Topolansky señala tener preferencia por uno de los precandidatos del FA, reafirma su voluntad de que Mujica no sea candidato y apunta que no se “inmoló” con el tema del título de Sendic – Teledoce.com

Topolansky señala tener preferencia por uno de los precandidatos del FA, reafirma su voluntad de que Mujica no sea candidato y apunta que no se “inmoló” con el tema del título de Sendic

"Creo que al país le vale la pena un cuarto Gobierno del Frente. Y por eso voy a pelear", apuntó la vicepresidenta.

El Movimiento de Participación Popular (MPP) se reúne con los cuatro factibles precandidatos del Frente Amplio de cara a las elecciones de 2019, en pose de tomar postura por uno de ellos y apoyarlo en la campaña electoral.

Más allá de los acuerdos o diferencias, la decisión del MPP no se conocerá hasta finales de noviembre, cuando se pronuncie al respecto.

Además, ¿qué desafíos tiene el Frente Amplio para pelear por un cuarto período al frente del Gobierno? ¿Qué debería hacer Raúl Sendic? ¿José Mujica será finalmente un precandidato más?

Abordamos estos y otros temas junto a la vicepresidenta de la República y dirigente del MPP, Lucía Topolansky.

El MPP y la elección de un precandidato frenteamplista para 2019

No estuve en la reunión del MPP con Martínez porque había una actividad en la embajada japonesa; el presidente no podía ir, y había que representar al Gobierno. No me podía dividir.

Nosotros trabajamos mucho en las unidades temáticas. Se hizo un resumen de cada una, pero todavía es un mamotreto gordo. Vemos la necesidad de extraer prioridades, por eso hicimos un documento de cuatro puntos.

Somos una parte del Frente Amplio y somos conscientes de que es la unidad en la diversidad. Lo que queremos es tener una plataforma de diálogo en los contenidos, porque a los candidatos como compañeros ya los conocemos. Queremos ver si hay una mirada similar sobre las prioridades.

Consideramos que el Frente Amplio subió un montón de escalones y hay política que ya cumplieron su ciclo, entonces hay que pasar a otros escalones, tanto en la economía como en la política social. No es más de lo mismo ni profundizar lo mismo, sino incorporar cosas nuevas.

Por ejemplo, el contador Iglesias planteó el concepto de la necesidad de un shock de infraestructura en el Uruguay, pero no solo de puentes y caminos, sino también de vivienda. Y nos parece importante ese tema. Basados en ese concepto, vimos que había que ir por un camino de ese tipo. Ese es uno de los puntos que nos interesa saber cómo lo ven los compañeros precandidatos.

Se ha bajado la pobreza y se ha llegado a números buenos, pero cuando se llega al núcleo más duro la cosa es más difícil. Necesitamos la atención integral. Tenemos que conectar transversalmente las políticas y no solo sumarlas.

Nosotros actualmente no evaluamos a ningún precandidato más que los cuatro que ya están sobre la mesa. En principio, hablamos con el intendente de Canelones, que tiene condiciones. Pero teníamos la duda de si era conveniente que se jugara a otra intendencia y que después estuviera en carrera.

Luego de estas cuatro reuniones, vamos a elaborar una propuesta que llegará a un plenario del 25 de noviembre. Ahí vamos definirnos. El orador será Mujica. Queremos dar tres o cuatro lineamientos, algo sencillo.

Tengo una preferencia por uno de los cuatro precandidatos, pero primero se la tengo que decir a mis compañeros.

Los cuatro tienen buen vínculo con el sector. Creemos que la oferta del Frente es buena. Algunos sectores piensan en armar una fórmula única, pero yo creo que es mejor ir a una interna competitiva, porque se le da al electorado frenteamplista la oportunidad de decidir.

No tenemos conversado el tema de una fórmula acordada, pero supondría un acuerdo político fuerte. Si se va con una fórmula, se va sin competencia a la interna, por lo que los cuatro precandidatos tendrían que estar en acuerdo político.

La posible precandidatura de Mujica

Este domingo vence el plazo para presentar precandidaturas. Mujica tiene enormes presiones de gente del Frente y votantes que le planten que sea precandidato. Da el tipo de respuestas que da para zafar de las presiones. Yo soy la mayor opositora a ese tema.

