Walter Verri: "Tres años son necesarios poner la salvaguarda y que Ancap no tenga pérdidas irreparables"

El subsecretario de Industria comentó los resultados de este último informe elaborado por un comité de expertos dedicado a la revisión integral del mercado de combustibles y evaluó las variantes para el desafío de bajar su precio.

Acuerdo para lograr la baja del combustible

El objetivo es la baja del precio de combustible y hacia ahí vamos a avanzar a corto plazo. El artículo de la LUC creo una comisión de expertos presidida por el Poder Ejecutivo en donde se analiza toda la cadena de combustibles. En otro artículo se establece que la Ursea debe fijar un precio. El precio de paridad de importación va a ser determinado por la Ursea cada 30 días. Eso es uno de los grandes cambios importantes. Hasta antes Ancap era referencia. Hoy Ancap va a tener que entregar al precio de paridad de importación que fije la Ursea. El otro cambio es la cadena de distribución del combustible que remitiremos al Parlamento en los próximos días con los cambios para hacer más eficiente la cadena y al final bajar los precios. Esto es un insumo, no obliga al PE a tomar todo. Es un insumo trascendente, pero hay cosas que uno puede compartir y otras que no. La decisión traslucirá aquellas cosas que debemos hacer para modificar las cosas legalmente o por decreto y bajar el precio de los combustibles que es el desafío.

Estos tres años son necesarios poner la salvaguarda para que Ancap no tenga pérdidas irreparables. Ancap perdería 86 millones de dólares y no es el objetivo. La idea es que vaya corrigiendo sus ineficiencias y eso permita ir haciendo los ajustes en el menor tiempo posible. Lo que se cuestiona es si tres años es mucho o es poco. Lo que se sugiere es que en tres años hay una variable de ajuste x que tiene que definir el Poder Ejecutivo. Se puede hacer en menor tiempo y la voluntad de Ancap está.

Fideicomiso de los boletos

Es uno de los temas que más pesa en el precio del gasoil. Pesa 3.50 pesos en el precio del gasoil va para el fideicomiso del boleto. Es un tema que hay que corregirlo y es una de las cosas que rápidamente puede llevar a una baja del precio del gasoil. Es una de las primeras medidas que se pueden tomar a la hora de bajar el precio. La idea es que el fideicomiso se financie de otra manera y no tenga tanto peso en el gasoil. Seguramente revisar si el fideicomiso se puede financiar de otra manera y no con el gasoil es una discusión que puede llevar más tiempo. No se descartan otros análisis sobre el fideicomiso. No es el mejor lugar para tener el fideicomiso, pero ya está así. Lo que buscaremos serán algunas soluciones que permitan abaratar el precio del gasoil a corto plazo.

Se podrían buscar otras alternativas para la nafta. No es un tema sencillo de resolver. Hay muchas variables y no pretendemos  que el objetivo se pueda cumplir en el corto plazo en la totalidad. Se establece un cronograma de fases que llega a tres años y medio y en cada etapa hay algunos avances. Algunas no compartimos y no creemos que sean posibles. Hay que analizarlo con mucho cuidado y no generar falsas expectativas. Yo no descarto la baja en la nafta tampoco. Se va a analizar todo.

Alur

Hay un análisis de la incidencia que tienen los biocombustibles. Tocar la producción del etanol hoy parece ser más difícil. No parece sensato pensar que podemos bajar la producción de etanol. Sí hoy se está viendo de dejar de mezclar biodiesel. Ahí hay un impacto fuerte. El biodiesel impacta en 13 millones de dólares. Se puede perfectamente dejar de mezclar de biodiesel pero ahí hay que ver el compromiso para bajar las emisiones de CO2.

ANCAP perdió 28 millones de dólares en los primeros nueve meses del año

La caída en la venta de combustible por la pandemia de coronavirus y el aumento del dólar afectaron los resultados de la empresa estatal.

Una caída en la venta de combustible por la pandemia de coronaviurs, el aumento del precio del combustible.

Ancap perdió 28 millones de dólares entre enero y setiembre, según informó este martes la petrolera estatal.

Este último resultado corrige en parte las pérdidas que venían registrando en el segundo trimestres del año, pero aun así los números son rojos.

El resultado operativo (los ingresos menos los impuestos y los costos) fue positivo: 7 millones de dólares. Sin embargo, la suba del valor del dólar que se incrementó un 14%, terminó de definir el rojo en las cuentas de la petrolera por las deudas en dólares que tiene el ente.

