Docentes pararán en contra de la Ley Urgente: “Hay una supresión a la libertad de cátedra y habrá liceos de una categoría y otros de otra”

"Estamos haciendo uso de nuestro derecho a la protesta con la esperanza de que se abra un debate con los trabajadores de la educación y los estudiantes, que no hemos sido escuchados para este anteproyecto", apuntaron desde ADES.

La Asociación de Docentes de Educación Secundaria se reunió en asamblea general y decidió convocar a un paro para el próximo 12 de marzo, pocos días después del comienzo de las clases. El gremio docente tomó esta medida en protesta por los cambios propuestos en el anteproyecto de Ley de Urgente Consideración elaborado por el Gobierno electo.  Además, Fenapes se reúne el 27 de febrero y no se descarta que se sume a la medida con paros en liceos de todo el país.

Abordamos el tema junto al dirigente Andrés Mancioni.

Hay críticas en varios planos. Algunos tienen que ver con las condiciones de trabajo, en relación a la reforma de estatuto docente, donde habría retrocesos en derechos. Se les otorga a los directores de liceos la potestad de decidir sobre el acceso o permanencia de un docente en su función, en relación al compromiso de un docente con un modo de dar clases.

El director hasta ahora tiene potestades estatutarias de su gestión, pero no potestades gerenciales. El compromiso con una metodología de trabajo específica es algo muy subjetivo. Vemos que acá hay una supresión a la libertad de cátedra.

Creemos que esto es la antesala de cambios curriculares y en cómo se conciben los centros educativos. Creemos que se va a ir a una enseñanza focalizada, que quiere decir que se va a enseñar en cada contexto lo que se presume que se puede aprender.

Hoy concebimos que todos tengan la posibilidad de acceder a todo el conocimiento. Con los cambios que se quiere hacer habría liceos de una categoría y otros de otra. Las problemáticas que tienen los jóvenes de aprendizaje exceden a la educación formal y tienen que ver con sus contextos: es ahí donde hay que tratar que todos tengan igualdad de oportunidades.

¿Las organizaciones sociales no se pueden oponer a algo que proponga el Gobierno?  Varios sectores se han opuesto a diversos artículos de la Ley Urgente. Se tiene que abrir un debate para debatir sobre las verdades necesidades de la educación pública. Los verdaderos problemas tienen que ver con infraestructura y el número de estudiantes por grupo, por ejemplo.

Creo que estamos haciendo uso de nuestro derecho a la protesta con la esperanza de que se abra un debate con los trabajadores de la educación y los estudiantes, que no hemos sido escuchados para este anteproyecto.  Queremos que los aspectos más nocivos sean reconsiderados.


Las Más Vistas