Alcaldesa del Municipio D: “Ya había enfrentamientos por liderazgos en Casavalle, pero ahora se han perdido códigos: el valor de la vida no es el mismo” – Teledoce.com

Alcaldesa del Municipio D: “Ya había enfrentamientos por liderazgos en Casavalle, pero ahora se han perdido códigos: el valor de la vida no es el mismo”

"Hoy estamos con aparente calma, los niños están viniendo a la escuela", afirmó Sandra Nedov.

El barrio Casavalle se vio una vez más movilizado por el enfrentamiento entre bandas que terminó con un niño baleado en el CTI del Pereira Rossell. El jueves se vieron completamente suspendidos todos los servicios de la zona, el dictado de clases, la atención en policlínicas, los comercios en general.

¿Cómo viven los vecinos a diario con esas situaciones? Abordamos el tema junto a la alcaldesa del Municipio D, Sandra Nedov.

Hoy estamos con aparente calma. La gente trae a los niños a la escuela, gente jugando en la plaza, los obreros en sus actividades, los ómnibus con sus recorridos habituales: así es el barrio habitualmente.

A partir de los sucesos del año pasado, y de varios audios que circulaban que daban información falsa, determinamos que el ministerio sea el que nos diga cuándo es seguro y cuándo no estar en el territorio. Así, ayer a las seis de la mañana nos llegó un comunicado de que no era conveniente que estuviéramos, y nos sugirieron que cerráramos los servicios públicos. No se suspendieron las líneas de ómnibus.

Hoy estamos acá, con las escuelas teniendo el ingreso normal de niños, como todos los días.

Desde 2010 hasta acá, hemos mejorando en infraestructura y equipamiento. Peor hay otra parte de la complejidad de esta situación, que es a la que tenemos que ponerle un pienso diferente. Antes había otros códigos. Había liderazgos de un lado y del otro, pero había cierto respeto. Los enfrentamientos no se daban a cualquier hora, ni cuando los servicios estaban abiertos. Creo que es un elemento nuevo que tenemos que ver cómo lo trabajamos, porque la vida cotidiana sigue: los servicios tienen que seguir, los niños tienen que ir a la escuela. Esto ha variado, nos perjudica, los vecinos se ven privados de ejercer sus derechos y los servicios se ven menguados.

Hay cosas que son complementarias. Mayor presencia policial puede ser algo disuasivo, que genere mayor sensación de seguridad. Peor hay cosas que no son evitables cuando se tiene una conducta como la de ayer, en la que no importa tirar delante de otras personas, donde la vida de los otros no es valorada. Presencia policial hay. Si ayer hubiera habido policías en la puerta de la escuela, ¿esto se hubiera evitado? Si alguien está decidido a tirar, seguramente lo haga de la misma manera. A la gente de la da seguridad ver que hay efectivos alrededor, porque eso lo planteó la gente cuando se instaló el PADO en la zona. Pero es un tema mucho más complejo. El abordaje tiene que ir más allá de eso.

Los códigos han cambiado. El valor de la vida no es lo mismo para esta nueva generación que lleva adelante este tipo de situaciones que nos dejan de cabeza la zona.


Las Más Vistas