Vendieron una obra de Jeff Koons por 91,1 millones de dólares

Se trata de "Rabbit", una pieza de acero con la forma de un conejo inflable.

Una escultura del estadounidense Jeff Koons se vendió el miércoles por 91,1 millones de dólares, un récord para un artista vivo, en una subasta organizada por Christie’s en Nueva York.

“Rabbit”, una pieza de acero con la forma de un conejo inflable, destronó así a la pintura “Portrait of an Artist (Pool with Two Figures)”, del pintor británico David Hockney, que había alcanzado los 90,3 millones de dólares a mediados de noviembre, también en Christie’s en Nueva York.

La escultura estrella de la venta de primavera de Christie’s fue adquirida por 80 millones de dólares, el mismo precio de martillo que el lienzo de Hockney, pero rompió el récord al agregar comisiones y gastos, con un precio final de 91,075 millones de dólares.

El conejo, que forma parte de una serie de tres esculpidos por Koons en 1986, fue comprado por una persona que estaba en la sala, algo inusual en adquisiciones de este valor.

Consultada por la AFP, Christie’s no quiso develar sin embargo la identidad del comprador, pero indicó que coleccionistas del mundo entero optaron por la obra durante la venta.

El artista plástico de 64 años recuperó así el récord que ya había ostentado por cinco años, antes de ser batido brevemente por Hockney, con la venta en 2013 de su “Balloon Dog (Orange)” por 58,4 millones de dólares.

“Rabbit” es una de las obras más conocidas de este escultor que ha sacudido las convenciones del mundo del arte.

De 104 cm de altura, proviene de la colección de S.I. Newhouse (fallecido en 2017), exjefe del grupo periodístico Condé Nast, que incluye las revistas Vanity Fair, Vogue y The New Yorker.

– El “anti David” –

Para Alex Rotter, jefe de arte contempóraneo en Christie’s en Nueva York, “Rabbit” es “la pieza más importante de Jeff Koons”, según explicó a la AFP en la presentación de las ventas.

“Yo iría más lejos, es la escultura más importante de la segunda mitad del siglo XX”, aseguró. “Es el fin de la escultura, es el anti David, como yo le llamo”, dijo en referencia a la obra de Miguel Ángel.

Koons ha acostumbrado a generar frecuentes controversias, especialmente con sus cuadros y esculturas en las que aparecía copulando con la exestrella del cine porno italiano la Cicciolina, con quien se casó en 1991 y de quien se divorció en 1994.

Sin embargo, ha encontrado su lugar en los museos. En 2014, el Museo Whitney de New York y el Centro Pompidou de París le dedicaron una amplia retrospectiva, que viajó de Estados Unidos a Francia.

Las grandes ventas de primavera seguirán este jueves con una velada dedicada al arte contemporáneo en la casa Sotheby’s.

AFP


Las Más Vistas