Graciela Bianchi cree que las transiciones de gobierno en Uruguay son muy largas: “Estos meses van a ser complicados por cosas innecesarias”

La senadora electa del Partido Nacional habló del gobierno de la educación, su posible suplencia al presidente en caso de ausentarse y de los traspiés de la transición.

Cuando transcurre menos de una semana de la transición hacia marzo de 2002, ya estallaron las dos primeras polémicas entre el actual gobierno y el gobierno electo: por un lado la decisión de no aumentar las tarifas públicas, y por otro las designaciones de los futuros generales del ejército en enero de 2020. A Graciela Bianchi le preguntamos sobre su balance de este proceso y las expectativas que mantiene con el futuro gobierno de Luis Lacalle Pou.

Suplencia como presidenta

Es un tema protocolar. La Constitución establece los mecanismos  de suplencia. En caso de vacancia temporal, reitero que es un orgullo. Es cubrir un lugar que funciona todo el tiempo. Álvaro Delgado está orgulloso de que esté en lugar del presidente.

Luis no se enfrentó a nadie de la coalición en la campaña electoral. Cuando tuvo que enfrentar al FA, lo hizo.

Soy la coordinadora de mi sector y me llevo muy bien con mis excompañeros del FA.

Nunca se me pidió bajar un poco los decibeles. Hubo momentos en los que Luis se puso nervioso. Después del debate resolví que no iba a ir más a un programa. No fue una orden de Luis. Conozco al FA y no me sorprende lo que están haciendo ahora. Sé cómo se actúa. No actúan de mala fe pero hay chicanas que no son necesarias.

Transición de gobierno

La transición es muy larga. Debería ser como la argentina. Antes eran transiciones entre el PN y PC que tienen identidades ideológicas. Estos meses van a ser complicados con cosas innecesarias.

Gobierno de la educación

Me llama mucho la expresión de Olivera, de Fenapes. No sé si le están hablando a su barra porque más del 80 % de los docentes no están sindicalizados. Por algo es que Robert Silva puede llegar al consejo con los votos.

Conozco a Pablo Da Silveira y no es neofascista. Es sí de carácter muy fuerte con convicciones muy fuertes. Te dice cosas muy fuertes y toma decisiones muy fuertes con total serenidad.

Cuando los docentes se sientan librados de muchas presiones de directores que ponen y sacan consejeros.

No va a haber problema. Van a ser los mismos docentes que los pondrán en su lugar. Una de las cosas que vamos a hacer es fortalecer el rol del docente, porque no les importa tanto el salario. Están deseando trabajar en un clima institucional diferente.


Las Más Vistas