Walter Sosa: "El MEF no solo no redujo su carga impositiva sino que la aumentó"

El director de ANCAP por el Frente Amplio conversó sobre la crítica de la oposición y su evaluación sobre la suba de combustibles. También habló sobre los costos de los combustibles en Uruguay y las críticas a Lacalle Pou por las promesas de campaña. Por otro lado, comentó sobre las inversiones que hizo ANCAP y las que se necesitan.

Crítica de la oposición

Hice esta propuesta mucho antes de este último ajuste. Desde abril hasta el presente la carga impositiva subió cuatro veces, dos por el aumento del IMESI en abril del año pasado y ahora en enero, fueron a expensa de una reducción de ingresos de ANCAP porque fue una transferencia para aumentar la recaudación del DGI. En total en el acumulado está en el entorno casi de 2.800 millones de pesos. El ajuste de diciembre subió el supergas y aumentó la recaudación el Ministerio de Economía y Finanzas por aumento en el IVA y ahora como también sube el gasoil y nuevamente el supergas hay una nueva carga impositiva sobre la población, porque esos dos combustibles están agravados por IVA entre otros combustibles que también lo están.

Un ejemplo en el caso del supergas que subió sin costo de envíos una garrafa de 13 kilos de 652 $ a 730 $, es decir, la población tuvo que hacer un mayor esfuerzo equivalente a 78 pesos , el esfuerzo que hizo que hizo el sector privado fue de apenas de una reducción de sus ingresos de 1,65, es decir,  en una garrafa de 652 $ el sector privado que se encarga de la distribución y envasado recibía 417 $ y ahora recibe 1,65 menos. El Ministerio de Economía y Finanzas no solo no redujo su carga impositiva sino que la aumentó, ahora recibe 14 $ más de lo que recibía antes de esta suba.

Si vemos la composición del precio de la nafta y de la nafta super , el 48 % es IMESI, es un porcentaje alto. Lo que yo plantee hace mucho tiempo es establecer una mesa de acuerdo con que fuera bastante amplia y estuviera el Ministerio de Economía y Finanzas, el Ministerio de Industria y Energía y ANCAP para ver cuál era el esfuerzo que debía hacer cada uno de las partes. La composición final del precio tiene tres grandes actores, ANCAP que está haciendo un gran esfuerzo, el año pasado se perdió casi 2.400 millones de pesos solamente por la suba del dólar y de las transferencias que ha hecho ANCAP a la DGI por este aumento del IMESI, el gobierno a través del Ministerio de Economía y Finanzas que no está haciendo ningún esfuerzo al contrario se está beneficiando y aumenta la carga impositiva, y el sector privado que tampoco está haciendo un esfuerzo y que a los precios que ANCAP vende en los combustibles ellos le agregan su margen de ganancia. Es el momento de que podamos ver cuál es el esfuerzo que puede hacer cada una de las partes a partir de la base de que ANCAP ya hizo un gran esfuerzo sobre todo por malas decisiones del Poder Ejecutivo. No hizo un control adecuado de la suba del dólar el cual tuvo un impacto muy fuerte y la suba de dos veces del IMESI.

El gobierno ha insistido mucho en la suba de precios, ahora no está en valores históricos. Ha estado en niveles más altos. Si consideramos el periodo 2009-2020, en 7 años de ese periodo estuvo por encima de los 60 dólares, en algún momento llegó a estar por encima de los 130 dólares y ahora está regresando a los valores pre pandemia. Bajó cuando casualmente comenzó la pandemia porque hubo una retracción de la demanda y había sobreoferta y el precio bajó. El factor determinante es la mala gestión del gobierno que descontroló la suba del dólar y en plena pandemia aumentó la carga impositiva, es a eso que me refiero que no es inevitable, lo que si coincidimos los cinco directores de ANCAP es que hay una necesidad de ANCAP de mayores ingresos.

Reitero que hay otros actores que no han hecho esfuerzos y el gobierno en plena pandemia aumentó la recaudación. Hay otros actores que no han hechos esfuerzos y el gobierno en plena pandemia aumenta la recaudación.

Transparencia de los precios

El gobierno durante la campaña electoral insistió mucho no podía ser instrumento de recaudación del Poder Ejecutivo. Antiguamente había transferencias directas de los entes autónomos a rentas generales, pero ahora la transferencia se hace igual y se hace de manera más efectiva, porque se hace a través de la recaudación impositiva. En el caso de ANCAP siempre se venía haciendo, pero ahora aumenta, es decir, sigue habiendo una transferencia oculta porque viene a través de lo que es la carga impositiva. Oculta me refiero desde el punto de vista que una transferencia anual es más visible para la población que una transferencia que se hace por la venta de cada unidad del producto que vende ANCAP. De hecho, esa transferencia está aumentando. Es mentira que no hay una transferencia a través del aumento de los combustibles al gobierno, al contrario, están aumentando más la transferencia.

Del 2009 al 2014 estuvo por encima del 100 y llegó hasta 130. Desde enero del 2018 a enero del 2020 estuvo por encima del 60 y llegó hasta 80. Los periodos en administraciones anteriores que estuvo en valores por debajo del actual fueron poco tiempo.

Hay dos formas de transferir a renta generales, una es a través de transferencia directa anual como por ejemplo hace UTE o una transferencia que se hace a través del aumento de la recaudación impositiva. El sistema de la aproximación de precios de paridad e importación tampoco es un sistema transparente porque lo han politizado.

