Coronavirus en Uruguay: en la última semana se detectaron 5.681 casos nuevos y hubo 19 fallecidos

Según el reporte, en la última semana se realizaron 32.517 tests.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) dio a conocer este lunes el informe más reciente sobre la situación epidemiológica del Covid-19 en Uruguay. Según la cartera en el período comprendido entre el 19 al 25 de junio se registraron 5.681 casos nuevos de coronavirus y hubo 19 fallecidos.

Respecto al reporte de la semana anterior, se registraron 2.390 casos menos, y la cifra de fallecidos bajó de 22 a 19.

Según el reporte, en la última semana se realizaron 32.517 tests. Actualmente hay 5.339 casos activos de la enfermedad y el porcentaje de camas ocupadas en CTI por Covid-19 es del 4,7%.

El viernes pasado, el Antel Arena cerró su última jornada de vacunación contra el Covid-19. Con 19 puestos activos, se transformó en el principal centro de vacunación del país. La semana pasada, además, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, adelantó que no estudian vacunar contra el Covid-19 a menores de cinco años y dijo que hay un "control relativo" de casos.

MSP dispuso el uso obligatorio del tapabocas en ciertos casos: cuáles son y a qué responde

La exhortación se hace "con el objetivo de minimizar la trasmisión del virus SARS-CoV-2 y otros agentes virales", apuntan desde el MSP.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) emitió este jueves un comunicado en el que dispone las circunstancias en las que son obligatorios el uso de tapabocas y aquellas en las que su uso está "altamente recomendado".

"Con el objetivo de minimizar la trasmisión del virus SARS-CoV-2 y otros agentes virales, el Ministerio de Salud Pública entiende necesario recordar una vez más que las medidas no farmacológicas y la inmunización que ofrece el plan de vacunación (covid-19 e Influenza) son el principal soporte en esta etapa", apuntan desde el MSP ante el aumento de casos de Covid-19 que viene observándose en los últimos informes epidemiológicos que publica la cartera: en el último de ellos se señaló que había 7.661 casos activos.

Este es el detalle de las nuevas recomendaciones del MSP:

La cartera entiende necesario disponer el uso obligatorio de mascarilla facial en los siguientes casos:

  • Personas con síntomas respiratorios que mantengan contacto con otras personas por el plazo en que duren dichos síntomas, hasta que se establezca el diagnóstico.
  • Personal sanitario con atención regular directa a público o pacientes siguiendo las recomendaciones del Ministerio.
  • Todo usuario y acompañante que ingrese y/o permanezca en un centro de salud, incluidos proveedores.
  • Funcionarios a cargo del cuidado de grupos vulnerables, tales como ELEPEM, centros de cuidado de personas con dependencia funcional u otras situaciones de similares características.

A su vez, con el mismo objetivo, el Ministerio dispone del uso altamente recomendado de mascarilla facial a personas que, sin cursar síntomas, se encuentren en las siguientes situaciones:

  • Usuarios de medios de transporte colectivo, a nivel urbano, suburbano, interdepartamental e internacional.
  • Personas que permanezcan en refugios, establecimientos de reclusión o instituciones de similares características.
  • Personas que se encuentren en espacios dónde se sospeche la ocurrencia de un brote de enfermedad respiratoria aguda por el plazo acotado hasta que la situación se resuelva.
  • Personas que permanezcan al cuidado de personas no vacunadas, como niños menores de 5 años, entre otros.
  • En espacios cerrados con aglomeración de personas.
  • Elaboradores y manipuladores de alimentos.

Hay que "evitar la diseminación de cualquier infección respiratoria, no solo el Covid-19", dijo Álvaro Galiana

Galiana dijo que “lo que estamos viviendo en Uruguay es un aumento importante” y “podría configurarse una tercera ola”, pero que esa evaluación corresponde el MSP.

El último informe sobre el coronavirus en Uruguay dio cuenta de un salto en la cantidad de casos y fallecimientos de personas con la enfermedad, en comparación con el reporte previo. En el período comprendido entre el 15 y el 21 de mayo se registraron 8.344 casos positivos de Covid-19 y 12 muertes. Una semana antes se habían comunicado 5.549 contagios y dos decesos.

Consultado sobre si este aumento significa el inicio de una tercera ola de Covid-19 en el país, el doctor Álvaro Galiana, director del Hospital Pediátrico del Centro Pereira Rossell, consideró que “hablar de tercera ola es dar un dato epidemiológico” que corresponde a las autoridades sanitarias, porque manejan otros insumos para evaluar la situación.

No obstante, dijo que “lo que estamos viviendo en Uruguay es un aumento importante” y “podría configurarse una tercera ola”. “Habrá que hablar con las autoridades nacionales para ver si lo establecen o no”, apuntó.

