Padre de joven herido aseguró que ni él ni su amigo muerto estaban armados – Teledoce.com

Padre de joven herido aseguró que ni él ni su amigo muerto estaban armados

Álex Hermida denunció que los policías amenazaron a su hijo. En la escuela del barrio, por otro lado, se trabaja con normalidad.

La Policía recibió la denuncia de una moto robada por dos jóvenes y en el Marconi un patrullero vio pasar un vehículo con dos personas que cumplían con esas características. Ese fue el principio de los incidentes que sacudieron la zona el viernes y que la tienen todavía sin servicios de transporte, salud y educación.

Después se probó que la moto no era robada sino que pertenecía al chico que la conducía, pero quien igual aceleró para escapar del patrullero. Según un efectivo policial el que iba de acompañante sacó un arma y comenzó a dispararles. “Era su vida o la mía”, declaró el oficial, que primero le tiró a las ruedas. Los dos jóvenes cayeron, y el acompañante le habría seguido disparando, por lo que el policía lo mató. Al otro, el conductor, una bala le dio en la cara y le hizo perder un ojo. Además recibió otro tiro en el pecho.

De acuerdo con Álex Hermida, el padre del joven herido, que continúa internado, ninguno de los dos jóvenes estaba armado. Afirmó en entrevista con Desayunos Informales que se les realizaron pericias técnicas a ambos y que eso demostraría que ninguno efectuó disparos. Además, el arma que había en la escena estaba lejos del cuerpo del fallecido y Hermida contó que el policía declaró haberla pateado para alejarla del joven muerto, a lo que él se pregunta cuál sería la necesidad de eso si ya había fallecido.

Hermida denunció además que su hijo fue golpeado por los policías en el camino a la policlínica, quienes lo habrían amenazado de muerte. Dijo que el menor aceleró para escapar del patrullero -lo que consideró “una estupidez”- porque no tiene libreta de conducir y no quería que le sacaran su moto.

Desayunos Informales se comunicó con Mónica Olivera, directora de la escuela 326 ubicada en el barrio, que contó que se está funcionando con relativa normalidad. Dijo incluso que los alumnos no han hecho comentarios respecto de lo sucedido ni han tenido problemas de convivencia.

“Yo personalmente me siento muy bien trabajando acá”, contó. “Tratamos de mantener vínculo con la familia, mediación en los conflictos”. Dijo que no recuerda otros eventos de violencia como el vivido la semana pasada.


Las Más Vistas