Pablo Bartol se perfila como eventual ministro de Desarrollo Social de Lacalle Pou: “Mi propuesta va por el lado del afecto, de querer de verdad”

Afirma que la represión debe ir acompañada por la integración social. Además, señala que no firmó la propuesta de Larrañaga.

Desde hace 21 años, Pablo Bartol dirige el centro educativo Los Pinos, en Casavalle, que él mismo fundó. En octubre y durante el congreso del sector Todos, en Trinidad, Flores, el precandidato nacionalista Luis Lacalle Pou lo presentó como su referente en políticas sociales. Hay quienes ya lo indican como el futuro Ministro de Desarrollo Social.

Me convocaron a la política y es difícil decir que no. Luis Lacalle te va enganchando de a poco. Llevo 21 años dedicado a este tema, y me dijeron desde la política que algo así se podía hacer a nivel país. Lo que hay para trasladar no es el proyecto educativo, sino la experiencia de inclusión de una comunidad en un proyecto de superación.

La esencia de Los Pinos es que tiene una comunidad entera dedicada a sacar adelante a sus familias en pos de la superación. La gente tiene un sentido de cuidado y pertenencia del lugar. Muchos dicen que está mucho mejor que cualquier colegio de Montevideo. Hay un sentido de que se va a salir adelante.

Los que están cambiando el barrio son los propios chicos, que muchos llegaron a la Universidad y ahora trabajan en Los Pinos.

Creo que el Mides es un buen lugar desde el que hacer una transformación social. El Mides a veces tiene un discurso de desesperanza o derrotismo, y eso es malo. A la gente hay que darle sentido para su vida, ponerle al lado a alguien que realmente lo quiera. Lo mío va por el lado del afecto, de querer de verdad. Veo mucha gente que tuvo intenciones iniciales buenas, pero luego fracasaron en la realidad con sus ideas malas, y ahora están descreídos, creyendo que ya no se puede hacer nada.

Estás en el horno si perdés el contacto con la gente real y sus problemas reales. Lacalle Pou me ofreció trabajar mucho y dedicarme a la campaña. Hablamos de cargos, pero la política depende de ganar y de negociaciones políticas. Me habló de una tarea de convencer a la sociedad de un camino que no es fácil. Tiene que haber represión social, pero si eso no va acompañado de esfuerzos inmensos de integración social no vamos a ir a ningún lado. Me pidió estar un año recorriendo el país explicando la idea de la integración social necesaria, y de que necesitamos volcar recursos para eso.

No me gusta el mensaje de que esto se soluciona con más militares en la calle. No firmé la propuesta de Larrañaga.

El docente Gregorio Medina me va a suceder en Los Pinos. Estoy confiado en que queda una institución armada y que sabe lo que quiere.

Nunca tuve afiliación partidaria, he votado de todo un poco, incluyendo al Frente Amplio. Lo mío fue siempre la militancia social.


Las Más Vistas