La pandemia también impactó negativamente.

En esos primeros diez meses la venta de combustibles cayó un 7% (con una caída récord en nafta de 38% en abril).

Por tipo de negocio: los que dieron positivo fueron los combustibles, los lubricantes y el gas natural, pero perdió el portland, un negocio que desde hace años es deficitario.

Alejandro Stipanicic: "La planta de Paysandú se va a apagar sola"

El presidente de ANCAP conversó sobre cuál es la situación actual de la empresa uruguaya y en qué sectores se está trabajando actualmente luego de la asunción de las nuevas directivas.

El directorio de Ancap viene procesando una serie de cambios en la gestión de la empresa con el objetivo de mejorar la utilización de los recursos.  La semana pasada cancelaron la entrega de canastas navideñas para funcionarios y algunos de sus directores tienen en carpeta revisar el gasto en la fiesta de Reyes, lo que ha sido rechazado por el sindicato. La empresa también analiza qué hacer con el negocio del portland en Paysandú y una oferta para vender Carboclor, la subsidiaria radicada en Argentina, que asciende a US$ 45 millones.

Análisis de la situación de ANCAP hoy

El monopolio de Ancap tiene varias vulneraciones. En Uruguay se venden lubricantes de todas las marcas, se desmonopolizó el asfalto hace unos años. El objetivo de Ancap es suministrar combustible a los uruguayos. Los bancos vienen y se van. Montevideo no es un puerto final. Los barcos vienen acá a recibir servicios y si no tienen combustibles pueden dudar en venir. El fueloil no alcanza. Bajamos las ventas de 350 mil metros cúbicos de hace 10 años a 70 mil al año pasado.

Ancap coloca a fueloil como un excedente. Aparecen las pasteras, hacen una licitación y Ancap la gana y se vende a las pasteras. Se va todo en eso y el consumo de las pasteras es regular, contante. El barco puede venir o no. Si no le sirve el puerto de Montevideo, no lo considera.

Hay una línea que viene a Montevideo, descarga su carga, vuelve a Brasil a cargar combustible y vuelve a Montevideo. El puerto de Montevideo no es un puerto confiable para cargar fueloil.

Lo pedimos nosotros porque hay dudas jurídicas si está en la competencia de Ancap alquilar infraestructura a terceros. Cuando la pandemia y sobrara petróleo en todos lados, nos llegaban ofertas que querían alquilar espacios para alquilar crudo. A alguien se le ocurrió verificar si a Ancap le correspondía.

Ancap tiene cinco plantas de distribución. Tienen una utilización en manos de despacho de menos del 20 %. Cambió la ecuación económica y parece más conveniente despachar todo de La Tablada. Hay plantas que tienen baja utilización y a nosotros no nos gusta eso.

Me plantearon quién va a utilizar esos tanques. Pueden servir para alcoholes que ya se importan en Uruguay. Ancap tiene una muy buena infraestructura logística que debe ser utilizada. Ancap ya hizo la inversión, ya corrió los riesgos y esa planta la tiene vacía. Tenemos los tanques vacíos, ¿por qué no los podemos alquilar?

Yo lo mensuro contra cero. Hoy tenemos tanques llenos de aire y cobramos cero por ese aire. El negocio de almacenamiento contra terceros es alquilar el tanque por un determinado tiempo. Te cobro por la entrega y te cobro por la recepción. Cuando vos llenas y sacas de a puchitos, es mucho más trabajo para la gente de Ancap. El país ya tiene mucha infraestructura en tanques.

Portland y la planta de Paysandú

No voy a poner a cuestionar lo que pasó en 2007 ni en el 2016. El problema que tenemos es que la planta de Paysandú se va a apagar sola. No está en condiciones tecnológicas. Estamos tomando todas las medidas de seguridad. Es como si estuviera atada con un alambre arrumbrado. Hoy la planta requiere una determinada inversión para seguir funcionando.

El horno está sin usar. Se utilizaron repuestos del horno y se reponen. Está en buenas condiciones y se puede utilizar y sale entre 60 y 100 millones de dólares.

