La AUF espera al 15 de julio para evaluar resultados y avanzar en el regreso del fútbol

El presidente de la Asociación, Ignacio Alonso, contó qué se piensa hacer sobre lo propuesta de Uruguay como sede de la Libertadores y el impacto que la pandemia ha tenido sobre las arcas del fútbol.

Uruguay podría llegar a ser la sede de la etapa final de la Copa Libertadores que, al igual que el resto de las actividades deportivas, se vio suspendida por el coronavirus en la región. Al parecer, la idea fue manejada en una conversación entre el presidente de la Conmebol, el paraguayo Alejandro Domínguez, y el propio presidente de la República, Luis Lacalle Pou. ¿Cómo es vista esta idea desde la Asociación Uruguaya de Fútbol? ¿Qué pasa mientras tanto con el regreso del fútbol local?

Hay que separa dos planos y distinguir lo gubernamental de lo federativo. La Federación tiene el plan del formato original. De todas maneras, la situación de Sudamérica en la pandemia es distinta. Un día, tuvimos una conversación con el presidente de la República, Álvaro Delgado y Armando Castaingdebat.

Ha habido reuniones en las que se habló del fútbol. Sabemos que el ministro Salinas tuvo una conversación de ese tema con sus pares de la región. También el presidente de Conmebol hizo una exposición del protocolo de salud.

En el plano de lo federativo, la Conmebol presentó el protocolo para volver al formato original. Creo que es muy prematuro hablar sobre el punto.

La AUF está alineada a la Conmebol. Lo cierto es que el Gobierno en intercambio informal se manejó. Uruguay tiene una alternativa ofrecido como país.

Álvaro Villar nos pidió una reunión para hablar de deporte. Nos trasladó este punto. Creo que habló con Lombardo.

Lo están pensando para primavera. Sabemos que es una situación complicada. Lo cierto es que el plan que presentó Domínguez contempla lo proyectado. Depende de los países. No hay posibilidad si los gobiernos no aceptan el plan de trasiego de la Conmebol.

La Copa Sudamericana deriva de la Libertadores. Lo que ha existido es alguna idea informal.

Fútbol uruguayo

Avanzamos a una nueva etapa. Como buena señal esperamos al 15, que nos reunimos con el MSP para evaluar los 15 días que pasaron viendo la evolución epidemiológica. En la medida vamos a poder ver si tenemos una fecha de inicio. Hemos escuchado a las autoridades de poder adelantarla un poquito.

Teníamos que plantearnos un periodo de seis semanas para que los futbolistas se entrenaran. Tenemos que abrir una temporada, jugarla en seis meses, entregar clasificados a la Libertadores y un campeón uruguayo. No podemos empezar el campeonato sin esa preparación que no necesitaron en Europa.

No queremos perder el año de las juveniles ni de los femeninos. El fútbol sala y playa en todas las divisionales, OFI quiere reactivar.

Vamos a volver con los puestos de trabajo cubiertos pero con una situación de contratos pre-covid en un mundo que estará afectado por el covid. El mercado de transferencias de Europa estará frenado, como en EEUU, México, Chile, Argentina o Brasil. Muchos de los mercados están frenados y eso va a afectar la transferencia de jugadores.

Vamos a tener que sacar del bolsillo de la AUF para cubrir. Es un desafío tremendo. Hay ocho rubros y diría que los más afectados son siete. Los que tienen un rubro “más exportador” son los más afectados.

Todos los sectores sabemos que tienen que poner algo de sí. Entendemos que va a haber un acuerdo.

La selección

Las masculinas dependen de la fijación de los torneos juveniles, que no se jugarán en fechas originales y dependerán de cuándo jueguen las divisiones juveniles. En la mayor se orienta por la eliminatoria, porque está fijada para setiembre. Ahí se complica, porque habrá que llevar y traer equipos donde deberán cumplir la cuarentena.


Las Más Vistas