“Hace 20 años queríamos ser un paraíso fiscal, ahora estamos desmontando el marco legal que toleraba la venida de dineros informales”

El director de la Secretaría Antilavado explicó la investigación en torno a "la ruta del dinero K".

Los datos que surgieron en Argentina sobre la “ruta del dinero K” y los detalles que aportaron  los “cuadernos de las coimas” hicieron que avanzara en Uruguay la conexión local de esas irregularidades.

Según los documentos, unos US$ 200 millones fueron traídos a nuestro país.  La Secretaría Antilavado reactivó la investigación que en 2016 dio con el paradero del campo El Entrevero en José Ignacio, vinculado al empresario kirchnerista Lázaro Báez.

Abordamos el tema junto a Daniel Espinosa, director de la Secretaría Antilavado.

La Secretaría Antilavado no reactivó la investigación, sino que fue el fiscal Luis Pacheco. El mismo grupo de trabajo que estuvo en tema de Lázaro Báez, estamos buscando posibles activos financieros o bienes inmuebles en el Uruguay que puedan tener que venir. ¿Cuánto quedó en Uruguay? Se habla de muchas cosas, pero lo concreto es lo que podamos encontrar.

Hay algún terreno que con la nueva información puede cambiar su situación. Ahora hay posibilidades de llevar adelante otras acciones.

La caja chica de los argentinos está en Uruguay y el lavado grande en otros países, eso es lo que siempre se dice. Por lo tanto, acá algo seguro que hay, pero no creo que los 200 millones de los que se habla estén acá.

Todos sabemos que Uruguay durante muchos años vivió promoviendo la venida de ese tipo de dineros. Hace 20 años queríamos ser un paraíso fiscal, básicamente para los argentinos y brasileños. Lo que se ha venido haciendo desde hace 15 años es desmontar un marco legal que toleraba la venida de dineros informales.

Hay normas aprobadas en los últimos tres años que cambian la situación significativamente. Como determinar los beneficiarios finales de una determinada sociedad. La Ley de Inclusión Financiera establece que no se puede comprar inmuebles en efectivo, por ejemplo. Y el delito fiscal como precedente del lavado de activos.

Si no cooperamos, no encontramos nada.


Las Más Vistas