“Los cupos alcanzaron y alcanzan”: más de 3.000 personas pasaron por refugios durante el invierno; ahora, el Mides apuesta por centros diurnos – Teledoce.com

“Los cupos alcanzaron y alcanzan”: más de 3.000 personas pasaron por refugios durante el invierno; ahora, el Mides apuesta por centros diurnos

"Layera se equivocó al decir que no hay coordinación", dijo la subsecretaria del Mides, y remarcó que el plan de intervención en Casavalle ya había sido votado en 2015.

La subsecretaria del Ministerio de Desarrollo Social, Ana Olivera, coincide con el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, en que es necesario realizar una intervención especial en Los Palomares de Casavalle, y que en la zona surgieron “episodios y situaciones de violencia” a las que no estábamos acostumbrados.

También reconoce que “hay más personas en situación de calle” que se niegan a ir a los centros de acogida.

¿Qué balance realiza el Mides sobre el trabajo de los refugios durante este invierno que está a punto de terminar? ¿Se avanzó en la inclusión social de las personas que viven por fuera del sistema?

Hay un balance primario y otro que haremos el próximo mes con todas las instituciones que trabajamos con las personas en situación de calle.

Nuestra primera aproximación habla de 2.600 cupos ocupados prácticamente de forma permanente: más de 3.000 personas pasaron durante el invierno. Para muchos la estadía en la calle fue transitoria, pero en otros casos cuesta más.

Los cupos alcanzaron y alcanzan. Pero eso no quiere decir que si tuviéramos que entrar a todas las personas que están durmiendo a la intemperie no tendríamos que crecer más.

El promedio es más o menos el mismo que el anual de las personas que pasan: son personas que se vinculan con su familia, que pueden acceder a una pensión.

Hay otras situaciones que hacen que las personas se resistan, por lo que en algunos casos hemos llegado a la judicialización.

Hoy tenemos una situación distinta a la que teníamos el año pasado en esta misma época, en relación a la cantidad de adultos en calle, que esencialmente provienen de la privación de libertad. Tenemos que trabajar adentro, algo que hace el Ministerio del Interior. Cuando un juez dice que una persona va a salir, es fundamental saber hacia dónde va. Porque muchos no pueden volver con sus familias, o es conflicto que vuelvan al lugar donde se vinculaban con el ámbito delictivo.

La tarea de retirar los campamentos en calle la realizan el Ministerio del Interior junto a la Intendencia de Montevideo en aplicación de la Ley de Faltas. Esa gente va a centros del Mides, donde se trata de convencerla.

En los refugios, además, se trata de ver si se puede conseguir trabajo, de ver si se puede revincular con la familia, cuáles son sus capacidades. Y también se aborda el tema de las adicciones directamente en la calle.

No estamos haciendo más de lo mismo. Hay cambios. Lo próximo es la apertura de tres centros diurnos, porque hoy tenemos uno solo, además de los centros 24 horas que existen. En pos de que no sea solo el pernocte, sino también otra atención.

La intervención en Los Palomares de Casavalle

Lo que pasó se enmarca en la Operación Urbana III, y fue votada en el 2015 por la Junta Departamental.

Yo creo que Layera se equivocó al decir que no hay coordinación, y también lo dijo el ministro Bonomi. Estamos trabajando juntos desde hace muchísimos años. La zona de Casavalle es la que tiene la mayor población salida de la cárcel. Y el 50 % de las personas tiene un trabajo formal.

Era necesaria la intervención policial para poder llevar adelante otro conjunto de actividades.


Las Más Vistas