Mujica cree que “tal vez llegó la hora de que una mujer sea presidenta” de Uruguay y que las cifras de las encuestas “se pueden remontar” – Teledoce.com

Mujica cree que “tal vez llegó la hora de que una mujer sea presidenta” de Uruguay y que las cifras de las encuestas “se pueden remontar”

Considera que Astori "tiene ganado" el ser candidato y le deseó suerte. Además, afirmó que la inseguridad es una "enfermedad grave".

El expresidente y senador frenteamplista José Mujica anunció que en el mes de agosto dejará su banca en el Senado de cara a la campaña política por las elecciones de 2019. ¿Qué rol tendrá en la campaña? ¿Descarta ser candidato? ¿A quién apoyaría dentro de la interna del Frente Amplio?

Además, ¿qué pasa con las cifras sobre la seguridad ciudadana? ¿El Mides debería rever sus políticas sociales en relación a ese tema? ¿Cómo influye el conflicto de la AUF en la realidad nacional?

Abordamos estos y otros temas junto a Mujica.

La campaña política 2019 y su alejamiento del Parlamento

Mi decisión responde a un colectivo, la manera de pensar de mis compañeros tiene importancia. Llegamos a una etapa en que consideramos que es más útil darle oportunidad a otros compañeros y hacer algunas cosas que nos gustan y para las cuales no teníamos tiempo.

Voy a estar en la lucha hasta que el cuerpo lo permita, pero al compás de la edad que tengo. Voy hasta donde va la máquina.

A la edad que yo tengo, ya no podría hacer gimnasia. El cuerpo es como un cachilo viejo: hay que hacerlo arrancar de a poco, no se lo puede acelerar mucho, pero hay que hacerlo andar porque sino dejar de funcionar. Hago alguna actividad, pero no puedo ir más allá de la prudencia que requiere el tiempo que tengo.

Alguna vuelta daré, a algún iré, pero a otros no iré. Conozco lo que son las campañas electorales: realmente no tengo fuerzas como para hacerlo como pude haberlo hecho hace unos cuantos años. Por eso me pongo prudencia. Pero alguna cosa voy a hacer.

El escenario para el Gobierno que asuma en 2020

Todo indica que puede ser complicado porque el factor internacional es importante para cualquier país, pero más para un país pequeño. El panorama internacional tiene una enorme repercusión. Algunos que tenemos años recordamos siempre lo que le pasó al Partido Colorado a fines de la década del cincuenta, que le pasó a Argentina también, cuando un cambio abrupto de los precios internacionales se llevaron hasta la estabilidad política y hubo cambios abismales.

Lo que se ha desatado por parte del Gobierno de Trump, con respuestas de China, y con un cambio de reglas de juego en el mundo entero, uno tiende a pensar que va a afectar los términos de intercambio, el comercio exterior. A la larga corremos el peligro de que se creen turbulencias de carácter político. Pero ojalá me equivoque. Esta farra la suelen pagar los emergentes, los que estamos en la orilla.

La figura de Carolina Cosse

Si los uruguayos no están preparados para votar a una mujer, se tendrán que preparar. Es algo inevitable: quizás se tendría que haber dado antes, pero no pudo ser.

Uruguay siempre fue un país de vanguardia en varios aspectos, pero en algunos tenemos estancamientos, como en este. Tal vez llegó la hora de que una mujer pueda ser presidenta de este país. Creo que sería un paso interesante para Uruguay. Pero todavía no hay nada definido.

Las diferencias internas del Frente Amplio

Por encima de las contradicciones y de las diferencias, estamos en la misma chalana. Un Gobierno puede ser bueno, malo o regular, pero lo peor es no tener Gobierno: si no tenemos capacidad de negociación y si no aprendemos a ceder todos un poco… puede ser difícil y complicada la situación del país.

