“Los árbitros se sienten indefensos en los encuentros de juveniles porque son terreno de nadie y hay impunidad total” – Teledoce.com

“Los árbitros se sienten indefensos en los encuentros de juveniles porque son terreno de nadie y hay impunidad total”

El abogado de Audaf dijo que "si las medidas satisfacen a los jueces, volverá el fútbol".

Continúan las actuaciones judiciales  a cargo  de la  Julia Staricco por las agresiones a  los árbitros de fútbol Anahí Fernández y Carlos Roca
el pasado sábado en el Complejo de Central Español tras un partido de la categoría sub-19 entre Platense y Basáñez. Los árbitros reclaman garantías para retomar la actividad.

Abordamos el tema junto a Fernando De Los Santos, abogado de Audaf (Asociación Uruguaya de Árbitros de Fútbol).

Los árbitros tienen hematomas, golpes en todo el cuerpo, pero, sobre todo, emocionalmente no está bien. Están con apoyo psicológico que les brinda la AUF.

Estos hechos, sobre todo en divisiones juveniles, se reiteran frecuentemente. No son hechos aislados, se reiteran frecuentemente, aunque no con la intensidad que tuvieron estos.

No hay que justificar lo injustificable. La realidad es una sola: Roca, al ver que el chico estaba tirando piedras a la cancha, habla con el delegado de Platense y le dice que no tire más piedras. Ahí lo identifican como árbitro, se da vuelta y va contra él. Y ahí saltan varias personas y le empiezan a pegar, con gritos de que van a matarlo, de que él también es árbitro y es un ladrón como todo. Ahí empieza todo.

Una explicación lógica no tiene. Pero si se mira en cómo está funcionando la sociedad… quizás ahí se vea, porque vivimos en una sociedad violenta.

Cuando se tomó la medida de paralización sabíamos que las medidas no eran inmediatas ni mágicas, y que esto no se soluciona en una semana. Pero sí necesitábamos señalas claras de que se van a tomar medidas para que hechos así no acontezcan. Estas cosas ocurren cuando no hay control de ingreso. A veces eso pasa porque se trata de encuentros de juveniles, donde normalmente van la familia y los amigos. Aunque parecería que no fuera una situación de riesgo, se ha comprobado que esto se convierte en terreno de nadie, donde hay impunidad total y los árbitros se sienten indefensos.

Ahora se quiere controlar todo en un mismo campo deportivo, donde se pueda tener mayor control, además de aumentar la presencia de guardias, y un aumento de penas a los clubes involucrados. Si un club comete un atropello, ese club tiene que tener las máximas sanciones.

Si las medidas satisfacen a los jueces, volverá el fútbol. Somos optimistas en que sí se va a normalizar la actividad. Todo depende de una asamblea de socios, que es soberana y definirá si las medidas son suficientes para ellos.


Las Más Vistas