Hay que tener en cuenta otras cosas como cuáles fueron las inversiones que se hicieron durante ese periodo de 2015 y 2017, fueron inversiones mucho más cuantiosas que las que se hicieron el año pasado donde apenas se destinaron a inversiones 12 millones de dólares que no alcanza ni siquiera para mantenerlo existente.

Deuda de ANCAP

La capitalización fue casi de 600 millones de dólares y en ese periodo se hicieron inversiones por 1280 millones de dólares, ahora en el 2020 se destinaron a inversiones 12 millones de dólares y nos estamos endeudando por casi 140 millones de dólares de lo que va este año, en lo que ya pedimos dos préstamos. No hacemos capitalizaciones pero nos vamos endeudando. Se critica una capitalización pero hay otra forma que no es lo mismo pero también es perjudicial para el ente porque nos vamos exponiendo cada vez más desde el punto de vista financiero.

Muchos años de los precios por encima de los 100 dólares o de 60 y además con inversiones cien veces mayores a las que se hicieron el año pasado. Son puntos de comparación completamente diferentes.

Lo del horno fue una inversión de 60 millones de dólares y si entiendo que se debió instalado. Para mí fue un error no haberlo instalado. El “Ky Chororo” fue una inversión necesaria para ese momento. Con respecto al portland tenemos una limitante para seguir disminuyendo las pérdidas que han disminuido bastante, que en algún momento teníamos 20 millones de dólares de pérdidas anuales, el año pasado terminamos en 2 millones de dólares y para superar esa barrera necesitamos hacer inversiones. El gobierno y el directorio de ANCAP no toman una decisión con respecto a esas inversiones. Si no se hacen esas inversiones estamos en una situación complicada porque habrá una retracción de la colocación de los productos en el mercado y a su vez si hubiéramos hecho esa inversión y ahí sí soy autocrítico, bajando los costos y pudiendo exportar con posibilidades inclusive a nivel regional. Fue un error no haber instalado el horno.

¿La única alternativa para aumentar los ingresos de ANCAP es que lo pague la población? No. Hace meses propuse y hasta ahora no he tenido respuesta y solamente se han reunido el Ministerio de Economía y el Ministerio de Industria, el presidente de ANCAP, el director de OPP y entre ellos definen, pero no escucharon a la oposición en cuanto a establecer una mesa de acuerdo para establecer cuáles son los esfuerzos que puedan establecer cada una de las partes.

Casi de la mitad de lo que paga un consumidor que va a una estación de servicio y pide un litro de nafta super, va para la DGI, estamos en una situación compleja.

No es lo mismo comparar con 15 años de estabilidad y de crecimiento constante por una situación coyuntural donde tenemos una pandemia que está afectando a miles de ciudadanos que han perdido el trabajo o que están en el seguro de desempleo y que está afectando a los sectores productivos. Son contextos completamente diferentes, pero también en las administraciones anteriores no ocurrió que se subiera en menos de un año dos veces el valor del IMESI. No se puede descontextualizar la situación.

Convocatoria  al ministro de Industria, Omar Paganini

Es para recibir las explicaciones y los fundamentos de por qué se procedió a realizar estos aumentos.

Luis Lacalle Pou

Yo no dije que mintió, porque mentir tiene una carga de motivación y yo no puedo saber la motivación de las personas porque no sé qué es lo que piensa. No dijo la verdad, porque en el ajuste de diciembre  del año pasado, el cual fue el único ajuste del directorio de ANCAP que dijo al Poder Ejecutivo, cuál debería ser el precio al consumidor final, ahí yo voté en contra y lo voté en contra por dos argumentos, uno que es el que vengo reiterando desde hace muchos meses, que la única alternativa para mejorar los ingresos genuinos y necesarios de ANCAP no es que los pague la población y la otra que no correspondería que el directorio de ANCAP le dijera al Poder Ejecutivo cuál debería ser el precio al consumidor final.

Vuelvo a reitera el ejemplo del supergas  y pongo este ejemplo porque es el combustible que utilizan muchos sectores vulnerables, la garrafa aumentó 78 pesos y el sector privado bajó y el único esfuerzo que hizo el sector privado fue bajar 1,65. No solo que no bajó la recaudación sino que la aumentó y es el uso de las personas más vulnerables. Se ajusta de una forma independiente a cuál es la situación general del país. Se ajustan de forma independiente. ANCAP es el que está perdiendo. De lo que va de este año estamos vendiendo por debajo de lo que sale el precio del crudo. No estamos pudiendo cubrir costos variables ni cambiables. La caja desde el año pasado ha ido disminuyendo de forma sistemática. La anterior administración le dejó a la actual 193 millones de dólares en caja y en el correr del año pasado bajó en 85 millones de dólares.

Son deudas la gran parte con acreedores porque son por las compras de crudo. Eso genera un pasivo financiero porque son deudas en dólares. La caja es de 193 y se fue consumiendo con cero inversiones. Hay que poner el valor de las inversiones y los valores del precio del curdo porque si no es una versión sesgada.

Walter Verri: "La razón de la suba de los combustibles fue el aumento del petróleo y del dólar"

Conversamos con el subsecretario de Industria explicó la razón de la suba del precio de los combustibles, el funcionamiento del nuevo sistema de combustibles, los planteos de la Unión de Vendedores de Nafta y la situación actual de ANCAP. También comentó los planes del ministerio para sobrellevar la crisis.

