El Ministerio de Ganadería detectó que siete caballos brasileños estaban infectados con muermo y los devolverá a su país

El muermo es una enfermedad bacteriana que afecta a los equinos y es considerada una zoonosis grave que no está presente en Uruguay.

Los animales fueron ubicados en la estación cuarentenaria cercana al Aeropuerto de Carrasco.

Están aislados para evitar riesgos, hasta que se concrete el regreso a su país de origen.

Bolsonaro debió ser hospitalizado tras un accidente doméstico

Pasó la noche en observación y recibió el alta a primera hora de la mañana de este martes.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, recibió en la mañana de este martes el alta del hospital de Brasilia al que acudió la víspera tras sufrir una caída en su residencia.

“El presidente Jair Bolsonaro pasó la noche en el Hospital de las Fuerzas Armadas, sin novedades en el período. Fue reexaminado por el equipo médico, y recibió el alta hospitalaria con recomendación de que repose en el Palacio de la Alvorada”, la residencia oficial, informó este martes la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

El gobierno no ofreció más detalles. El mandatario se golpeó la cabeza al resbalar el lunes por la noche en un baño del Palacio de la Alvorada y “fue sometido a una tomografía computarizada de cráneo, que no detectó alteraciones”, precisó la Secretaría de Comunicación de la Presidencia.

Sin embargo, pasó la noche en observación y recibió el alta a primera hora de la mañana de este martes.

El mandatario de ultraderecha, de 64 años, asumió la presidencia de Brasil el 1 de enero. Recientemente el equipo médico presidencial realizó una biopsia y descartó una sospecha de cáncer de piel.

Bolsonaro fue sometido a cuatro operaciones consecutivas debido a una puñalada que recibió en el abdomen durante un mitin electoral en septiembre de 2018. La última de esas intervenciones data de septiembre de este año.

(AFP)

Bolsonaro anuncia que ley para legalizar minería en tierras indígenas ya está lista

"¿Por qué tú, que eres blanco, puedes practicar la minería en tu tierra y los indígenas no?", dijo el mandatario de ultraderecha a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia, sin precisar cuándo presentará ese proyecto.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo este jueves que el gobierno ya tiene listo un proyecto para legalizar la minería en tierras indígenas y justificó la expansión de las actividades agropecuarias en esos territorios, muchos de ellos situados en la selva amazónica.

“¿Por qué tú, que eres blanco, puedes practicar la minería en tu tierra y los indígenas no?”, dijo el mandatario de ultraderecha a periodistas a la salida de su residencia oficial en Brasilia, sin precisar cuándo presentará ese proyecto.

La apertura económica de las reservas indígenas ha sido una promesa de campaña de Bolsonaro que, según representantes de los pueblos originarios y oenegés, explican el incremento de la violencia y la presión de mineros y madereros sobre esas zonas.

Bolsonaro defendió igualmente la expansión de la cría de ganado y de los cultivos de soja y maíz.

“El precio de la carne subió. Tenemos que criar más ganado aquí, ellos [los indígenas] pueden criar más ganado”, afirmó, al ser consultado sobre qué otros temas podrían ser abordados en el proyecto.

Bolsonaro ve las campañas de preservación de la Amazonía como una amenaza para la soberanía nacional y las atribuye a las intenciones de otros países de apoderarse tarde o temprano de esas riquezas. Este jueves reiteró que sus críticos defienden los intereses “de otros pueblos”.

El ministro brasileño de Medio Ambiente, Ricardo Salles, acusó del fracaso de la COP25 en Madrid a “los países ricos”. Salles utilizó su Twitter oficial para postar una foto de un enorme corte de carne cocido con la leyenda: “Para compensar nuestras emisiones en la COP, un almuerzo veggie!”.

(AFP)

Bolsonaro: “Jamás esperaba ser presidente, pero entiendo que Dios así lo quiso: primero salvando mi vida y después dándome el mando”

"Creo que Dios es brasileño", dijo Bolsonaro, un católico que se acercó a las Iglesias evangélicas antes de su elección presidencial.

El brasileño Jair Bolsonaro dijo este viernes que no esperaba ser presidente de la República, y agregó que a su entender fue un designio divino.

