La palabra de los productores rurales autoconvocados: afirman que todos los Gobiernos les han agregado costos y que Benech no va a arreglar nada

"En el campo y en los pueblos del interior: todos estamos pasando por un momento en el que no nos da la plata".

El grupo de productores agropecuarios “autoconvocados” define los detalles de un documento que le presentará al Gobierno el próximo 23 de enero. Entre los pedidos, podrían figurar la rebaja en los precios de los combustibles y la exoneración de los aportes al BPS.

¿Qué otros aspectos incluirá este documento? ¿Qué medidas podrían tomar si sus reclamos no son escuchados? Abordamos el tema junto al productor José Irureta, delegado del grupo de Durazno.

No vamos a comparar el 2002 con ahora, porque eran otras circunstancias. El tema es que en el 2002 los costos también eran diferentes. Y acá no estamos quejándonos de los precios de la carne o los commodities, que son buenos: no nos podemos quejar por eso. Pero los costos han venido subiendo más aceleradamente de lo que podríamos producir por hectárea.

El peso del Estado y más, ese es el tema. Del 85 para acá, cada Gobierno que ha ido asumiendo nos ha ido agregando costos. No hablamos de temas partidarios. Todos los Gobiernos han ido agregándole costos al Estado desde la vuelta de la democracia.

Yo soy totalmente apolítico. Cada Gobierno hizo lo suyo. Ningún productor representa a ningún partido. En nuestras reuniones no se ha presentado ningún dirigente político. Pero no voy a decir que no hay políticos que no quieren sacar rédito político de esto: nos han ofrecido de todo, pero no los hemos dejado entrar porque no nos interesa.

A mí también me molestan las intendencias blancas que nos suben la contribución inmobiliaria. No es un tema de colores. En los últimos dos meses me ha llamado gente para crear un partido nuevo.

En el campo y en los pueblos del interior: todos estamos pasando por un momento en el que no nos da la plata. Llegar a fin de mes es un problema, y eso no puede ser.

A Benech ya lo conocemos. A Aguerre lo conozco desde los 23 años: es una persona inteligente, capaz, un productor de primera línea. Benech no va a arreglar nada.

Las gremiales agropecuarias estuvieron en Durazno, no fueron los presidentes porque no querían meter presión. No hay confidencialidad en el tema: no hay nada para descubrir sobre lo que está pasando.

No es un tema partidario: que quede bien claro. Después del 23, la idea es que hablen dos o tres personas en representación de todos para leer una proclama. El 26 vamos a entregar el petitorio.

Me parece muy bien que el Gobierno ayude a la gente que pasa mal o pasó mal. Somos gente del campo: no nos gusta ver a nadie pasando mal. Pero sí nos molesta un poco cuando le dan plata a gente que tiene 25 o 26 años, que es gente que está para trabajar.


Las Más Vistas