En este marco, Galiana remarcó que “quizás no es necesario hacer diagnóstico etiológico de laboratorio en todos los casos, pero sí tomar las medidas médicas como para evitar que se siga difundiendo” el virus. “Hay que estar atentos, hay que cuidarse y hay que evitar que se disemine, con las medidas que ya sabemos: higiene de manos, alcohol en gel, tapabocas, evitar estar en lugares cerrados con muchas personas, sobre todo las de factores de riesgo”, apuntó, y agregó que “por lo menos hay cinco o seis personas alrededor de cada diagnóstico positivo de Covid-19 que no se diagnostican”. 

“Hoy en día, el Covid-19 se diagnostica esencialmente por la clínica y nos orienta que haya algún caso cercano y que estemos viviendo una circunstancia de mucha circulación para darnos cuenta de que es probable que sea Covid-19”, dijo Galiana, y apuntó que “es mejor exagerar” y que la persona con síntomas “se comporte como si lo tuviera a no hacer nada y que se siga diseminando”.

Galiana además recordó que tener coronavirus puede conjugarse con otros virus. “Que yo tenga Covid-19 no quiere decir que no pueda tener simultáneamente influenza u otros virus respiratorios”, dijo.

En ese sentido, llamó a “evitar la diseminación de cualquier infección respiratoria, no solo el Covid-19”.

La presión en el sistema

“Estamos viviendo una situación relativamente aceptable a nivel asistencial porque es una variante de Covid-19 que no genera en general una internación. Pero también ya estamos viviendo que, como hay mucha circulación viral, están empezando a aumentar los casos en CTI”, dijo el médico.

En esa línea, el especialista apuntó que en las últimas 24-48 horas ha habido en el Pereira Rossell “por lo menos cuatro o cinco ingresos con Covid-19”, que no son graves, pero esa situación genera, asistencialmente, “una presión mayor”.

Este jueves, en tanto, el presidente Luis Lacalle Pou dijo que "no hay marcha atrás" con las medidas por la suba de casos de Covid-19 y descartó reinstaurar la emergencia sanitaria en el país.

"Estamos mucho mejor con la inmunidad colectiva" de las vacunas, pero se debe proteger a los vulnerables, dijo infectólogo Medina

El infectólogo Julio Medina llamó a usar tapabocas en lugares cerrados, evitar en lo posible lugares mal ventilados, no perder la oportunidad de vacunarse o recibir el refuerzo correspondiente.

Los casos de coronavirus han ido en aumento en estas últimas semanas, de acuerdo a la cantidad de test positivos y, además, se estima que hay un subregistro dado que el protocolo indica hisopado solo en algunos casos. El pasado lunes el Sistema Nacional de Emergencias (Sinae) divulgó el último informe sobre el coronavirus en Uruguay, que dio cuenta de un salto en la cantidad de casos y fallecimientos de personas con la enfermedad, en comparación con el reporte previo. En el período comprendido entre el 15 y el 21 de mayo se registraron 8.344 casos positivos de Covid-19 y 12 muertes. Una semana antes se habían comunicado 5.549 contagios y dos decesos.

El infectólogo Julio Medina escribió en las redes sociales que Uruguay está ingresando en la tercera ola de Covid-19. A eso hay que sumar otros diagnósticos típicos de la época como infecciones por adenovirus, virus sincicial respiratorio y la gripe, entre otros virus respiratorios.

Para Medina, “esto irá generando desafíos primero y luego dificultades crecientes a la hora de gestionar la asistencia ambulatoria, asistencia en emergencia y disponibilidad de camas en cuidados moderados”. 

Para el especialista, "los brotes hospitalarios seguirán aportando estrés al sistema" y en especial cuando se da en personal de la salud porque agregan "un grado de complejidad".

El médico llamó a usar tapabocas en lugares cerrados, evitar en lo posible lugares mal ventilados, "no perder la oportunidad de vacunarse y a recibir el refuerzo correspondiente". En este escenario, ya se anotaron 150.000 personas de entre 18 y 49 años para recibir la cuarta dosis de la vacuna anticovid.

Además, Medina afirmó que si se tiene síntomas, hay que autoaislarse o disminuir la interacción social al mínimo por una semana, usando siempre tapabocas. Aclara que en caso de pertenecer a una población vulnerable, hay que buscar consulta con su prestador de salud.

El médico indicó que la población "está mejor con la inmunidad colectiva lograda por vacunas y por las olas anteriores", pero que el coronavirus todavía puede "dañar a las personas vulnerables (directa o indirectamente) o generar Covid-19 prolongado en uno de cada cinco pacientes".

Este jueves, en tanto, el presidente Luis Lacalle Pou dijo que "no hay marcha atrás" con las medidas por la suba de casos de Covid-19 y descartó reinstaurar la emergencia sanitaria en el país.

Coronavirus en Uruguay: reporte semanal muestra aumento de casos, pero no de fallecimientos

Entre el 8 y el 14 de mayo se registraron 5.549 casos positivos de coronavirus; la semana previa se reportaron 2.830 contagios.

El Ministerio de Salud Pública (MSP) dio a conocer este lunes el informe más reciente sobre la situación epidemiológica del Covid-19 en Uruguay, que muestra un incremento de las infecciones pero no de las muertes por la enfermedad. 

