Goulash húngaro / Kürtős Kalács – Teledoce.com

Goulash húngaro / Kürtős Kalács

La fiebre mundialista también se vive en la cocina así que viajamos al otro lado del mapa con dos ricas recetas.

Goulash húngaro     

1 kgr. de carne de ternera
50 gr. De manteca
2 cebollas
2 papas
2 tomates maduros
1 morrón rojo
2 cdas de pimentón dulce
1 cta de pimentón picante
Sal y pimienta
2 litros de agua o caldo de carne
Harina c/n

Cortar la carne en dados de 2-3 cms. Salpimentar y enharinar ligeramente. Reservar.

Calentar la manteca en una cazuela de fondo grueso. Cuando se derrita añadir la carne y dejar dorar a fuego vivo unos minutos, removiendo para que se dore pareja.

Sacar la carne a una fuente, y en la misma cazuela, saltear las cebollas picadas en juliana fina, a fuego moderado, hasta que queden tiernas. Añadir los tomates pelados y en trozos y el caldo o agua.

Añadir la carne, con los jugos que haya soltado, el pimentón dulce y picante y el morrón en dados. Llevar a ebullición, tapar y dejar cocinar a fuego lento hasta que la carne quede muy tierna. A media cocción añadir las papas peladas y cortadas en cubos grandes.


Kürtős Kalács

400 gr de harina
15 gr de levadura fresca
3 cdas de azúcar
Una pizca de sal
3 cdas de aceite de oliva
2 huevos grandes
130 ml de leche tibia
Mezcla de azúcar y canela
Papel aluminio

Mezclar en un bowl la leche tibia, el azúcar, la levadura, y revolver hasta su disolución. En un bowl aparte mezclar la harina, la sal, el aceite y los huevos, hasta que esté todo bien combinado. Añadirle la mezcla de la leche. Amasar unos minutos hasta que se haya integrado bien y no esté pegajosa.

Cuando ya tengamos la masa lista, formar un bollo y dejar reposar en un recipiente tapado con un trapo hasta que la masa duplique su tamaño. Una vez la masa esté levada, estirar con palote sobre una superficie enharinada, cortar cintas con un cuchillo o con un cortador de pizza. Enrollar la masa en el cilindro de papel de aluminio previamente pincelado con aceite.

Una vez listo el cilindro de masa, pintar con aceite de oliva y seguidamente rebozar en azúcar. Hornear en un horno precalentado a 200° durante unos 10 minutos. Cuando estén crujientes sacarlos del horno.

Las Más Vistas