Rubio: “A pesar de los errores que pudo haber cometido en campaña, Martínez fue un gran intendente y no sería compresible que no se presentara”

"El Frente Amplio fue una fuerza política que se estatizó y perdió la capacidad de interlocución con los ciudadanos, y recién la recuperó en el mes de noviembre de la campaña electoral", consideró el senador por la Vertiente Artiguista.

En las próximas horas se espera que el excandidato presidencial del Frente Amplio, Daniel Martínez, confirme oficialmente que buscará ir por la reelección en la Intendencia de Montevideo. La decisión se terminó de tejer este sábado en su casa de veraneo en San Francisco en una reunión en la que participaron unos 40 dirigentes frentistas. Allí estuvo el senador electo Enrique Rubio, de la Vertiente Artiguista, uno de los primeros dirigentes que instó a Martínez a reconsiderar su decisión de no ser candidato.

En política nunca se pueden hacer cosas que no entienden los ciudadanos. Muchísima gente nos planteó por qué Daniel Martínez no se presenta. Se entendía que era una candidatura natural. Hizo una primera Intendencia muy buena, y creo que en eso hay consenso. Es natural que la gente quiera que él culmine su trabajo de proyección de la ciudad. Resultaba incompresible que no fuera candidato.

El encuentro en San Francisco fue el producto de varios días de intercambio entre varios sectores políticos y Martínez, tratando de ver si no había una manera de replantear la situación de su candidatura con un gran respaldo político porque sino no iba a tener viabilidad.

Se llegó al acuerdo de respaldarlo y luego se le pidió formalmente que se presentara. Las negociaciones y consultas tuvieron un resultado exitoso. Todos los partidos involucrados a su interna respaldaron a Martínez.

Esto será presentado hoy a las 18:00 horas en conferencia de prensa, donde estarán Martínez y todo su respaldo. Antes, Martínez será recibido por la departamental de Montevideo.

Nuestro objetivo es que el Frente Amplio gane con margen en Montevideo y que eso contribuya a reposicionar políticamente al Frente Amplio después de la derrota de octubre.

La conclusión a la que hemos llegado muchos es que atribuirle a la campaña el resultado de octubre… es muy injusto. Ha habido un proceso de varios años que tendremos que examinar en el futuro. No tener mayoría parlamentaria hubiera sido un problema grave incluso si el Frente ganaba las elecciones.

Tenemos que procurar tener resultados muy importantes en las elecciones departamentales y municipales. Entiendo a los frenteamplistas que quedaron un poco desconcertados por los nombres que iban y venían.

Bergara adoptó una decisión que no la consultó dentro de Progresistas y ahora terminamos apoyando candidaturas distintas. Después de mucha atomización que se produjo en listas y sectores, en el Frente Amplio ahora hay una tendencia a aglutinar en grandes espacios para darle coherencia al conjunto.

Este reacomodo genera problemas de interpretación, pero acá hay un conjunto de sectores que coincide en que Martínez es el que mejor representa. Pese a los errores que pudo haber cometido en campaña electoral, Martínez fue un gran intendente y no sería compresible que no se presentara.

El sector de Mario Bergara planteó que se firmara un documento en el que se expresara que el que fuese candidato ahora no iba a ser candidato en el 2024.

Las candidaturas múltiples generan complicaciones a la hora de trabajar colectivamente. Creo que habría que cambiar la legislación en Uruguay y que haya candidaturas únicas.

No creo que la derecha uruguaya sea como Macri, creo que es mucho inteligente. Además, toma un punto de partido más alto, que le dejamos nosotros, que es mejor al que tenía Macri cuando arrancó. No podemos especular sobre el 2024, tenemos que discutir cuál es el mejor candidato para la mejor gestión en Montevideo.

Martínez tiene una enorme fortaleza en el contacto con la gente. No conozco a nadie en el Frente Amplio que tenga el nivel de interlocución que tiene Martínez con la gente en Uruguay. Además, a eso tenemos que sumarle su capacidad de gestión.

El Frente Amplio fue una fuerza política que se estatizó, los dirigentes políticos pasaron al Estado, y perdió la capacidad de interlocución con los ciudadanos, y recién la recuperó en el mes de noviembre de la campaña electoral.

Espero que hagamos la mejor campaña posible, frenteamplista y unitaria, y que la ciudadanía elija. El programa del Frente Amplio siempre es la guía.


Las Más Vistas