“Jamás esperaba ser presidente, estaba todo contra nosotros, pero entiendo que Dios así lo quiso. Primero salvando mi vida, después dando el mando”, dijo Bolsonaro a la salida de la residencia oficial donde, como es costumbre, el mandatario habla cada mañana con algunos seguidores. Un Papá Noel partidario de las armas y una coral de niños marcaron el encuentro.

“Creo que Dios es brasileño”, dijo Bolsonaro, un católico que se acercó a las Iglesias evangélicas antes de su elección presidencial.

Al decir que “Dios” le salvó la vida, el presidente hacía referencia a la puñalada que recibió en el abdomen en septiembre de 2018 durante la campaña electoral. El caso fue investigado por la policía que concluyó que el atacante actuó individualmente. Bolsonaro se sometió a cuatro cirugías por consecuencias de la herida.

“Brasil está yendo bien a pesar de gran parte de la prensa, a pesar de gente de mal (…) Hay una maquinación constante intentando derrumbar, ensuciar la imagen, de acusar de algo, como el caso Marielle en Rio que aún no acabó. Otras acusaciones vendrán”, dijo a sus seguidores.

El nombre del presidente fue asociado a la investigación sobre el asesinato en 2018 de la concejal negra Marielle Franco luego de que el portero de su residencia en Rio de Janeiro dijese que uno de los sospechosos fue a visitarlo el día en que el crimen ocurrió. Ese día Bolsonaro estaba en Brasilia, según registros oficiales, y el portero luego cambió su versión. Otro de los sospechosos vive en el mismo conjunto residencial del presidente y de uno de sus hijos, el concejal y excolega de Franco, Carlos Bolsonaro.

A Papá Noel Bolsonaro pidió que “el pueblo sea feliz al lado de los políticos y de la prensa brasileña”.

Antes atacó a “gran parte de la prensa” que a su juicio “siente placer en calumniar”.

Papá Noel se dijo a favor del “derecho de las familias a defenderse” y se acercó al presidente para posar en una foto colocando las manos en señal de armas. Bolsonaro, que el 1 de enero cumple un año en el poder, accedió a la foto pero no habló sobre el tema, a pesar de ser uno de los principales lemas de su campaña.

(AFP)

Brasil se alista para recibir una nueva cumbre del Mercosur con una posible rebaja del arancel externo común en discusión

Será en la localidad de Bento Gonçalves, en medio de algunas transiciones de gobierno.

El Mercosur celebra el miércoles y el jueves en el sur de Brasil una cumbre sobre la que pesarán las tensiones que se perfilan entre el Brasil del ultraderechista Jair Bolsonaro y la Argentina del peronista de centroizquierda Alberto Fernández, quien asumirá la semana próxima.

Este 55º encuentro presidencial del bloque, en Bento Gonçalves (Rio Grande do Sul), será el último al que asistirá el presidente argentino Mauricio Macri, a quien Bolsonaro había apoyado en las urnas.

Bolsonaro podrá consolarse en cambio con la victoria del liberal Luis Lacalle Pou en Uruguay, quien asumirá en marzo, poniendo fin a quince años de gobiernos de izquierda.

Y tiene ya un aliado en el presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

La recomposición ideológica del bloque se da en un marco de convulsiones políticas y sociales en Sudamérica y crea expectativa sobre sus eventuales impactos en el proceso de ratificación del acuerdo de libre comercio firmado este año por el Mercosur con la Unión Europea y en las discusiones con otros países.

A la cumbre de Bento Gonçalves asistirá por el lado uruguayo la vicepresidenta Lucía Topolansky en representación de Tabaré Vázquez, ausente por razones de salud.

– Abierta enemistad –

La primera cita entre Bolsonaro y Fernández no tiene fecha marcada y la hostilidad entre ambos preocupa en los medios de negocios, dada la interdependencia de las dos economías.

Brasil es el principal socio comercial de Argentina y Argentina el tercero de Brasil (detrás de China y Estados Unidos), aunque el principal comprador de sus productos industriales.

Bolsonaro se abstuvo de felicitar a Fernández y no asistirá a su toma de posesión el 10 de diciembre, molesto por la campaña del peronista a favor de la liberación del expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva, encarcelado por corrupción hasta principios de noviembre.

