Ernesto Agazzi sobre su renuncia: “fue intencional para que entren compañeros con nuevos sentires y saberes”

El Flaco dijo que se dedicará a la formación política de los militantes y que los parlamentarios deben ser más transparentes con el dinero que cobran.

Ernesto Agazzi tiene 74 años. Es ingeniero agrónomo, estuvo en prisión durante la dictadura e ingresó al Parlamento en el año 2000. Este 2016 decidió renunciar a su banca para dar paso a las nuevas generaciones y fue homenajeado por sus correlegionarios. “Empezó siendo una renuncia y terminó siendo un homenaje. Que un Bordaberry hable bien de un tupamaro es una cosa que solo en este Uruguay sucede”, dijo en Desayunos Informales. 

“La explosión de lo positivo [en la sesión del miércoles del Parlamento] se basa en una crítica a la actualidad. Todos decimos que no hay que atornillarse a la silla. Lo bravo es sacarse el tornillo”, agregó Agazzi.

“Fue exagerada la sesión. Me parece que el Senado precisa ciertos momentos que desinflen la sesión. Tratando de mi renuncia se habló de un montón de cosas. Yo fui la excusa”, subrayó.

El Flaco explicó que la renuncia fue programada ya que a principios de año definieron que entren “compañeros con nuevos sentires y saberes”. Su banca la ocupará Daniel Garín que desde junio viene alternando en las comisiones. “Los sentires y saberes son diferentes. Los que militamos en los ’60 tenemos un acervo de experiencia que ustedes no tienen. Y eso hay que vivirlo. No tiene nada que ver con los objetivos que uno tiene en la sociedad pero sí con la reacción instantánea que uno tiene frente a cosas. Nosotros somos más estructuralistas, los nuevos son más coyunturalistas”.

También se refirió a la carta a mano que le escribió José Mujica. Dijo, entre risas, que el Pepe ha hecho “muchas cosas bien por el país pero en algunas se equivocó, como ésta”. Además expresó que “no renunció formalmente pero en el Senado está poco porque no puede” y que no le va a dar consejos a Mujica sobre si tiene que renunciar o no.

Agazzi se dedicará a la formación política de los militares y que no le gusta “figurar mucho” y que prefiere “trabajar y estudiar”.

Por último dijo que no le corresponde cobrar la jubilación y que se deben arreglar los sueldos parlamentarios, porque reciben dinero que se utiliza para otras cosas. “Habría que ser más cristalinos, nos dan una partida para prensa pero hoy en día la mayoría de los diarios se pueden leer en el teléfono, ¿para qué nos van a dar esa partida?”, se preguntó.


Las Más Vistas