La propuesta: 136 liceos de modelo similar al Impulso para atender a 80.000 alumnos vulnerables

0

Esta semana volvió a estar en debate el modelo de los centros educativos gratuitos de gestión privada. El consejero de Primaria Pablo Caggiani dijo que la idea de extender este modelo es “cara, riesgosa y genera desigualdad”.

Parte de la palabra de Ernesto Talvi:

Yo creo que uno no se puede referir a algo que no tiene nada que ver con lo que uno propuso, lo que importa es que el ciudadano entienda la propuesta. Lo primero es mirar a los ojos al problema.

En eso coincidimos con Caggiani: este sistema genera exclusión y desigualdad. Hay más o menos 400.000 personas viviendo en el área metropolitana de Montevideo con un alto nivel de pobreza, pero lo más importante de lo que ocurre en la periferia es que los chiquilines en su gran mayoría no tienen futuro. Solo 18 de cada 100 terminan el liceo. Quedan condenados a la informalidad, a la dependencia del Mides o a la delincuencia.

Miremos el problema a los ojos y digámosle a la gente hacia dónde vamos. En dos generaciones eso que hoy todavía en una sociedad razonablemente institucionalizada, todavía de clase media, eso que hoy vemos como algo atípico va a ser la regla y no la excepción.

Duplicamos el presupuesto educativo y los resultados han empeorado, no han mejorado. Entonces hay que hacer algo distinto. La propuesta es instalar 136 liceos públicos, laicos, gratuitos y obligatorios para atender a 80.000 chiquilines en todos los barrios vulnerables del país pero con una propuesta institucional y pedagógica distinta, inspirada en el Liceo Impulso que está logrando resultados extraordinarios.