Temeroso de que Fernández, heredero de una economía sumida en una grave crisis, adopte políticas proteccionistas, el gobierno de Bolsonaro llegó a amenazar con abandonar el bloque.

Ambos bajaron sin embargo la semana pasada el tono de la polémica al comprometerse a mantener un vínculo “pragmático”.

“Todavía no se sabe si hay realmente un plan del gobierno brasileño de dejar el Mercosur o si esas declaraciones son una manera de presionar a Argentina para que adopte una posición más liberal en términos de comercio internacional”, dijo a la AFP Mauricio Santoro, internacionalista de la Universidad Estatal de Rio de Janeiro (UERJ).

El anuncio del presidente estadounidense, Donald Trump, de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio de Brasil y Argentina colocó inesperadamente a los dos países en la misma bolsa, para disgusto de los brasileños, que buscan una posición de aliados estratégicos de Washington.

Esa decisión “debería aproximar a Brasil y Argentina. La tensión no les favorece”, dijo a la AFP el exambajador brasileño en Washington Rubens Barbosa, presidente del Instituto de Relaciones Internacionales y Comercio Exterior (Irice).

“Veremos si en la reunión del Mercosur eso puede ser tratado”, agregó.

En la cumbre, los cuatro países firmarán un acuerdo de cooperación policial fronteriza para perseguir a criminales en fuga.

Discutirán también la reducción del Arancel Externo Común (AEC), la elevada tasa -de un promedio de entre 13% y 14%- a importaciones de terceros países.

El diputado argentino Felipe Solá – mencionado como probable futuro canciller de Fernández-, advirtió en declaraciones reproducidas por la prensa de su país que reducir el AEC a cinco días de la salida de Macri sería “gravísimo” y pondría a Argentina “en una situación complicadísima”.

– Una región agitada –

Las tensiones entre Argentina y Brasil llevaron a Lacalle Pou a decir el sábado que su país podría tener un papel de “bisagra” entre los dos principales socios del Mercosur.

Y agregó que el interés de Uruguay es tener “tranquilidad en la región”.

En Bento Gonçalves también estarán presentes representantes de países que viven violentas crisis políticas y protestas sociales, entre ellos la canciller de Bolivia, en representación del gobierno derechista interino, y el de Chile.

Y no sería de extrañar que se aborde la crisis en Venezuela, suspendida en 2017 del Mercosur por incumplir las normas de respeto a la democracia y los compromisos comerciales asumidos.

Brasil, Argentina y Paraguay forman parte del Grupo de Lima, que reconoce a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Uruguay, por su parte, reconoce al de Maduro. Queda por ver ahora si la Argentina de Fernández y el Uruguay de Lacalle Pou modificarán sus opciones.

AFP

Estados Unidos reimpone aranceles al acero y al aluminio procedentes de Brasil y Argentina

El anuncio es una mala noticia para Brasil, que es el segundo proveedor de acero de Estados Unidos, y también para Argentina que exporta a ese país la mayor parte de su producción de aluminio y acero.

El presidente de Estados Unidos Donald Trump anunció el lunes la imposición de aranceles al acero y aluminio de Argentina y Brasil en una decisión que sorprendió al mandatario brasileño Jair Bolsonaro; uno de sus principales aliados.

“Brasil y Argentina han devaluado fuertemente sus monedas, lo que no es bueno para nuestros agricultores”, tuiteó el mandatario. “Por lo tanto, con vigencia inmediata, restableceré las tarifas de todo el acero y aluminio que se envíe a Estados Unidos desde esos países”, añadió.

A principios de 2018, Trump decidió aplicar aranceles globales de 25% a las importaciones de acero y del 10% a las de aluminio, pero en marzo de ese año aprobó exenciones para algunos países, incluidos Argentina y Brasil, que acordaron cuotas. Pero ahora revertirá esas concesiones.

“Les di una gran pausa en relación a los aranceles. Ahora estoy quitando esa pausa. Es muy injusto para nuestros fabricantes y muy injusto para nuestros agricultores. Nuestras empresas siderúrgicas estarán muy felices y nuestros agricultores estarán muy felices”, declaró Trump a periodistas en la Casa Blanca.

