Juan Justo Amaro: “Sendic me reconoció que estoy comiéndome un garrón. No vi ningún delito en Ancap”

El exdirector colorado de la petrolera dijo que tiene la "absoluta tranquilidad" de no haber recibido ningún tipo de beneficio por sus decisiones.

La jueza especializada en Crimen Organizado Beatriz Larrieu tendrá la última palabra en la causa sobre presuntas irregularidades en Ancap y -por estas horas-  fijará la fecha de la audiencia para que las defensas de los involucrados hagan sus descargos, luego de que el fiscal Luis Pacheco pidiera el procesamiento sin prisión de nueve implicados, entre ellos Raúl Sendic.

Otro de los acusados por Pacheco es el exdirector colorado de Ancap Juan Justo Amaro, quien expresó su molestia con el pedido del fiscal, pero además acusó a Pacheco de “gatillo fácil” y apelará un eventual procesamiento.

He recibido miles de mensajes de apoyo, pero cuando a uno le interesa el honor en la vida… el dolor es grande ante estos casos. En mi familia algunos no pudieron ir a trabajar por los dolores de cabeza. Pero lo que no te mata, te fortalece: yo siempre voy a dar la cara.

¿A mí de qué me acusan en la causa Ancap? Yo dije alguna vez que no había visto actos de corrupción, porque sino los hubiera denunciado. Me acusan de un delito de abuso de funciones. Asumí en julio de 2010.

Hoy Trafigura sigue vendiéndolo petróleo a Ancap, sigue teniendo licitaciones. Cuando yo asumí, la empresa ya estaba haciendo esas operaciones. El tema acá es el voto. No encuentro explicación por qué a unos sí y a otros no.

Si el delito es votar algo que esté equivocado creo que no va a quedar nadie en el sistema político que no quede procesado por abuso de funciones. Lo que tiene que haber para que eso pase es que haya un beneficio propio. Y eso no pasó. No tengo ahorro, no tengo riqueza, no tengo hijos en el Estado.

Me llegó un tema, pedí asesoramiento, me dijeron que estaba dentro de la legalidad y lo voté. Eso fue lo que pasó.

La única vez que usé la tarjera corporativa en el exterior fue por me robaron en Londres. Y devolví 3.300 dólares, aunque algunos dijeron que si era en servicio no tenía por qué devolverlos: pero yo quería dormir tranquilo.

Tengo excelente relación con Sendic, pero que él defienda su gestión. Ayer me llamó y me reconoció que yo me estaba comiendo un garrón. Le deseé suerte. También me llamó el intendente Enciso, con quien tengo una mala relación política, para manifestarme su solidaridad.

Tengo la absoluta tranquilidad de que yo no recibí ningún beneficio. Si yo hubiera interpretado que Sendic cometió delitos, lo hubiera denunciado. Pero yo no vi delitos.


Las Más Vistas