Gerardo Caetano analiza las internas 2019: “Sartori le hace daño al Partido Nacional, y mucho más daño hace si gana”

"Estamos transitando un Frente Amplio en inflexión", apuntó, y agregó que la izquierda podría perder el Gobierno. "Talvi es un buen candidato, pero Sanguinetti le da al partido una impronta muy colorada", señaló.

Las elecciones internas están a poco más de mes y medio. Los precandidatos ya han mostrado todos sus principales líneas de acción y sus campañas están en marcha.

¿Qué podemos esperar de las internas? ¿Cómo se perfilan los candidatos? ¿Cómo afectará los resultados el trayecto hacia las elecciones nacionales? Abordamos el tema junto al historiador y politólogo Gerardo Caetano.

Esta es una campaña rara, en la que han surgido los llamados “cisnes negros”, eventos raros, fuertemente disruptivos y muy difíciles de predecir. Si hubiésemos dicho hace un año que un tal Sartori iba a ser candidato por el Partido Nacional… hubieran dicho que no.

Tenemos un sistema de partido en el que lo que hace un partido afecta al otro, y viceversa. Si nos hubieran dicho que el comandante en jefe del Ejército iba a pasar de hacer campaña política a ser candidato presidencial de un partido político… hubiese sido raro.

O el hecho de que Novick construyó rápidamente un partido de nuevo, que ya tiene representación parlamentaria, sin haber habido elecciones.

El cisne negro de la política uruguaya del 2019 puede ser Sanguinetti: si lo es, hablamos nuevamente de que la política uruguaya es muy tradicional. Porque, por lo general, los cisnes negros suelen ser jóvenes y nuevos.

Talvi es un buen candidato, pero Sanguinetti le da al partido una impronta muy colorada. Los partidos necesitan rejuvenecimiento. Los liderazgos no se heredan, se conquistan por votos. Sanguinetti es ampliamente favorito para ganar la interna, pero si Talvi le llega a ganar… hablamos de un político que llega tarde a la política, pero que estaría empezando con mucha fuerza.

La interna del Partido Nacional siempre es más emocional. Reiterar el clásico Lacalle-Larrañaga no era demasiado atractivo.

Las encuestas en esta etapa tienen un trabajo desafiante, que hace que lo que proyecten sea muy dudoso. El 2014 no fue bueno para las encuestas. En cada uno de los partidos se perfilan ganadores, aunque ninguno está seguro.

Tenga una opinión muy dura respecto a Sartori. Pedir el voto a los ciudadanos es algo muy fuerte, hay que tener mucho respeto. Se interesó en la política hace seis meses, lo único que le aporta a la campaña es plata, se permite responder a preguntas periodísticas diciendo que no sabe. Sartori le hace daño al Partido Nacional, y mucho más si gana. Las propuestas que da son absolutamente irresponsables.

El votante de Sartori existe en toda América Latina: es el votante de la autoverdad. Es el votante del que opina en las redes.

Estamos transitando un Frente Amplio en inflexión, hay otro Frente Amplio. La tríada que lo ha hecho crecer y llegar hasta donde está ya no está. El Frente Amplio corre riesgo de perder las elecciones. Quince años de gobierno desgastan.

Los exvotantes frenteamplistas podrían volver de acuerdo a quién vean enfrente, pero otros que no. El Frente Amplio no va a tener mayoría legislativa, y blancos y colorados sumados tampoco. Va a haber balotaje. Es muy posible que la oposición tenga mayoría legislativa, pero que en el balotaje no logre sumarse. Será un gobierno en minoría, que deberá gobernar caso a caso, ley a ley, asunto a asunto. Se requerirá diálogo y puentes.

Veo una campaña muy crispada, y temo que eso dinamite puentes y dificulte el diálogo cuando seguramente el país más lo necesite.


Las Más Vistas