Suba del combustible

Siempre que uno habla de aumento no es algo bueno. Ojalá podríamos estar hablando de otra manera de aumentos. El precio de petróleo no para de subir desde diciembre del año pasado, era esperado que tuviéramos que ajustar los precios. Venimos unos cuantos meses que no se aumentaron. Si miramos lo que ocurrió la región aumentó en todos los países y el gobierno decidió por  dos meses consecutivos en función de la crisis sanitaria no proceder en el aumento en los meses de abril y mayo, ahora sí decidimos hacer este incremento del 12 %. La razón de la suba de los combustibles fue el aumento del petróleo y del dólar.

Lo que él no toma en cuenta que si tomamos el periodo del gobierno del Frente Amplio del año 2019 que debieron haber ajustado, no se hicieron junto con las demás tarifas. Si tomamos ese porcentaje es menor de lo que hubiera correspondido, por qué no aumentaron cuando lo debieron aumentar.

No estoy criticando pero si queremos comparar comparemos bien las cosas. Cuando correspondió aumentar no lo hicieron y si comparamos el porcentaje está por debajo de este aumento.

ANCAP ha tenido una administración muy mala en los años anteriores y la caja de ANCAP ha sido utilizada para tapar los agujeros. No nos olvidemos que tuvimos que capitalizarlo en 600 millones de dólares porque estaba en riesgo de quiebra la empresa más grande de todos los uruguayos. Por lo tanto hay algunas razones que esa forma de administrar de ANCAP no era la que queríamos y esa forma de aumentar los combustibles para tapar esos agujeros provocados por el propio desorden no es lo que queremos ni es el camino que elegimos.

El camino que elegimos con el ministro de Industria era transparentar el sistema de tal manera que tenga la menor posible injerencia política a la hora de tomar decisiones. A partir de ahora vamos atender al precio de paridad e importación en el proceso de llegar a ese precio vamos a tratar de corregir aquellas cosas que tiene ANCAP por corregir, que no son insuficiencias, sino que son sobrecostos que tiene que absorber y que necesariamente hay que ayudarlo a resolver de otra manera y no que recaiga en las arcas del ente. Ese sistema de PPI va  transparentarla la fijación de precio. En algunos momentos baja y en otros alza, pero eso no va depender de la mala o buena administración del gobierno de turno o de las necesidades de caja del gobierno de turno.

El IMESI es un impuesto que se ajusta diferente, no se ajusta con el precio del barril del petróleo, se ajusta por IPC, impuesto que mantiene el valor real y por lo tanto tiene sus ajustes. Pero cuando se decide no trasladarla a la nafta es justamente para no aumentar el precio sobre la población y de alguna manera absorberlo por parte de la caja del Estado. Estamos ayudando a que los combustibles no suban. No estamos absorbiendo el total del número de la suba que tendríamos que hacer.

Siempre es difícil hablar y justificar ajustes. Hoy tenemos un barril de petróleo a 72 dólares y en diciembre lo teníamos a 40.

Pandemia

El sector de camionero tenemos dialogo permanente tanto el ministro como yo. Las diferencias que tenemos las estamos analizando en una mesa de dialogo en el cual inclusive una de esas reuniones fue muy áspera para que se entienda. Tenemos prevista una próxima la semana que viene. Seguramente nos vamos a poner de acuerdo en todas aquellas cosas que tengamos diferencias. La cantidad de reuniones se debe al trazado de hoja de ruta para trabajar en este sector.

En aquellas cosas en las cuales nos afecta estamos tratando de ponernos de acuerdos en todos aquellos puntos para entendernos. No tenemos posiciones cerradas, si lo que tenemos claro es un objetivo claro que el precio de combustible tiene que estar alineado al precio de la región para ser competitivo en nuestro país y ese es un gran desafío que tenemos en el Ministerio de Industria, creo que es un desafío que toda la población lo debe entender.  Nuestra producción necesita combustibles alineados a la región para poder ser competitiva.

En abril se dio un hecho raro que en el combustible estábamos más barato que Argentina. El objetivo de este gobierno es llevarlo y alinearlo con los precios de la región. No nos olvidemos que luego de que el combustible sale de la boca de ANCAP tiene unos impuestos unos sobrecostos que eso hace que el combustible sea caro.

La ley obliga a mezclar un 5 % mínimo y hoy ANCAP está mezclando un 10 %. Estamos trabajando para sacarla, pero también tenemos que mitigar por el lado del impacto ambiental.

Sobre la carga impositiva no hay demasiado margen. No nos olvidemos que recibimos u ndeficit fiscal muy alto, el cual aumentó debido a la crisis sanitaria y eso llevó a gastos por otros lados y también aumentos. La carga impositiva hay que analizarla muy detenidamente. El tema de los biocombustibles se está trabajando en eliminar la mezcla de biodiesel y eso requiere una ley. Otro tema es mejorar la eficiencia de ALUR y tener menos diferencias en el precio de paridad e importación del etanol. La planta de Paysandú es muy eficiente y anda muy cerca del precio de importación del etanol, la de Bella Unión lamentablemente no por las propias características de cultivo que se utiliza pero estamos trabajando en bajar esas ineficiencias.  Estamos trabajando en el transporte que también es parte de la hoja de ruta que hemos trazado.