Estamos en una situación donde no sobran 100 millones de dólares. Estamos trabajando con el sindicato hace meses. Recibimos información y estamos trabajando en que todos tengamos la misma información. En 2016 se decide no instalar el horno y se quiso mejorar todo de a poco con parches. Hoy el horno está como lo dije. El año que viene hay un jugador que dijo que capaz quiere instalar una planta en Treinta y Tres. El año que viene esa planta va a estar operando.

La capacidad instalada es más de 800 mil. El año que viene habrá más 500 mil. El privado corre sus riesgos. Tenía una capacidad financiera importante. En territorio nacional el portland se vende a 150 dólares la tonelada, en Brasil se vende a 90.

Para salir a exportar es salir a escupir el asado a alguien. En Paysandú la zona de influenza es la Mesopotamia argentina. En Brasil es el sur. Los costos de producción de Ancap son el doble de la competencia. Para exportarlo tenés que meterte en un negocio donde están otros y tenés que esperar represalias.  El tema es si Ancap tiene las competencias adecuadas para competir en el exterior. Yo creo que no.

Lo que trabajamos con los sindicatos es saber cuáles son las ventajas y desventajas de Paysandú. Tenemos buenas reservas y un horno. La desventaja es que no tenemos mercado, tenemos que irlo a buscar a Argentina. Tenemos que ir barracón por barracón a decir ¿no me compras portland Ancap? Hay que tener mucho cuidado y hacerlo con mucha planificación. Tenemos que conseguir a alguien que nos ayude.

Horno de la planta de Paysandú

El horno se podría vender. Es un horno usado. Entre todas las decisiones que podemos tomar es sacar la P y dejar de producir portland. Las opciones están arriba de la mesa. En la industria de portland hay 500 familias.

El problema más grande es que Ancap tiene tres grandes presiones. Los precios de los combutibles al público, de los cuales es una parte del problema. Sigue teniendo el monopolio y además tiene que seguir vendiendo los productos a precio de importador teórico que individualmente los podría traer al país. Es una exigencia muy grande.

Otra presión es los biocombutibles, su precio, y el portland. Estos son una decisión de la sociedad.  Ancap por mezclar biocombustibles paga 97 o  100 millones de dólares de más. Eso es una decisión implícita de la sociedad que lo dijo a través de sus representantes.  Hay una ley que obliga a mezclar eso. Si importáramos de Brasil capaz que son 40 millones de dólares. La sociedad tiene que decidir cuál es el sobrepeso.

Se puede definir en el Parlamento o en la cúpula política.  Rever la decisión tomada tiene consecuencias. Parte de la gran confusión es que Ancap es omnipotente en todas las cosas. Ancap no puede estar en todos los lugares. Las decisiones que se han tomados son decisiones políticas y hay que verlo hoy de forma política.

El patrimonio que tiene hoy Ancap es el mismo que tenía en el 2002. A lo largo de 20 años Ancap no creó valor. Hubo épocas en que si lo hizo. Ancap tiene 90 años y tuvo un tropezón, pero es la empresa más fuerte de Uruguay. Ancap tiene solamente 2100 empleados. Hay una curva de grados. La mayoría de los empleados de Ancap tiene muy buenos desempeños. Esos resultados muestran una llamada de atención, es el resultado que nos tiene que guiar. Estamos para distribuir combustibles y una evolución de 20 años donde los resultados son los mismos. En los últimos cinco años Ancap recibió mucho de la sociedad.

Canastas de fin de año y comedores

Las canastas se compran para tres mil y tenemos 2000 empleados. Las empresas públicas tienen 30mil empleados. Si todos reciben la misma canasta que reciben en Ancap, son un millón de dólares. Es una decisión que tiene que ver con el entorno económico del país. Tenemos una propuesta del sindicato de volcar a las ollas populares.

El tema del comedor es distinto. Se cerraron por la pandemia y siguen cerrados por la emergencia sanitaria. Se sustituyeron por un sistema de viandas. Los funcionarios de Ancap tienen un régimen de ocho horas. No es un recorte de beneficios, es un cambio en el beneficio. No necesitamos comedores en todos los lugares.

Ser eficiente tiene que ver con ser eficiente en todo. La decisión de las canastas fue hablada con el ministro. Tenemos que ser austero.

La ley dice que Ancap mantiene todos los productos del monopolio y venderlos a todos a precio de importación. Es una doble restricción. 30

No hablemos de un cambio de sistema cuando aún no está funcionando actual.