El anuncio es una mala noticia para Brasil, que es el segundo proveedor de acero de Estados Unidos, y también para Argentina que exporta a ese país la mayor parte de su producción de aluminio y acero.

Bolsonaro asegura tener un “canal abierto” con Trump y se dijo “casi convencido” de que su aliado tomará en cuenta su reclamo.

“Si fuera el caso, voy a llamar al presidente Trump”, dijo en la radio Radio Itatiaia.

“No veo eso como una represalia”, dijo. “Voy a hablar con él para que no nos penalice con unos aranceles al acero y al aluminio”, explicó.

– “Canal abierto” –

Brasil representa alrededor del 14% de todas las importaciones de acero de Estados Unidos y es su segundo proveedor detrás de Canadá.

El Instituto Aço Brasil, que representa a las siderúrgicas de ese país, expresó su “perplejidad” y aseguró que no hay “ninguna iniciativa del gobierno en el sentido de desvalorizar artificialmente al real”.

La moneda brasileña se depreció un 5% desde inicios de noviembre frente al dólar, batiendo sucesivos mínimos históricos. La semana pasada, superó por primera vez los 4,27 reales por dólar, frente a 4,01 a inicios de noviembre.

Analistas atribuyen la depreciación a las incertidumbres generadas por la guerra comercial entre China y Estados Unidos y a las dudas de los inversores sobre el futuro de las reformas económicas planeadas por Bolsonaro.

En 2018, Estados Unidos importó más de 3,98 millones de toneladas de acero de Brasil, por un valor de casi 2.500 millones de dólares, según datos del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

En Buenos Aires, el presidente de la Unión Industrial Argentina, José Urtubey, dijo que esto “obviamente” tiene consecuencias negativas ante “la falta de competitividad” de Argentina.

“Habrá que ver si se llega a efectivizar y qué nivel de aranceles se ponen. Desde ya que aquellas empresas productoras y exportadoras de acero y aluminio van a ser perjudicadas”, dijo la radio FM Futurock .

Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones de acero y aluminio argentinas, lo que representa un mercado de 700 millones de dólares, según datos oficiales.

El año pasado, Estados Unidos importó 168.922 toneladas de acero de Argentina, lo que representa 220,25 millones de dólares, según datos del gobierno estadounidense.

– “¡Bajar las tasas y aflojar, Fed!” –

En sus tuits, Trump también instó a la Fed, el emisor estadounidense, a tomar medidas para que otras naciones “ya no se aprovechen” de la fortaleza del dólar.

“La Reserva Federal también debería actuar para que los países, que son muchos, ya no se aprovechen de nuestro dólar fuerte al devaluar aún más sus monedas. Esto hace que sea muy difícil para nuestros fabricantes y agricultores exportar sus productos de manera justa. ¡Bajar las tasas y aflojar, Fed!”.

La Fed ha reducido las tasas de interés de referencia tres veces este año, en medio de una desaceleración de la economía global y el impacto de la amplia ofensiva comercial de Trump, principalmente dirigida contra China. Pero ha señalado que es improbable un nuevo cambio pronto.

A pesar de que muchos economistas lamentan la imposición de aranceles punitivos estadounidenses a cientos de miles de millones de dólares en importaciones, y los agricultores se quejan de ser objetivo de las medidas de represalia, Trump defendió una vez más este lunes esta estrategia, señalando que Washington cobró “enormes sumas de dinero” gracias a ellos.

También calculó que desde el anuncio de los aranceles, los mercados financieros de Estados Unidos “han subido hasta un 21%”.

(AFP)

Al menos nueve personas murieron pisoteadas tras acción policial en una fiesta en una favela de Brasil

La policía militar realizaba un operativo en la favela Paraisópolis, en el sur de la ciudad, cuando dos hombres en una moto dispararon contra los efectivos y huyeron en dirección a una fiesta popular "aún efectuando disparos, ocasionando un tumulto entre los frecuentadores del evento".

Al menos nueve personas murieron pisoteadas y otras dos resultaron heridas la madrugada de este domingo en una fiesta popular en una favela de Sao Paulo tras una incursión policial, informaron autoridades estatales.