No podemos darnos el lujo de muchos años, segundo los gobiernos duran más de 5 años, estamos pensando que es un proceso que debería llevar no más de tres años. Si podemos ir cumpliendo todos los pasos satisfactoriamente de la hoja de ruta podríamos llegar al objetivo. Es un proceso que requiere mucho trabajo.

Factor X

Nos hubiese gustado hacer una hoja de ruta sin el factor x, ese hubiese sido un escenario ideal. ANCAP tiene costos alegados a su cadena de producción que son necesarios de ir corrigiendo y modificando para ayudar a bajarlos. No sabemos cuándo porque depende mucho de las circunstancias, en el próximo incremento se pondrá sobre la mesa que el factor x desaparezca. Hay una serie de problemas que ANCAP tiene asociados a toda su estructura y eso impacta sobre el precio, ese es el factor x que queremos corregir. Lo que no va cambiar es el concepto de PPI. Dependerá de las circunstancias y de la gestión política.

Primero que nada no dije de ANCAP dije del Estado, en definitiva quien absorbió esos incrementos. Hay que entender que hay momentos que es imposible seguir manteniendo el renunciamiento fiscal. La situación económica del país obviamente que no es la que nos hubiese gustado recibir. Si no hubiese sido por esa disciplina fiscal que tuvo la ministra de Economía y el director de OPP en estos 15 meses de gobierno seguramente tampoco hubiéramos podido renunciar a los incrementos en abril y mayo.

Alejandro Stipanicic: "Ancap bajó su deuda en 40 millones de dólares en lo que va del año"

Ancap presentó esta semana el balance de la compañía correspondiente al primer trimestre del año, que tuvo un resultado positivo de US$ 28 millones. No obstante, el ente enfrenta dificultades debido a los nuevos aplazamientos en el ajuste de los combustibles. El presidente de Ancap se refirió a esta evaluación y a las diferencias que tiene con la Ursea.

La diferencia acumulada entre los precios de venta de Ancap y el precio de referencia Ursea representó una pérdida de ingresos de US$ 50 millones en los primeros cuatro meses del año, y que se proyecta trepará a US$ 90 millones una vez finalizado mayo.

Balance del año

La diferencia está en la temporalidad y en los conceptos. Una cosa son los resultados económicos, otra el resultado económico y otro el precio de venta. El precio de venta es muy inferior al precio que fija la metodología de calidad de importación. Eso es pérdida de ingresos y pérdida por litros vendidos. Otra cosa es la situación financiera. Los resultados que mostramos con 28 millones de ganancia corresponden a los precios de venta ocurridos entre enero y marzo, pero de los productos que se produjeron antes. En marzo ponemos en la calle el producto que produjimos en enero y febrero. Hay un desfasaje de dos meses. Vendemos en marzo al precio del crudo de enero. La gran suba de costos internacionales se produce en febrero y ahí es donde se ve el desfasaje. El costo alto se ve reflejado en el segundo trimestre. Si en mayo no tenemos ajuste, esos meses son meses de precios muy altos.

La diferencia que tenemos de precios de lo que vende Ancap y lo que debería estar según la Ursea está en los siete, ocho pesos. Ancap es una empresa del Estado y tiene respaldo del Estado. La situación patrimonial de Ancap es sólida. Nuestros archivos están financiados en menos del 50 % por pasivos. La situación financiera de Ancap es seria y delicada y hay que atenderla, pero la situación financiera es buena. Cuando la situación es buena, la situación se puede aguantar hasta cuando sea. Se está pensando que no se puede levantar el endeudamiento del país, pero tampoco subir los combustibles. Ancap bajó su deuda en 40 millones de dólares en lo que va del año. Respecto del 2019 bajamos los pasivos en 110-155 millones de dólares. Eso habla de la solidez patrimonial.

Prevemos los analistas internacionales de cuánto puede estar el crudo y hay señales de que subirá y que no baje y que haya una subida. Esto no quiere decir que todos los meses suba. El compromiso del gobierno es que se va a aplicar una metodología que va a aplicar las subas y las bajas en el mercado local. Bajaron los combustibles más de lo que se podía esperar, pero la situación es excepcional también. Para quienes venden en dólares, los combustibles bajaron muchísimo.

Las promesas electorales habrá que preguntarle a quienes las hicieron y qué quisieron decir con eso. Se están reflejando en Ancap lo que se tiene que reflejar y no necesidades fiscales. Entre 2015  y 2019 la brecha entre el precio de Ancap y el precio internacional superó los 600 millones de dólares y se le pidió al público 600 millones de dólares a través de las tarifas. Eso no está ocurriendo.

Esa promesa electoral se está cumpliendo, pero no me corresponde hablar de eso. En la comparación con la región, o bien abrimos completamente las fronteras o empezamos a reconocer que somos un mercado chico. El costo final de los combustibles para el cliente no es solo un tema de Ancap. Ancap  le llegan 120 millones de dólares. Gastamos 900 millones de dólares solamente en crudo. El problema que tenemos para gestionar se reduce a 300-400 millones de dólares. El costo humano en Ancap cuesta 120 millones de dólares. Soy el primero en reconocer las ineficiencias que hay en Ancap. Con las herramientas que tenemos podemos mejorar, pero los combustibles no es solo un tema de Ancap y me consta que el gobierno está haciendo avances. Tenemos que tener herramientas de competencia.

