Sindicato de aduaneros insiste en déficit de controles y falta de personal: “Aduana está en omisión, hace agua, es un colador”

Afirman que los controles "se están desmantelando" y que "existe una aduana para los ricos y otra para los pobres".

El sindicato aduanero insiste en que los controles fronterizos no son los adecuados debido a la falta de personal y las malas condiciones laborales.

Luego de conocerse que nuestro país integraba la denominada “ruta del dinero K”, la Asociación de Funcionarios Aduaneros informó que existe un “desmantelamiento sistemático” de las funciones de vigilancia que puede facilitar este tipo de situaciones.

Abordamos el tema junto a Roberto Valdivieso (presidente sindicato de aduaneros) y Basilio Pintos (secretario general del sindicato).

Basilio Pintos

Nosotros venimos avisando de esto desde 2011  2012: se están desmantelando los controles de Aduana. Queremos saber si es o no a propósito. Se da la hipótesis de corrupción. Existe una aduana para los ricos y otra para los pobres. Hay una para los que vienen por Buquebus y otros para los que vienen en yates. Queremos que todo esto se esclarezca y quede limpia la conducta de los funcionarios de las aduanas.

En la aduana se creó un gran sistema perverso con el tema de las funciones. No hay respeto al escalafón, a la carrera administrativa de los funcionarios, ni al concurso: es todo estrictamente a dedo en cuanto a las funciones de conducción.

Roberto Valdivieso

Desde el 2010, desde que está la dirección a cargo del actual director, se plante una reestructura en Aduana. Eso apunta a la modernización, y eso apunta a la facilitación: a facilitar, a no controlar, mucho canal verde. Cuando no se revisa y todo es canal verde, hablamos de una aduana eficiente y rápida: pero aquí están los resultados.

Esa reestructura fue con un préstamo del BID y con once millones de dólares que puso el Estado: costó más de 30 millones de dólares. Nosotros dijimos que esa restructura era inconstitucional. El TCA dijo después que lo era, que los funcionarios teníamos razón. ¿Cuál es el resultado de esa inversión?

No tenemos gente, algo que hemos denunciado desde siempre. El propio director nacional de Aduana dijo que no se controla. Y esto va más allá del despilfarro que hubo: están pasando cosas graves.

Nosotros somos funcionarios públicos, nos paga el Estado, no nos puede pagar ninguna otra persona.

Puerto Camacho recibe turistas extranjeros. Ese puerto no está habilitado por Aduana, por lo que desde el arranque ya hay una omisión. Ahí debería haber un funcionario las 24 horas, pero no lo hay.

Aduana está en omisión, hace agua, es un colador.


Las Más Vistas