Unión Nacional de Coleccionistas, Cazadores y Tiradores se creó con el cometido de “desmitificar que las armas son malas”

“No estamos en contra de que nos controlen”, apuntó el presidente de la Unaccyt.

Para muchos uruguayos el uso de armas de fuego es un derecho y para defender ese derecho se creó la Unión Nacional de Coleccionistas, Cazadores y Tiradores (Unaccyt), la primera organización que reúne a todos los usuarios civiles de armas de fuego.

Hablamos con el presidente de la organización, Raúl Urrestarazú.

Se creó en el mes de febrero de este año, con el cometido de tratar de desmitificar que las armas son malas. Nos juntamos y armamos esta asociación, que tiene a cerca delo 80 % de los comercios adheridos y a varios cientos de socios particulares.

La gente que nosotros nucleamos son eruditos en la materia: coleccionan piezas para conservar el acervo histórico. El tiro está incluido desde el día uno en las Olimpíadas. El tema quizás está en los cazadores, donde está el debate de si caza sí o caza no. Pero los uruguayos venimos de culturas cazadores, como son la italiana y la española. Al uruguayo le gusta cazar, y mientras la cacería sea dentro de los ámbitos normales y con el criterio normal, encontramos que está bien.

La reglamentación actual tiene algunos inconvenientes en el orden administrativo para su cumplimiento.  Tuvimos muy buena receptividad por parte del Gobierno, estamos en un ámbito de diálogo.

Nosotros no estamos en contra de que nos controlen. Al contrario, somos ciudadanos de bien que practicamos un deporte determinado o tenemos una actividad. No nos hace malos tener armas.

La seguridad no es por la cantidad de armas que hay en la calle, pasa por otro lado. Y de eso se tiene que encargar el ministerio correspondiente. Las armas no son malas, los malos son las personas atrás de las armas que no cumplen con las reglas.

El 90 o 80 % de las armas que están en delitos no están registradas. Para comprar un arma, la persona debe tener la tenencia de armas, que la expide el Ministerio del Interior: las personas que tienen armas registradas no tienen antecedentes judiciales.

Pretendemos que se cumplan nuestros derechos y que nos traten como personas normales y civilizadas.


Las Más Vistas