La secretaría de seguridad de Sao Paulo afirmó que la policía militar realizaba un operativo en la favela Paraisópolis, en el sur de la ciudad, cuando dos hombres en una moto dispararon contra los efectivos y huyeron en dirección a una fiesta popular “aún efectuando disparos, ocasionando un tumulto entre los frecuentadores del evento”.

El teniente coronel Emerson Massera precisó más tarde en rueda de prensa que fallecieron ocho hombres, incluyendo un adolescente de 14 años, y una mujer. Dijo que otras dos personas resultaron heridas. Inicialmente la secretaría de seguridad contabilizó siete lesionados.

Massera agregó que unas cinco mil personas estaban en el “baile funk”, como se les llama en Brasil a un tipo de fiesta de calle que ocurre en barrios populares de Rio de Janeiro y Sao Paulo, y que aglomeran miles de jóvenes los fines de semana. El funk o funk carioca es un ritmo musical originario de Rio de Janeiro y tiene fuerte influencia del hip hop.

– Vecinos exigen justicia –

La madre de una joven de 17 años que estaba en la fiesta y fue herida negó la versión oficial y afirmó, en declaraciones al portal G1, que se trató de una emboscada policial.

“Los policías cerraron la calle. Hubo una correría y pisotearon a la gente. Gas pimienta, balas de goma y encima estaban agrediendo a la gente. Fue un policía que atacó con una botella de vidrio a mi hija”, dijo la mujer no identificada.

“Un policía le dio un botellazo en la cabeza y un porrazo en la espalda (…) Cuando la vi no la reconocí, tenía el rostro deformado y perdió mucha sangre”, dijo la madre citada por G1.

Videos mostrando personas llorando y otras en el suelo circularon en las redes sociales la mañana de este domingo. La televisora Globo difundió un video que mostraba a una persona en el suelo siendo pateada por un policía. La estación dijo que el clip había sido filmado por un residente de la favela.

La asociación de vecinos Paraisópolis publicó un comunicado en sus redes sociales denunciando también excesos policiales.

“Esta madrugada jóvenes fueron acorralados en callejuelas y llevados a la muerte. Quien debería proteger está generando más violencia”, dice el texto. “No aceptaremos callados, exigimos justicia con el castigo de los culpables”, agrega.

Paraisópolis, vecina de la rica urbanización de Morumbi, es una de las mayores favelas de Sao Paulo con más de 50.000 habitantes. La mayoría no tiene acceso formal a la red de servicios básicos y muchas de sus calles no están asfaltadas. Abundan los recovecos angostos y construcciones precarias.

La asociación de vecinos lamentó las muertes y defendió los “bailes funk” como un espacio social ante la falta de opciones culturales para los jóvenes de la favela.

Pero el comisario Emiliano da Silva Neto cuestionó la realización de estos bailes porque a su juicio sirven como fachada para crímenes y tráfico de drogas. “Se tienen que juntar todas las fuerzas de seguridad pública para resolver ese problema”, opinó. “Está fuera de control”, dijo.

Massera dijo que “aún es temprano para saber si hubo una falla de la policía militar, hasta porque quien provocó la acción fueron criminales”.

Añadió que al entrar a la fiesta, persiguiendo a los dos sujetos que dispararon desde una moto, los efectivos fueron recibidos a pedradas, y reconoció que respondieron con gas lacrimógeno, balas de goma y bombas de efecto sonoro.

Da Silva Neto dijo que todas las víctimas murieron pisoteadas. “Todos están con graves lesiones de pisoteo, no hay perforaciones o personas impactadas con proyectiles de armas de fuego”, dijo.

En la operación participaron 38 policías.

La policía militar investigará el caso para determinar si hubo excesos por parte de sus efectivos.

(AFP)

Bolsonaro adelantó que vendrá a la asunción del próximo presidente uruguayo si se confirma la victoria de Lacalle Pou

"No está confirmada todavía la victoria. Yo pienso que difícilmente se revierta. Si ya hubiera sido declarado, lo hubiera llamado, así como la confirmación de nuestra ida", dijo.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, adelantó que visitará Uruguay en caso de que se confirme que Luis Lacalle Pou sea el vencedor del balotaje del pasado domingo.

