Falta de voluntad política tiene “dormido en un cajón” al proyecto de un Sistema Nacional de Trauma y Emergencia – Teledoce.com

Falta de voluntad política tiene “dormido en un cajón” al proyecto de un Sistema Nacional de Trauma y Emergencia

Busca ordenar y coordinar los recursos que ya se tienen para asistir a personas afectadas en siniestros de tránsito en rutas nacionales.

El avión comprado por Presidencia de la República realizó el fin de semana su primer vuelo sanitario  para trasladar a un paciente desde Rivera a Montevideo. Más allá que el traslado  fue exitoso, la noticia reavivó el reclamo por la demora del Gobierno en tratar el proyecto de ley que crea el “Sistema Nacional de Trauma y Emergencia”, que dispone un protocolo para  el traslado de quienes sufren  accidente de tránsito en cualquier parte del país.

Ese proyecto  fue presentado hace más de un año al Parlamento por parte del Sindicato Médico del Uruguay (SMU), la Unasev y Facultad de Medicina, pero al menos hasta este lunes -según lo que averiguó la producción de Desayunos Informales- el texto “duerme en un cajón” del Ministerio de Salud Pública.

Abordamos el tema junto al expresidente del SMU, Julio Trostchansky.

El proyecto del “Sistema Nacional de Trauma y Emergencia”

El problema está en darse cuenta que los siniestros de tránsito son una epidemia en salud pública, que es la primera causa de muerte en los menores de 40 años, con un costo social y económico que supera ampliamente al de las otras enfermedades que se combaten. Hablamos de una enfermedad que se puede prevenir y tratar.

En lo que tiene que ver con la asistencia en estos casos, ahí estamos en falta como país. En las rutas nacionales no hay cobertura de emergencia móvil. En las ciudades del interior, las unidades móviles llegan hasta los límites de la ciudad, igual que en Montevideo.

Quien llega primero al lugar del siniestro de tránsito es personal que no está entrenado para asistir o que no tiene las condiciones para trasladar a las personas en las condiciones adecuadas y en los tiempos necesarios. El tiempo que se demore tiene una consecuencia directa sobre lo que pase después. Por cada muerto en siniestro de tránsito hay 700 uruguayos por siniestro que quedan con lesiones permanentes, y casi 20.000 que tienen lesiones transitorias.

El Sistema Nacional de Trauma y Emergencias Médicas viene a dar una respuesta coordinada y continúa para asistir a las personas. No se trata de invertir dinero, sino de ordenar y coordinar todos los recursos que tenemos.

Si el MSP no toma la iniciativa en este proyecto, creo que la tomará el Parlamento a través de la Comisión de Salud. Uruguay tiene todos los aspectos que el sistema requiere. Lo que no tiene es una centralización de esos recursos, que uno sepa cuando se produce el siniestro de tránsito que se va a concurrir al lugar del hecho porque se dispone de la organización adecuada. Hay que llevar al paciente al mejor lugar posible en el menor tiempo posible.

Se requiere voluntad política para este tipo de cosas.

Los cambios en ASSE

Creo que Carámbula es un excelente profesional, que puede llevar adelante cualquier emprendimiento. Pero creo que Uruguay perdió la oportunidad de mostrar una forma diferente de actuar en el sistema de salud pública, de definir los lugares no por una cuotificación política, sino por un sustento técnico demostrado en la gestión.

Se perdió la oportunidad de mostrar una imagen de renovación, personas y formas de ver la asistencia a nivel público. El director del Maciel reunía todas esas características.

No voy en contra del nuevo directorio. Pero entiendo que ASSE es un lugar donde se atiende a la población más desprotegida. Y puede llegar a fracasar la reforma sanitaria si no se implementan mecanismos que puedan ser tomados como ejemplos. Hay personas que creo que están más aptas para eso.


Las Más Vistas