Raúl Viñas sobre UPM: "No podemos seguir creyendo en espejitos de colores"

El Movimiento por un Uruguay Sustentable presentó una acción de amparo en la Justicia en la que denuncia que UPM incumplió las condiciones ambientales por las que se autorizó la instalación de su planta en Pueblo Centenario. La agrupación requiere la suspensión de las obras mientras estos requisitos no se cumplan a cabalidad. Conversamos con Raúl Viñas de MOVUS para conocer más sobre cómo se está dando este proceso frente a la Justicia.

Si bien la segunda audiencia por este caso iba a ser llevada a cabo ayer, la instancia fue cambiada para la tarde del miércoles 18.

Esperamos una resolución y tenemos la esperanza de que sea la mejor y se paren las obras y que se cumplan con las reglas como debe ser.

Sería una sorpresa. Sabemos que ha habido grandes movimientos en la empresa para aumentar el trabajo que podría presentar, pero esto tendría que haber sido presentado hace un año. Igual esas cosas tienen que ser estudiadas y aprobadas. Puede ser que el estudio no sea aprobado y acá hay estudios críticos.

Acción de amparo

La empresa tenía que presentar de acuerdo con la resolución una serie de cosas como un estudio para establecer una línea de base 2 años antes de la operación y un año antes de cualquier modificación que pueda afectar al terreno en donde está siendo la construcción. Vimos que la zona está cambiada y cubierta de hormigón. Se han hecho construcciones. No ha habido una línea de base para ver que va a pasar con todo eso y conocer exactamente la situación previa para saber luego a partir de ahí qué cambios hubo.

El plan general de monitoreo, agua subterránea en el predio y en el entorno, calidad del ruido, variables socioeconómicas. Eso tendría que estar presentado en noviembre y no se presentó. Antes de colocar un ladrillo, tendría que haber un año de mediciones. La seguridad jurídica se está cumpliendo e nuestro país cuando le viene bien a la empresa.

Vimos todo el expediente. Nuestro acceso es a partir de accesos a la información pública que hacemos como ciudadano. La empresa hizo accione y puede ser que las haya coordinado con la parte política de la Dinama. La Dinama dijo que los estudios no están. Está un poco disociada la cosa igual. Si yo me pongo a construir una casa sin permiso, va a avenir la intendencia y me va a multar. Cualquier arreglo que esté con la empresa y la Dinama o con quién sea, no está plasmado en los documentos.

Estamos yendo a la Justicia porque informamos de esto y no se tomaron acciones y el último recurso era la acción de amparo.

Las obras empezaron en setiembre del año pasado. Se empezaron a hacer los primeros movimientos y hubo diferentes momentos donde se fueron  haciendo cosas. Desde el primer momento se incumplieron cosas. Estamos quedando como país hacia afuera de una forma mala. El empresario ve desde afuera que si tengo poder y dinero puedo venir y hacer lo que quiero. Ese no es el país que queremos ni que tenemos.

Contaminación del Río Negro

Nuestro ambiente está cambiando. Es un rio 10 veces más chico que el rio Uruguay y ellos van a instalar una empresa de dos veces su capacidad. El tema es que ellos ya están operando. Si los planes no funcionan, la planta no se puede instalar. Si la planta no logra demostrar que sus acciones no aumentan la contaminación del río Negro, la planta no debería ser instalada. Eso se tiene que hacer previo porque si no todo esto se hace ponerte frente a un hecho consumado. Les estamos permitiendo que se avance en una planta sin que se demuestre que esa planta no va a contaminar el ambiente. Eso perjudica el derecho a un ambiente sano.

Todos los plazos ya se violaron. La firma de contrato ya cumplió tres años. El atraso sale a partir de una situación sumamente vergonzosa que fue el otorgamiento de una autorización condicionada a estas cosas cuando estos permisos tendrían que haber estado antes. Esa autorización ambiental se dio con incentivos económicos a los funcionarios de la Dinama. La parte política de la Dinama no actuó de forma correcta.

El contrato jamás fue autorizado y nunca tuvo que haber sido firmado. No fue anulado por el tema de la pandemia y nosotros consideramos que eso fue un error porque las condiciones económicas que teníamos previo a la pandemia no son las mismas. Es realmente algo que no debiera de pasar en este país. Esperamos de la Justica el mejor resultado para el país. No estamos pidiendo que la empresa se vaya. Estamos pidiendo que cumpla con las condiciones que supuestamente nuestro país le pidió. Si la Justicia nos da la razón, nosotros quedamos ante lo que la Justicia vaya decidiendo. No solo es presentar, sino que es estudiar y que salga aprobado. Recién ahí la empresa podría empezar con las obras. La parte de mediciones no se ha realizado, excepto algunas de tipo social y de ruido. Lo que tiene que ver con el aire, con el agua y con el suelo no se ha realizado. Entendemos que no ha habido grandes cambios y que esto que presentamos como último recurso es el último recurso para salvar la dignidad y el medio ambiente del país.

Esta no es una gran inversión verdaderamente. No es cierto que vayan a invertir tres mil millones de dólares. No va a superar los 600 millones de dólares. 50 millones para armar autos darían unas 250 o 300 empleos. La planta le va a dar 250 empleos al país y nos está costando cinco mil millones de dólares y en la forma en la que se está trabajando el tema, especialmente lo del tren, nos está dando problemas. Son estudios basuras. Hacer pasar un tren al costado de las casas cargado de soda caustica, ¿Qué respuesta nos dan de eso? Nadie pretende comparar el transporte por tren que por camión. Queremos que se haga bien. Seguramente las expropiaciones para hacer el tren por fuera de la ciudad sean menores. Es pensar un poco estratégicamente y en el país que queremos. Si lo cambian hay que hacer un plazo nuevo y los plazos. La empresa nos viene apretando, que a su vez, ellos no cumplen con los plazos que se les imponen.  Tienen que responderles a los accionistas. Nos gustaría que el gobierno nos consulte a sus accionistas que somos nosotros.

Estos incumplimientos hay que hacérselos ver. No alcanza solo con multas solamente. La colonización hoy es económica.

UPM en Finlandia

UPM tienen tres plantas. Son aparte una parte de lo que tienen acá. Están cerrando sus plantas en Finlandia porque les conviene más ponerlas acá evidentemente. La línea de la celulosa es la que le factura más y es l que más le conviene. Ellos presentan sus estudios los accionistas. La política de estado llevó a que los uruguayos pagar por las plantaciones.

Para Uruguay es lo mismo mandar un tronco a ellos ahí o exportarlo por el puerto para que lo procese otra empresa en el exterior. La mano de obra forestal aumentó desde 2007 hasta ahora en 1700 personas. El sector de la celulosa son 1200 personas. Las 1700 tuvo en el medio la instalación de Montes del Plata que anunció que iba a llegar con 700 empleos. No podemos seguir creyendo en espejitos de colores. Hay más personas trabajando en u shopping o en un supermercado de los grandes que en la celulosa.

Instancia de hoy frente a la Justicia

La jueza pidió más pruebas. Pidió los informes de la Dinama. En el punto de la línea de base y en la división de frente no tienen levante. Si ahora lo presentan primero hay que analizarlo y luego hay un año entero de datos previos para empezar a trabajar. Esa parte al Ministro se le olvidó.


Las Más Vistas