Conocemos más de la estancia Santa Clara

Desde el kilómetro 162 de la Ruta 5 en Florida, Lopecito nos cuenta la historia de esta estancia que desde 1825 está en manos de la misma familia.

Santa Clara perteneció a los Jesuitas hasta 1767, en dicho año y luego de que la Compañía de Jesús fuera expulsada del Río de La Plata por parte del Rey Carlos III de España, pasó a manos de Juan Francisco García de Zúñiga, (junto con otra centena de miles de hectáreas) cuyos descendientes la vendieran en 1825 al inglés John Jackson. Desde entonces y hasta la actualidad, dichas tierras permanecen en la misma familia, constituyendo la única estancia en Uruguay y probablemente en América, cuyos propietarios en línea directa son representantes de la séptima generación de los mismos.

PROG-AMERICANDO-B5-071214.ts.Imagen fija004

Las historias como la de Santa Clara implican un retrato de un momento del Uruguay y de su gente. Pablo Bonasso es desde 1998 el responsable de esta estancia que está en manos de su familia por descendencia directa desde 1825. Recuerda especialmente las palabras de su madre: “para tenerla, hay que mantenerla siempre”, si la dejás caer, no la levantas más.

PROG-AMERICANDO-B5-071214.ts.Imagen fija003

Lopecito nos muestra el adentro de la estancia, las fotografías, perfectamente conservadas, y los archivos, todos acopiados con rigurosidad. También conocemos un poco más de la historia de este emblemático espacio ubicado en el kilómetro 162,5 de la Ruta 6 (Florida).

 


Fotos: www.estanciasantaclara.com.uy


Las Más Vistas