La diferencia que mantiene con Daniel Martínez, y los pocos votos que quedan por escrutar, hacen que el nacionalista sea el virtual ganador, pero remarca la necesidad de tener cautela al anunciarlo.

Según recoge Estadao de Brasil, el mandatario brasileño avisó que concurrirá a la asunción del presidente uruguayo, siempre y cuando sea Lacalle el vencedor.

“No está confirmada todavía la victoria. Yo pienso que difícilmente se revierta. Si ya hubiera sido declarado, lo hubiera llamado, así como la confirmación de nuestra ida”, dijo, según recogió el citado medio.

El medio señaló que eso no quiere decir que Bolsonaro se “compre una pelea” con el candidato del Frente Amplio.

La posible victoria de la “coalición multicolor” ya hizo que en la región se comentara el proceso electoral uruguayo. Bolsonaro adelantó que visitará Uruguay en caso de que triunfe el nacionalista, y el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, contó que tiene una relación “óptima” con la familia Lacalle.

Lula considera que Evo Morales cometió un “error” al buscar un cuarto mandato

Lula, al que la Justicia permitió agotar todos sus recursos judiciales en libertad, precisaría que su sentencia fuera anulada para poder ser de nuevo candidato tras haber ganado las presidenciales de 2002 y 2006. 

El expresidente boliviano Evo Morales, obligado a dimitir hace once días por las protestas contra su polémica reelección, cometió un “error” al buscar un cuarto mandato, consideró el viernes el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva en una entrevista al diario The Guardian.

Lula, que salió de la cárcel el 8 de noviembre tras haber cumplido 19 meses de reclusión por corrupción pasiva y blanqueo -tras un controvertido juicio que lo condenó a casi nueve años de prisión- dio a entender además que puede no presentarse a las elecciones de 2022.

Nada más ser liberado, el expresidente brasileño había llamado a su Partido de los Trabajadores a reconquistar el poder en manos del ultraderechista Jair Bolsonaro.

Pero en declaraciones al diario izquierdista británico subrayó que para los próximos comicios él tendrá 77 años y “la Iglesia católica, con 2.000 años de experiencia, jubila a sus obispos a los 75”.

Lula, al que la justicia permitió agotar todos sus recursos judiciales en libertad, precisaría que su sentencia fuera anulada para poder ser de nuevo candidato tras haber ganado las presidenciales de 2002 y 2006.

También Evo Morales, de 60 años, había estado casi 14 en el poder cuando intentó hacer valer su polémico triunfo electoral del 20 de octubre para un cuarto mandato hasta 2025.

“Mi amigo Evo cometió un error cuando buscó un cuarto mandato como presidente”, consideró Lula, pese a denunciar que “lo que hicieron con él fue un crimen” y “un golpe de Estado”.

Observadores de la Organización de Estados Americanos encontraron irregularidades en los comicios de octubre y su principal rival, Carlos Mesa, los calificó de “monumental fraude”, lo que desató masivas protestas en Bolivia.

Morales, que tuvo que asilarse en México tras perder el apoyo de las fuerzas armas y la policía, denunció un “golpe político, cívico y policial” instigado por la derecha boliviana.

Para poder presentarse a un cuarto mandato, el expresidente de Bolivia había requerido la habilitación mediante una polémica sentencia del Tribunal Constitucional en 2017, contra lo decidido un año antes en un referéndum nacional.

(AFP)

La justicia brasileña emitió una orden de prisión preventiva contra el expresidente paraguayo Horacio Cartes por un caso de lavado de dinero

Incluyeron su nombre en la lista roja de Interpol, en el marco de la megaoperación anticorrupción Lava Jato.

Un juez de Rio de Janeiro emitió la orden el martes como parte de una investigación que involucra al cambista Dario Messer, detenido en julio tras ser señalado como líder de una red de lavado que operaba desde en Brasil, Uruguay y Paraguay.

Cartes, un rico empresario tabacalero de 64 años que gobernó Paraguay entre 2013 y 2018, es señalado de ayudar a Messer, cuando este estaba prófugo de las autoridades brasileñas, con una transferencia de 500.000 dólares “para sus gastos jurídicos” por medio de un amigo en común.