Si el precio de venta es fijo y aumenta el Imesi, aumenta el precio. Hemos tratado de transparentar. Bajar los impuestos todo el mundo lo quiere, pero son los ingresos que tiene el Estado para pagar sus impuestos. Suben y son muy rígidos. La baja de impuestos tiene que ver con reducción de costos.

La Ursea llamó a observaciones sobre la metodología de calidad de importación. Hubo seis yu ocho recursos en donde se planteaban discrepancias. Desde la óptica de Ancap y desde la defensa de la posición de la empresa, dijo que gustaría que se calculara de otra maneta. La Ursea es la autoridad y si estamos en acuerdo o no, ellos fijan los precios., Estamos trabajando con la Ursea para hacer algunos cálculos. Dimos todos los argumentos para defender una idea. Se consideraron algunas de las observaciones dadas. Ancap no ha roto stock. Frente a cualquier situación, Ancap responde. En marzo un embarque de crudo se demoró 30 días. Nadie se enteró en Ancap. Eso tiene un costo.

La diferencia con la Ursea

Para nosotros el aspecto más relevante es si todos los productos van a estar a paridad de importación. ¿De qué manera podemos subir la paridad de importación del supergás? Razonablemente no podemos subir de 50 a 100 pesos. Si el año siguiera como viene, el subsidio que Ancap le da al supergás este año llegaría a 90 millones.

Si Ancap vendiera solo tres productos y el supergás no está a paridad de importación, ¿qué  implica eso? En una situación que no es la que se va a repetir el año que viene, Portland cerró con 2.4 millones de pérdida. En biocombustibles, gasolinas en Uruguay fue hasta 80 millones de dólares de sobrecosto. En tema de combustibles hemos cerrado un acuerdo en Bella únión y hemos acordado que dejamos un precio desvinculado a precios anteriores. Acordamos que vamos a pensar en una metodología diferente.

Walter Verri: "Tres años son necesarios poner la salvaguarda y que Ancap no tenga pérdidas irreparables"

El subsecretario de Industria comentó los resultados de este último informe elaborado por un comité de expertos dedicado a la revisión integral del mercado de combustibles y evaluó las variantes para el desafío de bajar su precio.

Acuerdo para lograr la baja del combustible

El objetivo es la baja del precio de combustible y hacia ahí vamos a avanzar a corto plazo. El artículo de la LUC creo una comisión de expertos presidida por el Poder Ejecutivo en donde se analiza toda la cadena de combustibles. En otro artículo se establece que la Ursea debe fijar un precio. El precio de paridad de importación va a ser determinado por la Ursea cada 30 días. Eso es uno de los grandes cambios importantes. Hasta antes Ancap era referencia. Hoy Ancap va a tener que entregar al precio de paridad de importación que fije la Ursea. El otro cambio es la cadena de distribución del combustible que remitiremos al Parlamento en los próximos días con los cambios para hacer más eficiente la cadena y al final bajar los precios. Esto es un insumo, no obliga al PE a tomar todo. Es un insumo trascendente, pero hay cosas que uno puede compartir y otras que no. La decisión traslucirá aquellas cosas que debemos hacer para modificar las cosas legalmente o por decreto y bajar el precio de los combustibles que es el desafío.

Estos tres años son necesarios poner la salvaguarda para que Ancap no tenga pérdidas irreparables. Ancap perdería 86 millones de dólares y no es el objetivo. La idea es que vaya corrigiendo sus ineficiencias y eso permita ir haciendo los ajustes en el menor tiempo posible. Lo que se cuestiona es si tres años es mucho o es poco. Lo que se sugiere es que en tres años hay una variable de ajuste x que tiene que definir el Poder Ejecutivo. Se puede hacer en menor tiempo y la voluntad de Ancap está.

Fideicomiso de los boletos

Es uno de los temas que más pesa en el precio del gasoil. Pesa 3.50 pesos en el precio del gasoil va para el fideicomiso del boleto. Es un tema que hay que corregirlo y es una de las cosas que rápidamente puede llevar a una baja del precio del gasoil. Es una de las primeras medidas que se pueden tomar a la hora de bajar el precio. La idea es que el fideicomiso se financie de otra manera y no tenga tanto peso en el gasoil. Seguramente revisar si el fideicomiso se puede financiar de otra manera y no con el gasoil es una discusión que puede llevar más tiempo. No se descartan otros análisis sobre el fideicomiso. No es el mejor lugar para tener el fideicomiso, pero ya está así. Lo que buscaremos serán algunas soluciones que permitan abaratar el precio del gasoil a corto plazo.

Se podrían buscar otras alternativas para la nafta. No es un tema sencillo de resolver. Hay muchas variables y no pretendemos  que el objetivo se pueda cumplir en el corto plazo en la totalidad. Se establece un cronograma de fases que llega a tres años y medio y en cada etapa hay algunos avances. Algunas no compartimos y no creemos que sean posibles. Hay que analizarlo con mucho cuidado y no generar falsas expectativas. Yo no descarto la baja en la nafta tampoco. Se va a analizar todo.

Alur

Hay un análisis de la incidencia que tienen los biocombustibles. Tocar la producción del etanol hoy parece ser más difícil. No parece sensato pensar que podemos bajar la producción de etanol. Sí hoy se está viendo de dejar de mezclar biodiesel. Ahí hay un impacto fuerte. El biodiesel impacta en 13 millones de dólares. Se puede perfectamente dejar de mezclar de biodiesel pero ahí hay que ver el compromiso para bajar las emisiones de CO2.