El senador Astori, dentro de filas del Frente, por el esfuerzo que ha hecho, los servicios que ha dado y la etapa de la vida en la que está, naturalmente, tiene el natural derecho de verse como un posible candidato a presidente. Si hay alguien en el Frente que tiene ese lugar ganado es Astori. Pero las decisiones no necesariamente de las organizaciones políticas son 100 % racionales, también hay cuestiones anímicas, temperamentales, empatías. Las decisiones humanas van acompañadas de muchas cosas. Le deseo la mayor suerte a Astori.

Las encuestas de cara a 2019

Esos números que están anotando son desafiantes. No es la primera vez que pasa. Probablemente se puedan remontar. Esto obliga a tender unidad y mayor compromiso. El problema es el rumbo y el destino del país.

Denuncia de Aratirí contra el Estado uruguayo

Hace más de un año hizo un anuncio parecido, así que este es el segundo anuncio. Es una empresa que acostumbra a hacer este tipo de operativos. Me parece formidablemente exagerado.

No creo que esto vaya a tener andamiento. Creo que es una exageración para luego intentar negociar.

Los números de delitos: el problema de la inseguridad

Creo que hay dos puntas del asunto. Hay que trabajar en la inteligencia desde el punto de vista represivo. Pero también hay que afinar mucho más las políticas sociales. Tal vez menos asistencialismo y mucha más promoción de la gente joven.

Es una enfermedad grave para el país. Y hay que reconocerlo.

Hay que rodear a la escuela, darle importancia a la relación con la escuela. El hecho que más sorprende es que en una masa de gente carcelaria hay una inmensa mayoría de gente joven y que apenas ha terminado la escuela.

Nos toca vivir en una cultura hiperconsumista, en la que tendemos a querer riqueza ya, rápido, por todas partes. Y seguramente eso también golpea en el acervo cultural de mucha gente joven, humilde y medio al costado de la sociedad.

Las crisis en la AUF

Esto no nos hace nada bien. Pero espero que pasen los días y que la Justicie aclare y castigue si hay que castigar. Espero que la Justicia laude y nos dé mayores elementos.

Esto nos afecta, es claro que nos afecta.

La herencia que dejará el segundo mandato de Vázquez

La política fiscal no ha encontrado forma de cobrar impuestos al hablar. Entonces tenemos un derroche de lengua en el país que puede que no nos haga mal, pero seguramente no nos hace bien.

¿Cómo se puede explicar que un país que vivió un duro proceso de dictadura tenga en las encuestas el Parlamento menos prestigio que las Fuerzas Armadas? ¿No estaremos nosotros, por hablar y hablar y hablar sin tope, destrozando la confianza pública en nosotros mismos? No puedo entender que el pueblo uruguayo, con todos los defectos que tiene el Parlamento, no se dé cuenta lo que significa no tener Parlamento. Después gritamos ‘nunca más’, pero nos olvidamos de las lesiones.

El Gobierno que asuma probablemente la tenga complicada, pero no tanto por la herencia, sino por el panorama internacional. Hay que preocuparse por lo que va a venir. El pasado sirve mucho para aprender, pero nada más.

“Yo viví tremendamente feliz”

Cuando la economía se fue separando de la filosofía, se dio un paso adelante en el campo del conocimiento. Pero después la economía se fue transformando en econometría, altamente separada de la política. Pienso que hay ciertos fundamentos de la vida humana a los que hay que volver y hacerse preguntas muy simples. ¿La gente vivirá feliz? ¿Alcanza con la idea de desarrollo económico?

Está aumentando la tasa de ganancia de los que atienden el loquero por las enfermedades de la cabeza. Algo anda mal en nuestra forma de vivir. Yo no lo voy a arreglar, pero por lo menos lo quiero discutir.

Yo viví tremendamente feliz, porque gasto la mayor parte del tiempo de mi vida en las cosas que me motivan y me gustan. Si todo el tiempo lo tengo que gastar para conseguir dinero y pagar cuentas, la vida se transforma en la carrera del burro atrás de la zanahoria.


Las Más Vistas