En Esta Boca Es Mía discutimos el diagnóstico y tratamiento de niños agresivos – Teledoce.com

En Esta Boca Es Mía discutimos el diagnóstico y tratamiento de niños agresivos

Videojuegos, redes sociales, películas, televisión... ¿Es necesario proteger a los niños? ¿Qué consecuencias puede tener para ellos?

Con la psicóloga Julia Arrillaga y la coordinadora general del colegio Jean Piaget, Marcela Castro, en Esta Boca Es Mía se debatió el tema del diagnóstico y tratamiento de niños agresivos, con perspectivas muy diferentes y abordajes variados. Fueron surgiendo las redes sociales como un factor de peso, además de los clásicos videojuegos y películas violentos.

Graciela Bianchi exprsó la opinión general: que la agresividad es creciente. Según ella, es “mucho más peligrosa en las niñas que en los varones. Ellos van directo a la piña, que está horrible, pero es más directo, más franco, eso que hay que ir puliendo. Pero en las chicas…”. Habló de las redes como un costado preocupante, que los padres deben tener bajo control.

Eleonora Navatta, por otro lado, opinó: “Nos estamos alarmando por cosas que pasaron siempre. Cuando yo era chica estaba el nerd y todo el mundo lo castigaba”. Explicó luego que no cree que esas situaciones sean buenas, pero que hay una “sobredimensión”.

Surgieron varias anécdotas de experiencia propia con los hijos de parte de Bianchi, Washington Abdala, Navatta y Victoria Rodríguez. El “Turco” Abdala también nombró a Manuel Castells (“el Max Weber del siglo XXI”, lo llamó), quien habla de sociedades en redes, en constante contacto, y que esto se relaciona con lo difícil que es separar a los niños de los instrumentos electrónicos. 

La psicóloga Julia Arrillaga comentó que los padres tienen que estar encima de los niños para controlar qué es lo que miran, si no, puede ser un peligro. Sin embargo, se mostró como “anti golpe”: “no está bueno”, dijo, castigar físicamente a un niño. “Como máximo una palmada para marcar un límite, pero siempre hay otra alternativa”, expresó. Opinó que el golpe es muestra de una crisis de autoridad: lo que se modela en el hogar es fundamental, aseguró. “La violencia en casa lleva al niño a apartarse de sus sentimientos y solo pudiera sentir emociones” y volverse impulsivo y en caso extremo tener una psicopatía.

Marcela Castro, por otro lado, aportó un punto de controversia: expresó que “los niños existen a través de las redes sociales”. “Dejan de existir si no tienen ese acceso”, agregó.


Las Más Vistas