ANCAP perdió 28 millones de dólares en los primeros nueve meses del año

La caída en la venta de combustible por la pandemia de coronavirus y el aumento del dólar afectaron los resultados de la empresa estatal.

Una caída en la venta de combustible por la pandemia de coronaviurs, el aumento del precio del combustible.

Ancap perdió 28 millones de dólares entre enero y setiembre, según informó este martes la petrolera estatal.

Este último resultado corrige en parte las pérdidas que venían registrando en el segundo trimestres del año, pero aun así los números son rojos.

El resultado operativo (los ingresos menos los impuestos y los costos) fue positivo: 7 millones de dólares. Sin embargo, la suba del valor del dólar que se incrementó un 14%, terminó de definir el rojo en las cuentas de la petrolera por las deudas en dólares que tiene el ente.

La pandemia también impactó negativamente.

En esos primeros diez meses la venta de combustibles cayó un 7% (con una caída récord en nafta de 38% en abril).

Por tipo de negocio: los que dieron positivo fueron los combustibles, los lubricantes y el gas natural, pero perdió el portland, un negocio que desde hace años es deficitario.

Alejandro Stipanicic: "La planta de Paysandú se va a apagar sola"

El presidente de ANCAP conversó sobre cuál es la situación actual de la empresa uruguaya y en qué sectores se está trabajando actualmente luego de la asunción de las nuevas directivas.

El directorio de Ancap viene procesando una serie de cambios en la gestión de la empresa con el objetivo de mejorar la utilización de los recursos.  La semana pasada cancelaron la entrega de canastas navideñas para funcionarios y algunos de sus directores tienen en carpeta revisar el gasto en la fiesta de Reyes, lo que ha sido rechazado por el sindicato. La empresa también analiza qué hacer con el negocio del portland en Paysandú y una oferta para vender Carboclor, la subsidiaria radicada en Argentina, que asciende a US$ 45 millones.

Análisis de la situación de ANCAP hoy

El monopolio de Ancap tiene varias vulneraciones. En Uruguay se venden lubricantes de todas las marcas, se desmonopolizó el asfalto hace unos años. El objetivo de Ancap es suministrar combustible a los uruguayos. Los bancos vienen y se van. Montevideo no es un puerto final. Los barcos vienen acá a recibir servicios y si no tienen combustibles pueden dudar en venir. El fueloil no alcanza. Bajamos las ventas de 350 mil metros cúbicos de hace 10 años a 70 mil al año pasado.

Ancap coloca a fueloil como un excedente. Aparecen las pasteras, hacen una licitación y Ancap la gana y se vende a las pasteras. Se va todo en eso y el consumo de las pasteras es regular, contante. El barco puede venir o no. Si no le sirve el puerto de Montevideo, no lo considera.

Hay una línea que viene a Montevideo, descarga su carga, vuelve a Brasil a cargar combustible y vuelve a Montevideo. El puerto de Montevideo no es un puerto confiable para cargar fueloil.

Lo pedimos nosotros porque hay dudas jurídicas si está en la competencia de Ancap alquilar infraestructura a terceros. Cuando la pandemia y sobrara petróleo en todos lados, nos llegaban ofertas que querían alquilar espacios para alquilar crudo. A alguien se le ocurrió verificar si a Ancap le correspondía.

Ancap tiene cinco plantas de distribución. Tienen una utilización en manos de despacho de menos del 20 %. Cambió la ecuación económica y parece más conveniente despachar todo de La Tablada. Hay plantas que tienen baja utilización y a nosotros no nos gusta eso.

Me plantearon quién va a utilizar esos tanques. Pueden servir para alcoholes que ya se importan en Uruguay. Ancap tiene una muy buena infraestructura logística que debe ser utilizada. Ancap ya hizo la inversión, ya corrió los riesgos y esa planta la tiene vacía. Tenemos los tanques vacíos, ¿por qué no los podemos alquilar?

Yo lo mensuro contra cero. Hoy tenemos tanques llenos de aire y cobramos cero por ese aire. El negocio de almacenamiento contra terceros es alquilar el tanque por un determinado tiempo. Te cobro por la entrega y te cobro por la recepción. Cuando vos llenas y sacas de a puchitos, es mucho más trabajo para la gente de Ancap. El país ya tiene mucha infraestructura en tanques.

Portland y la planta de Paysandú

No voy a poner a cuestionar lo que pasó en 2007 ni en el 2016. El problema que tenemos es que la planta de Paysandú se va a apagar sola. No está en condiciones tecnológicas. Estamos tomando todas las medidas de seguridad. Es como si estuviera atada con un alambre arrumbrado. Hoy la planta requiere una determinada inversión para seguir funcionando.

El horno está sin usar. Se utilizaron repuestos del horno y se reponen. Está en buenas condiciones y se puede utilizar y sale entre 60 y 100 millones de dólares.

Estamos en una situación donde no sobran 100 millones de dólares. Estamos trabajando con el sindicato hace meses. Recibimos información y estamos trabajando en que todos tengamos la misma información. En 2016 se decide no instalar el horno y se quiso mejorar todo de a poco con parches. Hoy el horno está como lo dije. El año que viene hay un jugador que dijo que capaz quiere instalar una planta en Treinta y Tres. El año que viene esa planta va a estar operando.