El sindicato de ANCAP y el presidente de la empresa defendieron posiciones sobre la “desmonopolización” del fueloil en los puertos

Fancap sostiene que es el principio hacia la desmonopolización total; el presidente de Ancap, Alejandro Stipanicic, dice que lo del puerto puede ser hasta beneficioso para la empresa.

El sindicato de Ancap estima que más temprano que tarde, la desmonopolización de los combustibles volverá al debate: Nosotros pensamos que acá, lo que se está prefigurando es la desmonopolización de los combustibles.

El presidente de Fancap señaló que en la ley de presupuesto, el Poder Ejecutivo “metió por la ventana” la desmonopolización en los puertos: De a poco van a tratar de horadar el rol de ancap, y con el tiempo, si no es con movilizaciones, lucha y resistencia del sindicato, si no lo frenamos indudablemente van a lograr su objetivo.

El sindicato instaló una carpa frente al edificio sede de Ancap.

El presidente de la empresa estuvo este miércoles con los trabajadores, respondió críticas, y reafirmó la decisión de liberar la venta de combustibles en los puertos: Nuestra prioridad es el abastecimiento del mercado local, y el abastecimiento a buques que tocan el puerto de forma no predecible y con consumos no proyectables supone para ANCAP un riesgo, de hecho es lo que ha ocurrido en los últimos años, porque Ancap ha bajado la cantidad de fuel oil que ha vertido a esos barcos.

Omar Paganini dijo que la “desmonopolización” de Ancap abre una nueva oportunidad de negocios para los puertos nacionales

Para el ministro de Industria incluso puede favorecer a Ancap si el negocio se mantiene constante y más buques vienen a cargar combustible a Montevideo.

El ministro de industria dice que para Ancap el fueloil es un negocio secundario; que el monopolio no rija en los puertos podría hacer que aumente la disponibilidad de ese producto para que más buques carguen en Montevideo, y eso fortalezca la actividad del puerto.

Paganini: El puerto está en transformación, va a tener calado mayor, muelles nuevos, y agregarle el servicio de combustibles lo fortalece como punto de operación en el Río de la Plata.

A iniciativa del Ministerio de Industria, el proyecto de ley de presupuesto incluyó un artículo que establece que el monopolio de Ancap “no regirá en el puerto de Montevideo ni en cualquier otro puerto propiedad u operado por la Administración Nacional de Puertos”.

Paganini: Hace diez años se entregaban trescientas mil toneladas de fuel oil y había cinco buques que operaban, hoy son setenta mil y opera solo uno; es un negocio que ha venido cayendo, y justamente este tipo de medidas lo que logra es revitalizarlo, cuando es un negocio que para Ancap es marginal, es secundario.

El ministro señaló que la medida no generará pérdidas para Ancap.

Paganini: Todo lo contrario. Si el mercado se mantiene constante, muchos más buques van a reponer en el puerto de Montevideo, que vienen acostumbrados a repostar en Buenos Aires, o en el medio del Río, o en Río Grande.

 

La Comisión de Presupuesto aprobó con votos del oficialismo la desmonopolización de los combustibles en los puertos

El Frente Amplio señala que es una estrategia del Gobierno hacia la desmonopolización total.

La Federación Ancap calificó como un “atropello” el artículo sobre los combustibles incluido en la Ley de Presupuesto y señaló que es una estrategia para la “desmonopolización total”:

Se confirmó el primer caso de Covid-19 en ANCAP, se trata de un funcionario de la refinería de La Teja

Esto obligó a poner en cuarentena a 17 personas, sin embargo, la planta sigue con su funcionamiento normal.

El hecho de que el trabajador infectado no sea un operario de la planta permitió que la refinería siguiera funcionando.

Se trata de un funcionario del área de mantenimiento, que se desempeña en el taller eléctrico y que cumple con el aislamiento en su casa.

Su resultado positivo activó el protocolo sanitario: Salud Ocupacional de ANCAP identificó y se comunicó con los las 17 personas que mantuvieron contacto con él, que deberán cumplir cuarentena preventiva a la espera de los hisopados.

El sector en el que se desempeñan fue desinfectado.

Un punto de contacto hubiera sido el comedor, pero está deshabilitado desde el inicio de la emergencia sanitaria.

Ancap informó que cumple con estrictos protocolos para evitar contagios, como control de temperatura, obligatoriedad del uso de tapabocas y de distanciamiento social, la sustitución de reuniones por videoconferencias y el teletrabajo cuando sea posible.

