El rol de las Fuerzas Armadas, desde los cascos azules hasta la seguridad interna: “El Gobierno llama a los militares cuando las papas queman”

"Si hubiera voluntad política, el presidente podría ordenar que los militares salgan a colaborar en la seguridad pública", dijo el senador Javier García.

Uruguay podría aumentar en algunos meses la presencia de militares en el Congo. Esta semana comenzó a desplegarse en el país africano el contingente de relevo del Ejército cuyos integrantes están llegando a la zona en varios vuelos fletados por Naciones Unidas. En uno de esos vuelos viajó un grupo  de legisladores, del que formó parte el senador nacionalista Javier García.

¿Cómo fue su experiencia? ¿Qué realidad vive el Congo? ¿Cómo es el trabajo de los militares? Además, ¿qué opina sobre la posibilidad de que los militares trabajen en cuestiones de seguridad interna?

La situación en el Congo y el trabajo de los militares

Es una situación compleja. Es un territorio muy grande. La situación es complicada porque tiene una desgracia: es muy rico en minerales, oro y diamantes, entonces los roban mucho. Hay más de 100 grupos armados que atentan contra las aldeas: violan mujeres y niños, y matan.

Los congoleños están súper agradecidos por la acción de Naciones Unidas: es increíble el reconocimiento. La primera misión es cuidar a la población civil, que es la atentada.

Si una familia y una aldea tienen que elegir entre la vida y la muerte, y les dicen que la respuesta es la presencia del contingente uruguayo…  No parece que haya debate.

Casi 1.000 uruguayos a 9.000 kilómetros de Uruguay, que pasan un año lejos de su casa… no es sencillo estar allí en esa situación. Nadie los obliga a dar aquello que se lo van a remunerar nunca: entregarle un caramelo a un niño, acariciarlo, ser sus amigos. Eso no lo hacen los demás contingentes. Ese humanismo que agrega Uruguay es lo que nos hace diferentes. Los soldados trabajan con profesionalismo y cuidando el aspecto humanitario.

Uruguay está en condiciones de enviar más efectivos. El prestigio que se gana en misiones de paz es lo que hace que hayamos llegado al Consejo de Seguridad de la ONU, por ejemplo. Estar en las misiones de paz es estar en el mundo: como política internacional, nos abre puertas al mundo.

La inseguridad en Uruguay

Hay que cambiar el Gobierno porque así se tiene la mayoría para tomar las medidas que hay que tomar. No podemos esperar dos años, como implica la propuesta de Larrañaga.

La legislación ya prevé que los militares puedan participar en cuestiones de seguridad interna, independientemente de lo que diga el ministro. Lo que importa es la voluntad política.

Si hubiera voluntad política, el presidente y el ministro de Defensa pueden ordenarle a las Fuerzas Armadas colaborar en la seguridad pública.


Las Más Vistas