La capacidad instalada es más de 800 mil. El año que viene habrá más 500 mil. El privado corre sus riesgos. Tenía una capacidad financiera importante. En territorio nacional el portland se vende a 150 dólares la tonelada, en Brasil se vende a 90.

Para salir a exportar es salir a escupir el asado a alguien. En Paysandú la zona de influenza es la Mesopotamia argentina. En Brasil es el sur. Los costos de producción de Ancap son el doble de la competencia. Para exportarlo tenés que meterte en un negocio donde están otros y tenés que esperar represalias.  El tema es si Ancap tiene las competencias adecuadas para competir en el exterior. Yo creo que no.

Lo que trabajamos con los sindicatos es saber cuáles son las ventajas y desventajas de Paysandú. Tenemos buenas reservas y un horno. La desventaja es que no tenemos mercado, tenemos que irlo a buscar a Argentina. Tenemos que ir barracón por barracón a decir ¿no me compras portland Ancap? Hay que tener mucho cuidado y hacerlo con mucha planificación. Tenemos que conseguir a alguien que nos ayude.

Horno de la planta de Paysandú

El horno se podría vender. Es un horno usado. Entre todas las decisiones que podemos tomar es sacar la P y dejar de producir portland. Las opciones están arriba de la mesa. En la industria de portland hay 500 familias.

El problema más grande es que Ancap tiene tres grandes presiones. Los precios de los combutibles al público, de los cuales es una parte del problema. Sigue teniendo el monopolio y además tiene que seguir vendiendo los productos a precio de importador teórico que individualmente los podría traer al país. Es una exigencia muy grande.

Otra presión es los biocombutibles, su precio, y el portland. Estos son una decisión de la sociedad.  Ancap por mezclar biocombustibles paga 97 o  100 millones de dólares de más. Eso es una decisión implícita de la sociedad que lo dijo a través de sus representantes.  Hay una ley que obliga a mezclar eso. Si importáramos de Brasil capaz que son 40 millones de dólares. La sociedad tiene que decidir cuál es el sobrepeso.

Se puede definir en el Parlamento o en la cúpula política.  Rever la decisión tomada tiene consecuencias. Parte de la gran confusión es que Ancap es omnipotente en todas las cosas. Ancap no puede estar en todos los lugares. Las decisiones que se han tomados son decisiones políticas y hay que verlo hoy de forma política.

El patrimonio que tiene hoy Ancap es el mismo que tenía en el 2002. A lo largo de 20 años Ancap no creó valor. Hubo épocas en que si lo hizo. Ancap tiene 90 años y tuvo un tropezón, pero es la empresa más fuerte de Uruguay. Ancap tiene solamente 2100 empleados. Hay una curva de grados. La mayoría de los empleados de Ancap tiene muy buenos desempeños. Esos resultados muestran una llamada de atención, es el resultado que nos tiene que guiar. Estamos para distribuir combustibles y una evolución de 20 años donde los resultados son los mismos. En los últimos cinco años Ancap recibió mucho de la sociedad.

Canastas de fin de año y comedores

Las canastas se compran para tres mil y tenemos 2000 empleados. Las empresas públicas tienen 30mil empleados. Si todos reciben la misma canasta que reciben en Ancap, son un millón de dólares. Es una decisión que tiene que ver con el entorno económico del país. Tenemos una propuesta del sindicato de volcar a las ollas populares.

El tema del comedor es distinto. Se cerraron por la pandemia y siguen cerrados por la emergencia sanitaria. Se sustituyeron por un sistema de viandas. Los funcionarios de Ancap tienen un régimen de ocho horas. No es un recorte de beneficios, es un cambio en el beneficio. No necesitamos comedores en todos los lugares.

Ser eficiente tiene que ver con ser eficiente en todo. La decisión de las canastas fue hablada con el ministro. Tenemos que ser austero.

La ley dice que Ancap mantiene todos los productos del monopolio y venderlos a todos a precio de importación. Es una doble restricción. 30

No hablemos de un cambio de sistema cuando aún no está funcionando actual.

El sindicato de ANCAP y el presidente de la empresa defendieron posiciones sobre la “desmonopolización” del fueloil en los puertos

Fancap sostiene que es el principio hacia la desmonopolización total; el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dice que lo del puerto puede ser hasta beneficioso para la empresa.

El sindicato de Ancap estima que más temprano que tarde, la desmonopolización de los combustibles volverá al debate: Nosotros pensamos que acá, lo que se está prefigurando es la desmonopolización de los combustibles.

El presidente de Fancap señaló que en la ley de presupuesto, el Poder Ejecutivo “metió por la ventana” la desmonopolización en los puertos: De a poco van a tratar de horadar el rol de ancap, y con el tiempo, si no es con movilizaciones, lucha y resistencia del sindicato, si no lo frenamos indudablemente van a lograr su objetivo.

El sindicato instaló una carpa frente al edificio sede de Ancap.

El presidente de la empresa estuvo este miércoles con los trabajadores, respondió críticas, y reafirmó la decisión de liberar la venta de combustibles en los puertos: Nuestra prioridad es el abastecimiento del mercado local, y el abastecimiento a buques que tocan el puerto de forma no predecible y con consumos no proyectables supone para ANCAP un riesgo, de hecho es lo que ha ocurrido en los últimos años, porque Ancap ha bajado la cantidad de fuel oil que ha vertido a esos barcos.

