Axel: “La vida es más interesante si arriesgás”

Desayunamos junto al cantante argentino y recorrimos una carrera que comenzó cuando tenía 14 años.

Junto a su esposa y sus tres hijos viven en medio de un monte en Córdoba. Eso, dice, lo ayuda a salir de la vorágine en la que vive. “Hay tantos minerales en la sierra que hay energías muy sanadoras, las aguas son muy puras”, contó. Aunque contó que desde que viven ahí, nunca pasó un mes entero en su casa.

No le gusta decir que Delfina es su señora: “no es mía, no soy poseedor de nada”. “Es mi compañera”, dice. “Es una campeona. Nunca nos dijimos te quiero,el querer es poseer, más desde el deseo. No es desde la libertad del amor”, sentenció.

“A los dos meses de conocerla le tiré toda la carne en el asador. Le dice: si tengo un hijo algún día no voy a llevarlos a la escuela que vos fuiste, tengo la idea de irme de Buenos Aires al medio de una montaña y tener mi huerta, mi frutales y hacer mi mermelada y mi aceite de oliva”, contó. Ahora llevan diez años juntos y esa vida que Axel soñaba hace más de una década y Delfina la acompañó en el aquel deseo.

Axel cree en Dios y se considera muy espiritual, pero no elige una religión. “Las religiones y los istmos no hacen más que separar a la humanidad, cuando estamos todos unidos. Yo creo en Dios y Dios es amor”, contó.

Una anécdota

Comenzó como notero cuando tenía 20 años y se puso muy nervioso. Fue en una entrevista con Julio Iglesias y tenía mucha presión. “Cuando me tocó llegar a mí le dije: ¡bienvenido a la Argentina, ¿cómo se siente?’. Y me dijo: ‘Pues, bien’. Y no pude preguntarle más nada. Entonces él, que tiene mucho oficio, me preguntó cómo me llamaba. Fue algo gracioso porque nunca le saqué un saludo para el canal como el canal quería. Después lo vi un par de veces más, pero nunca le conté la anécdota.

El show

El 21 de abril se presenta en Montevideo a las 21:00 en el Sodre.

Cerramos el programa cantando:


Las Más Vistas