 

Cuatro funcionarios de la terminal de Ancap del aeropuerto de Punta del Este habrían cobrado horas extras sin justificación durante seis años

Lo afirma el director nacionalista Richard Charamelo, quien asegura que llegaron a percibir casi $500.000 en un mes.

En declaraciones al diario El Observador, Charamelo dijo que se detectaron fallas en la gestión del personal de ANCAP en el aeropuerto de Laguna del Sauce, donde la empresa tiene una pequeña estación de suministro de combustible a las aeronaves.

Cuatro funcionarios, con sueldo base entre $ 39.000 y $ 52.000, llegaron a percibir de $ 350.000 a $ 490.000.

Desde el año 2014, estas remuneraciones suman casi dos millones de dólares.

Los cuatro funcionarios estaban divididos en grupos de dos con turnos de ocho horas, pero promediaban liquidaciones de entre 150 y 200 horas extras.

Además, con compensaciones como trabajo nocturno o en fin de semana, llegaban a multiplicar por diez su ingreso base.

Cuando se hizo una auditoría, llamó la atención que seguían facturando horas extras cuando llegó la pandemia, y la terminal se quedó prácticamente sin vuelos.

Desde mayo cobran sólo su sueldo.

Ancap registró una pérdida de 41 millones de dólares en los primeros seis meses del año, donde la variación del precio del dólar fue un factor fundamental

En el primer semestre, el coronavirus generó una caída del 9% en la demanda de todos sus productos.

La petrolera tuvo una pérdida de 41 millones de dólares en el período enero-junio. Esto implica que el resultado empeoró casi tres veces frente a un año atrás.

Sin embargo, el resultado operativo fue positivo en 7 millones de dólares, pero el ente registró una pérdida financiera de 62 millones de dólares, principalmente por la variación del tipo de cambio, un factor que afecta directamente los costos de producción, es decir, el petróleo y los biocombustibles que adquiere Ancap.

Asimismo, los seguros de crudo y tipo de cambio gestionados por el ente representaron un costo financiero menor por 19 millones de dólares.

Por su parte, las empresas del grupo tuvieron en total un resultado positivo de 11 millones de dólares, donde los negocios de gas natural y lubricantes compensaron los números rojos que aún registra el portland.

La emergencia sanitaria impactó con una caída de 9% en todos los productos. Puntualmente, la demanda de gasolinas bajó un 12% en el semestre frente a un año atrás, en tanto la compra de gasoil retrocedió menos: un 5% interanual.

La Federación de Funcionarios de Ancap se concentró en la planta de portland de Paysandú

Esto luego que el directorio del ente petrolero les comunicara la posibilidad de que esa planta se asocie con privados.

Ancap suspendió el suministro de combustible a la Intendencia de Salto por una deuda de 21 millones de pesos

El intendente salteño se mostró sorprendido porque estaban en negociaciones para refinanciar el pago y explicó que la deuda se generó como consecuencia de la pandemia.

Ancap le otorgó permiso a una empresa petrolera para buscar petróleo en la plataforma marítima uruguaya, a 100 kilómetros de la costa

Ahora serán dos las firmas que tendrán habilitada la exploración en aguas jurisdiccionales.

Bahamas Petroleum Company trabajará en el bloque uno, un área de 15.000 km cuadrados y a 100 kilómetros de distancia de la costa.  Allí realizará tareas de exploración que incluyen modelado geológico y de los recursos del área, así como el procesamiento de la información sísmica disponible. Y no estará obligado a realizar perforaciones durante los primero cuatro años.

El contrato es por un período de 30 años, con opción a 10 adicionales. En la primera fase exploratoria, de once años, los contratistas asumen todos los riesgos, costos y responsabilidades de la actividad. Ancap informó que no se aplican regalías ni bonos a favor de las empresas durante ese período.

Bahamas Petrolum Company, que cotiza en la bolsa de Londres, realiza trabajos de exploración costa afuera. Actualmente, cuenta con cinco áreas de exploración asignadas en las Bahamas y prevé realizar un pozo entre octubre y diciembre de este año.

En Uruguay, se suma a la empresa Kosmos Energy, que en 2019 presentó ofertas para trabajar en los bloques dos y tres de la plataforma marítima, que tiene un total de siete.