Omar Paganini dijo que la “desmonopolización” de Ancap abre una nueva oportunidad de negocios para los puertos nacionales

Para el ministro de Industria incluso puede favorecer a Ancap si el negocio se mantiene constante y más buques vienen a cargar combustible a Montevideo.

El ministro de industria dice que para Ancap el fueloil es un negocio secundario; que el monopolio no rija en los puertos podría hacer que aumente la disponibilidad de ese producto para que más buques carguen en Montevideo, y eso fortalezca la actividad del puerto.

Paganini: El puerto está en transformación, va a tener calado mayor, muelles nuevos, y agregarle el servicio de combustibles lo fortalece como punto de operación en el Río de la Plata.

A iniciativa del Ministerio de Industria, el proyecto de ley de presupuesto incluyó un artículo que establece que el monopolio de Ancap “no regirá en el puerto de Montevideo ni en cualquier otro puerto propiedad u operado por la Administración Nacional de Puertos”.

Paganini: Hace diez años se entregaban trescientas mil toneladas de fuel oil y había cinco buques que operaban, hoy son setenta mil y opera solo uno; es un negocio que ha venido cayendo, y justamente este tipo de medidas lo que logra es revitalizarlo, cuando es un negocio que para Ancap es marginal, es secundario.

El ministro señaló que la medida no generará pérdidas para Ancap.

Paganini: Todo lo contrario. Si el mercado se mantiene constante, muchos más buques van a reponer en el puerto de Montevideo, que vienen acostumbrados a repostar en Buenos Aires, o en el medio del Río, o en Río Grande.

 

La Comisión de Presupuesto aprobó con votos del oficialismo la desmonopolización de los combustibles en los puertos

El Frente Amplio señala que es una estrategia del Gobierno hacia la desmonopolización total.

La Federación Ancap calificó como un “atropello” el artículo sobre los combustibles incluido en la Ley de Presupuesto y señaló que es una estrategia para la “desmonopolización total”:

Se confirmó el primer caso de Covid-19 en ANCAP, se trata de un funcionario de la refinería de La Teja

Esto obligó a poner en cuarentena a 17 personas, sin embargo, la planta sigue con su funcionamiento normal.

El hecho de que el trabajador infectado no sea un operario de la planta permitió que la refinería siguiera funcionando.

Se trata de un funcionario del área de mantenimiento, que se desempeña en el taller eléctrico y que cumple con el aislamiento en su casa.

Su resultado positivo activó el protocolo sanitario: Salud Ocupacional de ANCAP identificó y se comunicó con los las 17 personas que mantuvieron contacto con él, que deberán cumplir cuarentena preventiva a la espera de los hisopados.

El sector en el que se desempeñan fue desinfectado.

Un punto de contacto hubiera sido el comedor, pero está deshabilitado desde el inicio de la emergencia sanitaria.

Ancap informó que cumple con estrictos protocolos para evitar contagios, como control de temperatura, obligatoriedad del uso de tapabocas y de distanciamiento social, la sustitución de reuniones por videoconferencias y el teletrabajo cuando sea posible.

 

Cuatro funcionarios de la terminal de Ancap del aeropuerto de Punta del Este habrían cobrado horas extras sin justificación durante seis años

Lo afirma el director nacionalista Richard Charamelo, quien asegura que llegaron a percibir casi $500.000 en un mes.

En declaraciones al diario El Observador, Charamelo dijo que se detectaron fallas en la gestión del personal de ANCAP en el aeropuerto de Laguna del Sauce, donde la empresa tiene una pequeña estación de suministro de combustible a las aeronaves.

Cuatro funcionarios, con sueldo base entre $ 39.000 y $ 52.000, llegaron a percibir de $ 350.000 a $ 490.000.

Desde el año 2014, estas remuneraciones suman casi dos millones de dólares.

Los cuatro funcionarios estaban divididos en grupos de dos con turnos de ocho horas, pero promediaban liquidaciones de entre 150 y 200 horas extras.

Además, con compensaciones como trabajo nocturno o en fin de semana, llegaban a multiplicar por diez su ingreso base.

Cuando se hizo una auditoría, llamó la atención que seguían facturando horas extras cuando llegó la pandemia, y la terminal se quedó prácticamente sin vuelos.

Desde mayo cobran sólo su sueldo.

Ancap registró una pérdida de 41 millones de dólares en los primeros seis meses del año, donde la variación del precio del dólar fue un factor fundamental

En el primer semestre, el coronavirus generó una caída del 9% en la demanda de todos sus productos.

La petrolera tuvo una pérdida de 41 millones de dólares en el período enero-junio. Esto implica que el resultado empeoró casi tres veces frente a un año atrás.

Sin embargo, el resultado operativo fue positivo en 7 millones de dólares, pero el ente registró una pérdida financiera de 62 millones de dólares, principalmente por la variación del tipo de cambio, un factor que afecta directamente los costos de producción, es decir, el petróleo y los biocombustibles que adquiere Ancap.

Asimismo, los seguros de crudo y tipo de cambio gestionados por el ente representaron un costo financiero menor por 19 millones de dólares.

Por su parte, las empresas del grupo tuvieron en total un resultado positivo de 11 millones de dólares, donde los negocios de gas natural y lubricantes compensaron los números rojos que aún registra el portland.

La emergencia sanitaria impactó con una caída de 9% en todos los productos. Puntualmente, la demanda de gasolinas bajó un 12% en el semestre frente a un año atrás, en tanto la compra de gasoil retrocedió menos: un 5% interanual.