¡Seba Almada llegó en el Taxilongo!

Después de un viaje lleno de risas, recuerdos y música, el pago podía ser un solo: "Gracias... ¡Gracias Montelongo...!".


Las Más Vistas