Daisy Tourné: "La forma de caminar mejor en seguridad es dejar de colocarla exclusivamente en el Ministerio del Interior"

La exministra del Interior y candidata a edila en Montevideo apoya a Daniel Martínez para la IM y analizó la interna del Partido Socialista e hizo una autocrítica a los gobiernos del FA.

Hace varios meses que está alejada de la vida política, termino su legislatura en febrero y renunció al Partido Socialista en abril. Sin embargo en las últimas semanas se oficializó su apoyo al candidato a la Intendencia de Montevideo por el Frente Amplio Daniel Martínez. Será candidata a edila por la lista de Movimiento Socialista, aliado histórico del PS, que definió separarse del Espacio 90 para impulsar la candidatura del exintendente debido a la decisión de la departamental del PS de apoyar a la senadora Carolina Cosse.

Uno siente que ya no es su lugar. Eso no quiere decir rencor. Creo que es bueno saber que no perteneces, sano. Fue muy grave para mí que no apoyaran a Martínez, porque teníamos un excelente candidato del Partido Socialista, que además la tiene por su gestión probada.

Creo que es como un desencuentro grave para algunos. Más allá del afecto que tengo para un montón de compañeros, pero creo que hay que tener la valentía de decir que no compartimos determinadas formas de llevar adelante decisiones políticas sin que signifique malestar o rencor.

En términos de psicología, es un emergente claro. Cuando son cosas vinculares, como la pertenencia a una organización, depende de varios.

El socialismo no sé si es 2020 pero se nos ocurrió ponerle socialismo democrático, que sería una redundancia. Queremos resignificar la visión de Emilio Frugoni porque parece que ha sido poco reivindicado su planteo. Me he puesto a estudiarlo y es brutal la vigencia de algunas cosas.

Hablamos de socialismo democrático porque Frugoni hizo una denuncia muy fuerte contra la Unión Soviética.

Está surgiendo un nuevo litigio entre igualdad y libertad que según algunos no es tal. Se habla de libertad-igual. Si repasás los textos políticos de Frugoni, ya los hablaba.

Diferencias entre PS y movimiento socialista

Actitudes, formas de ejercer la autoridad. Para mí el ejemplo más claro fue el que partimos: el hecho de no apoyar un compañero intachable como Daniel Martínez…

Quiero ser cuidadosa porque el PS se merece el respeto de mi parte. Creo que hubo un momento que se propuso algo interesante que no se aceptó, que es lo actitudinal. Si los socialistas que no querían apoyarlo se abrían y no se hacía la escisión monolítica.

Si andamos viendo las izquierdas y los partidos liberales, se discuten los nuevos rumbos. Es como conjugar viejos principios con la actualidad, cómo la gente se empodera y se hace cargo de su consciencia. Esos siempre han sido los desafíos de la política. Creo que nos mediatizamos mucho, hay problemas de alejamiento y escucha.

Creo que es duro meterse en las discusiones ideológicas y ahí están los desencuentros. Cuando la izquierda dice: luchemos contra el neoliberalismo lo ponen solo en el plano económico, que lo hemos hecho con éxito, pero en el plano cultural, del individualismo y consumismo venimos perdiendo 25 a 0.

Creo que hay que insistir en la participación ciudadana. Todavía le falta evolucionar. La gente vota al alcalde. Ahí es donde la gente deja de ser agonista y se vuelve protagonista. En la seguridad trabajamos mucho en las mesas de convivencia y la realidad de la gente cambiaba. La realidad local es mucho más determinante. Incluir la diferencia hace la democracia. Creo que es muy importante que se incentive la participación. He recorrido con Daniel y me impresiona lo mucho que conoce la ciudad y cómo la ciudadanía va con su listita y le reclama. ¡Eso es democracia!

Es complejo cómo perdió el FA, tiene que ver con la cercanía y algunos gestos de soberbia que no nos permitió escuchar la demanda de todos lados. Ponerse el balde y decir que hicimos todo bien. Qué respeto le tenés a la gente… Cuando le salen a explicar las cosas a la gente lo hacen como si fuera tonta. Se vio en todo, incluso en la campaña se moderó un poco. Hubo determinadas cosas que nos costó en reconocer. Con Sendic demoramos mucho para mi gusto. A veces confundimos la decisión política con los afectos que podemos tener. La decisión que se tomó fue la correcta, pero nos llevó mucho tiempo. No cualquier fuerza política le pide la renuncia a un vicepresidente.

Prensa y políticos

La prensa es fatal si se documenta. Hay una tensión entre políticos y medios. No es todo culpa de toda la prensa. Hay prensa obsecuente. Tiene el derecho el presidente Vázquez después de todo lo que se bancó. Ustedes están en todo su derecho de dar su opinión pero cuando se dan la vuelta y los critico yo, no les gusta nada.

La prensa hace su trabajo y lo tiene que hacer. Soy gran consumidora de prensa. No acepto que se generalice a los políticos y se elabore un discurso de antipolítica. Eso me parece mal de algunos periodistas. Ahora, el periodismo formado e incisivo tiene que existir, ¡es democracia!

Seguridad

Si miramos los números diría que me fue bastante mejor que a Bonomi. Creo que se ha incrementado la violentización en el delito y en la sociedad. Es terriblemente complejo ese tema y nadie será Gardel en ese tema. El atisbo de caminar mejor en la seguridad es cuando uno deja de colocarlo en el Ministerio del Interior.

Sigo pensando que la transa de sanidad puede garantizar que mejoremos los niveles de seguridad. Por supuesto que la Policía tiene que ser profesional y mejorar la investigación. Creo que en eso el trabajo con los fiscales es muy importante. Un excelente ejemplo de coordinación es la Operación Océano. Si no hay esa concatenación transversal de acciones no lo vamos a lograr. No se consigue con más años de cárcel.

Sí logramos muchas cosas, como la tecnificación y profesionalización de la Policía. Pero hubo otras cosas que no se lograron. Avanzamos y mejoramos pero el casco duro no lo pudimos revertir.

Allanamientos nocturnos

Es inconstitucional en nuestro país. Ahí hay un problema muy grave: es verdad que hay microtráfico en las noches, pero también es muy delicado. Las normas penales creen que van enfocados solo al delincuente y van a todos los ciudadanos. Cuando el juez lo determina con todas las garantías, tendría que estar ante reales señales de emergencia. Antes de que la Policía llegue, se enteran y la droga va al wáter. Corrupción hay en todas partes.

Creo que habría que pensarlo, pero no es la solución. Son paliativos mínimos.


Las Más Vistas