“Los padres no conocen el significado de: poner límites”

A un año del lanzamiento de su libro "Educar sin culpa", el psicólogo Alejandro De Barbieri explica cómo surgió el texto y pone varios ejemplos que ve a diario en su consultorio.

El psicólogo Alejandro De Barbieri presentó el libro “Educar sin Culpa”. En Calidad de Vida contó que lo que lo llevó a la creación de este trabajo, fue la recorrida que le tocó hacer durante los últimos años en centros educativos públicos y privados. La demanda era “¿Cómo hacemos para ayudar a que los padres ayuden a los docentes a educar? Porque los centros educativos se encuentran con realidades y ciertas demandas de chicos, que va generando un estrés mayor en el docente y no se puede cumplir con los roles que uno espera de un docente o de un papá”, explicó.

El propósito de De Barbieri es ayudar a los padres a limpiar la culpa por poder pasar poco tiempo con sus hijos. “Que cada uno haga un proceso individual de sanar las heridas de cómo nos educaron a nosotros, de que los sufrimientos que tuvimos nos ayudaron a crecer como persona y dejar atrás eso para poder educar sin culpa, porque con culpa no podemos educar a nuestros hijos”, sentenció.


Sinopsis

Si evitamos que nuestros hijos se frustren, evitamos que crezcan y que maduren. De nosotros los adultos depende reaccionar sin miedo y sin culpa, con amor, pues frustrar es educar. Así como el dolor, las frustraciones son inevitables si se quiere vivir a plenitud. Lamentablemente, el cansancio y el estrés nos dejan a los padres desgastados emocionalmente y sin fuerzas para limitar las demandas de nuestros hijos. Es imprescindible, entonces, que padres #y también docentes# identifiquemos las causas de nuestro desgaste para así recuperar el entusiasmo por educar.


Las Más Vistas