El abogado de Cartes sostuvo que el expresidente estaba tranquilo y negó que su cliente tuviera vínculos comerciales o societarios con Messer.

Según la prensa paraguaya, el exmandatario se encuentra en su residencia de Asunción, donde el martes recibió a varios dirigentes políticos.

La Constitución paraguaya establece que los expresidentes pasan a ser senadores vitalicios con fueros parlamentarios. Para retirarles la inmunidad se requiere el voto de dos tercios del Senado.

El Senado de Paraguay cuenta con 45 bancas y el Partido Colorado de Cartes conserva la mayoría.

Fue liberado el expresidente brasileño Lula Da Silva y prometió “seguir luchando” por el pueblo

Fue encarcelado desde el 7 de abril del año pasado por corrupción y lavado de dinero, en el marco de la operación Lava Jato.

El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva prometió “seguir luchando para mejorar la vida del pueblo brasileño” y apuntó contra las políticas del presidente Jair Bolsonaro, en un mitin momentos depués de ser liberado de la cárcel de Curitiba (sur) donde pasó 19 meses.

“Aparte de seguir luchando para mejorar la vida del pueblo brasileño, de luchar para que esos tipos no sigan entregado el país, quiero mostrar en lado mentiroso” de las instituciones judiciales que “trabajan para criminalizar a la izquierda”, dijo Lula, de 74 años, ante centenares de fervorosos partidarios.

El juez Danilo Pereira Jr., del 12º Tribunal Criminal Federal de Curitiba, aceptó el pedido de los abogados del exmandatario para que abandone su celda en la Superintendencia de la Policía Federal de la capital de Paraná. La solicitud había sido presentada esta mañana, luego de que anoche el Supremo Tribunal Federal, en Brasilia, aprobó por seis votos contra cinco cambiar su jurisprudencia hasta ahora que permitía que los condenados en segunda instancia empezaran a cumplir sus penas de prisión.

Lula, de 74 años, había sido condenado en dos instancias por el caso de un departamento tríplex en el balneario paulista de Guarujá que obtuvo como soborno de la constructora OAS a cambio de garantizar a la compañía contratos con la petrolera estatal Petrobras durante su gobierno.

Originalmente, Lula había sido condenado en julio de 2017 por el juez Sergio Moro a nueve años y medio de prisión. Luego, en enero del año pasado, el fallo fue ratificado por el Tribunal Regional Federal de la 4ª región, en Porto Alegre, que permitió su detención. En abril de este año, el Superior Tribunal de Justicia ratificó la culpabilidad del expresidente, pero le redujo la pena a ocho años y diez meses de cárcel.

Ahora, la defensa de Lula intentará anular todo el proceso mediante una apelación al Supremo Tribunal Federal, que tiene como fundamento la cuestionada imparcialidad de Moro.

Este año, el sitio The Intercept reveló que el entonces magistrado -actualmente ministro de Justicia de Jair Bolsonaro-, mantuvo comunicaciones indebidas con los fiscales de la Lava Jato que acusaron a Lula.

Supremo Tribunal Federal de Brasil resolvió que la prisión solo sea dictada cuando haya fallo definitivo

Esta decisión abre la puerta a la liberación del expresidente Lula Da Silva.

La Corte Suprema de Brasil dio un vuelco radical a las normas de encarcelamiento en el país, decidiendo que las penas de prisión no pueden empezar a ejecutarse antes de agotar todos los recursos legales.  Con ello abrió nuevas posibilidades de libertad al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva.

“Por una mayoría de sus votos dentro de los límites de los respectivos votos emitidos, la acción fue confirmada”, dijo Jose Antonio Dias Toffoli, presidente de la Suprema Corte.

El anuncio del jueves modifica la jurisprudencia que determinaba el inicio del cumplimiento de penas a partir de una condena en segunda instancia.

Los abogados Lula pidieron su “liberación inmediata” ya que empezó a purgar una pena de ocho años y diez meses de cárcel en abril 2018, tras haber sido condenado en segunda instancia por corrupción y lavado de dinero.