambios, 32 % ha accedido a financiamiento de terceros, y un 80% ha aumentado la confianza en si misma y en sus emprendimientos, y todas valoran las redes de contacto que se les abrieron. Ana concluye que esto muestra que hacía falta un programa dirigido a las mujeres que además puso en la agenda pública los problemas de este tipo. Es una historia de éxito.

Ana además plantea la importancia de que toda la sociedad se involucre.

ONU Mujeres es una Entidad que trabaja para la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Existen 7 principios, que son guías prácticas sobre cómo empoderar a las mujeres en el lugar de trabajo, los mercados y la comunidad.

Magdalena Furtado expresa su alegría de que se nota que hay mayor interés en el tema y mayor participación. Los diagnósticos ya están hechos y somos conscientes, por lo que hay que ver con que herramientas contamos. Los 7 principios son una herramienta sumamente práctica a los que las empresas pueden adherirse para promover la igualdad de género. Primero hay que conocer la empresa, reconocer donde está la falla para poder modificar esas prácticas (sesgos inconscientes), promover la educación y el desarrollo profesional de las mujeres, y promover la igualdad.

Todos los empresarios sostienen que en su empresa no hay discriminación, por lo que Magdalena los invita a que recorran estos principios para conocer evidencia y usarla.

El slogan de los 7 principios es “ La igualdad es un buen negocio”. Magdalena asegura que esto está comprobado. Nivel macro: los países con mayor PBI per cápita, con mayor índice de desarrollo humano y con igualdad de género, son los nórdicos. Finlandia fue el país que abrió las puertas de la economía a las mujeres, y hoy es una economía privilegiada. Nivel micro: hay evidencia de distintos momentos y lugares, que muestra que las empresas cuyos directorios tienen participación de mujeres, obtienen una mayor ganancia y mayor cotización de sus acciones. Las mujeres son decisoras de compras, por lo que es razonable incorporar sus preferencias y su visión en las decisiones empresariales, además de la creatividad y la innovación propia de las mujeres.

El crédito es una parte importante en el proceso de emprender un negocio. Sabemos que en general las mujeres son agentes crediticios de menor riesgo, sin embargo el acceso al crédito, el costo financiero, el sistema de garantías y los plazos de endeudamiento son barreras que limitan el desarrollo económico de las mujeres. Gladis Genua cuenta que CAF identificó estos elementos y puso foco en el empoderamiento económico de las mujeres, establecieron programas que atacan el lado de la demanda a través de educación financiera y mentorías, y el lado de la oferta a través de alianzas con las instituciones financieras para que tengan un componente de género importante. También están creando proyectos con análisis ambiental y social, donde ponen condiciones de salvaguarda de género, que no discriminen.

Gladis comparte una muy buena experiencia, CEPRODIH que alberga a las mujeres jefas de hogar, donde capacitándolas les da la fórmula para que puedan tener ingresos y además tienen una casa hogar donde cuidan a los niños mientras ellas trabajan. Pero necesitaban algo que les diera sostenibilidad en el tiempo. CAF les armó un plan de negocios viendo las fortalezas de esas mujeres, se les enseñó a armar las estructuras de costos y a hacer buenos productos, que además son con material reciclable. El objetivo era generar ingresos suficientes para mantener la casa hogar y que las mujeres tuvieran ingresos dignos. El proyecto fue un éxito.

Además tenemos que tener presente que hay que prepararse para los cambios que se vienen. La tecnología y la automatización van a llevar a que ciertos puestos de trabajo se sustituyan por máquinas. Por esto, se hace cada vez mas importante la capacitación en carreras tecnológicas, así como considerar la innovación e investigación. Irene Suffia cuenta que la ANII pone énfasis en tres focos: promoción de investigación a través de la financiación de proyectos de investigación: promoción de la innovación con sistema de apoyo empresarial y fomentando el espíritu emprendedor; y capacitación donde se financian postgrados con becas para formarse sobre investigación y desarrollo. También hay herramientas para aquellos negocios que pueden seguir escalando y apuntar a la región.

Sin duda toda esta información trasmitida en este panel fue muy valiosa. Haber conocido opciones de mentorías, apoyo financiero, capacitación, herramientas para diagnosticar y saber que “la igualdad es un buen negocio” , nos da la certeza de que “si, se puede”.

 


Las Más Vistas