Las campañas electorales son agotadoras. Pero después, la función presidencial es estresante. Él va a tener 85 años cuando empiece la nueva legislatura. Los equipos son cruciales y todos los presidentes se apoyan en ellos. Pero no hay horario para ser presidente y hay cosas que son difíciles en ese cargo. Yo no quiero que sea precandidato, pero vamos a ver cómo me va en esa pulseada.

Mujica dijo que si tuviera menos edad y los apoyos dentro del Frente, más allá del MPP, lo podría considerar.

La situación de Sendic

He hablado con Sendic, pero sobre todo con su sector. Creo que los sectores del Frente son más que las personas. La 711 es una lista que surgió con una impronta en un determinado momento, con la figura de Sendic.

Creo que los compañeros tienen que pensar muy bien la estrategia que van a desarrollar. Creo que en esta instancia electoral, la 711 debe construir su propuesta; es bueno que exista el sector. Pero sería bueno que él en esta instancia pudiera estar al costado. Pero él sostiene que él es quien está en sus zapatos. Yo no le puedo dar órdenes a nadie.

No me inmolé con el tema del título. Yo vi los papeles de los cursos aprobados, pero faltaba la tesis final, que no estaba terminada. Es un hecho secundario.

No sé si Sendic tiene cosas para decir o no. Hemos apoyado a muchos compañeros en distintos momentos. Pero las circunstancias van variando.

Si me planteo la hipótesis de que cualquiera de los compañeros del Frente habla de forma dañina sobre el partido, deja de ser compañero. Pero puede haber compañeros que se sientan dolidos.

Creo que es una situación que se tiene que resolver, que se hará en el Plenario. Pero hay una cantidad de cuestiones en carpeta.

La llegada de Bolsonaro a Brasil

Estoy en desacuerdo con romper relaciones con Brasil. Comparto el comunicado de nuestro Gobierno. Me parece bien que Vázquez llamara a Bolsonaro: fue el único que lo llamó personalmente, porque los otros eran solo tweets. Bolsonaro lo apreció a eso.

Tenemos una ubicación en el mapa, los países no se mudan. Los presidentes de Argentina y Brasil podrán ser santos de nuestra devoción o no, pero los acuerdos comerciales pasan por otro lado, y Brasil es nuestro segundo mercado.

Las relaciones comerciales pasan por un lado. La preferencia política es secundaria. Estamos comandando un Gobierno, pero no hay que confundirlo con el partido.

Es lícito que nos preocupe el resultado final de la elección, pero el proceso no tuvo objeciones por parto de los veedores internacionales. Brasil está partido en tres: los que no votaron, los que votaron a Haddad y los que votaron a Bolsonaro.

El fin de su carrera parlamentaria

Yo ya estaba para pelarme del Parlamento. Pero eso no quiere decir que me vaya de la política.

Me voy a quedar en la política, pero no quiero seguir en el Parlamento. Antes que la vida lo decida, por votos o salud, más vale hacer transiciones.

La responsabilidad en el Parlamento es muy fuerte, hay que ser muy ágiles y estar muy atentos a los cambios de la realidad. El mundo de Internet y de las redes se me escapa.

Los desencantados y las elecciones 2019

No me gusta eso de encantar o desencantar. Prefiero convencer o pedir que me acompañen.

Creo que todos los políticos, sin importar el partido, sueñan, y muchas veces miran hacia la utopía. Menos mal que los políticos soñamos más de lo que podemos hacer.

Los desencantados opinan que se podría haber hecho esto o lo otro. Pero entre lo que propone un programa y las circunstancias…  en ese concierto, puedo proponerme algo, pero no llegar.

Mi deber es explicar y conversar. No creo que la política se deba reducir a las redes sociales. El ponerle rostro a los problemas sigue siendo fundamental en la política.

Hay un núcleo grande de gente que está indecisa. Pero no se trata de vender un producto, con un programa y un candidato. Creo que al país le vale la pena un cuarto Gobierno del Frente. Y por eso voy a pelear.


Las Más Vistas