Según el MSP, en el período comprendido entre el 8 y el 14 de mayo se registraron 5.549 casos positivos de coronavirus. Eso significa que, al 14 de mayo, había 4.938 casos activos de la enfermedad en el país. 

Esto muestra un incremento significativo en la cantidad semanal de contagios en relación al informe anterior: entre el 1º de mayo y el sábado 7 se registraron 2.830 nuevos casos, y tres personas fallecidas

Este nueve reporte, en tanto, da cuenta de dos fallecidos por la enfermedad. El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, dijo días atrás que la variante de ómicron BA.2 es más contagiosa, pero no muestra un aumento en la mortalidad

El jerarca planteó la semana pasada que “la pandemia no terminó”. Y fue en ese marco -y en un escenario de suba de los contagios- que el MSP decidió habilitar una cuarta dosis de la vacuna anticovid para la franja comprendida entre los 18 y los 49 años con comorbilidades. 

Entre el 8 y el 14 de mayo, según el informe del MSP, se realizaron 29.989 tests. De ese total, el porcentaje de positivos fue de 14,9%.

Si se trata de porcentaje de camas de CTI ocupadas al 14 de mayo, el número es de 63,4%; de esa cifra, el 3,1% corresponde a personas con Covid-19.

Cuarta dosis de la vacuna anticovid: cuándo abre la agenda, quiénes pueden dársela y en qué plazos

La agenda para anotarse a la cuarta dosis abrirá entre la tarde del martes 17 y la mañana del miércoles 18 de mayo, dijo el subsecretario José Luis Satdjian.

El ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, explicó este viernes en conferencia de prensa que el número de casos de Covid-19 ha venido en aumento en Uruguay en las últimas semanas. Aseguró que desde el lunes al jueves de la semana pasada se registraron 1.172 casos de la enfermedad, mientras que en el mismo período de esta semana esa cifra trepó a 2.616. "La pandemia no terminó", dijo el secretario de Estado.

El jerarca expresó que el incremento se está concentrando sobre todo en las personas de 18 a 49 años, que se suelen contagiar en el ambiente laboral y luego generan un brote intrafamiliar. En este marco, las autoridades del Ministerio de Salud Pública (MSP) entendieron pertinente habilitar la cuarta dosis para quienes entren dentro de ese grupo etario y padezcan alguna comorbilidad.

Como la agenda estará habilitada para todas las personas de 18 a 49 años, Salinas apeló a la “responsabilidad responsable”: “Cada uno sabe si tiene o no tiene comorbilidades, y si está dentro de los parámetros establecidos”.

¿Quiénes pueden anotarse para una cuarta dosis?

Personas entre 18 a 49 años que se hayan vacunado con el esquema Sinovac-Sinovac-Pfizer

¿Cuándo abre la agenda?

La agenda para anotarse a la cuarta dosis abrirá entre la tarde del martes 17 y la mañana del miércoles 18 de mayo, dijo el subsecretario José Luis Satdjian.

“El procedimiento es igual al que se ha realizado hasta el momento: por la app, la web o el 0800 1919. Y la vacunación será de la misma forma que hasta ahora. Una vez anotados, se dará hora recién para la siguiente semana de apertura, de acuerdo a la disponibilidad que haya en cada vacunatorio”, agregó el subsecretario de Salud Pública.

Plazos 

Para recibir la cuarta dosis deben haber pasado un mínimo de 120 días desde la tercera dosis.

En caso de haber cursado el Covid-19, se deben esperar también 120 días para recibir la cuarta dosis.

“Vamos a disponibilizar la vacuna Covid-19 en menos tiempo para aquellos viajeros que vayan a un país donde se requiera un esquema de vacunación completo (dos dosis) con Pfizer”, dijo el subsecretario.

En tanto, desde el MSP se recordó que la vacuna contra el Covid-19 y la vacuna antigripal se pueden recibir de forma simultánea. 

¿Se ofrecerá una cuarta dosis de la vacuna anticovid a la población entre 18 y 49 años? Esto respondió Salinas

“Todavía no tiene el visto bueno de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas”, como sí lo tiene para los mayores de 50 años y personas de riesgo, dijo el ministro.

Luego de haber comparecido en el Parlamento a pedido del Frente Amplio, el ministro de Salud Pública, Daniel Salinas, habló en conferencia de prensa en la noche del martes. Allí fue consultado sobre la posibilidad de extender a otras franjas etarias una cuarta dosis de la vacuna anticovid. 

“No descarto que pueda ser evaluada la franja de 18 a 49 años”, dijo Salinas, y explicó que esa posibilidad “todavía no tiene el visto bueno de la Comisión Nacional Asesora de Vacunas”, como sí lo tiene para los mayores de 50 años y personas de riesgo.

En ese sentido, el ministro dijo que si algo ha enseñado la pandemia es que hay que “ir cambiando de acuerdo a las circunstancias”, por lo que considera que el tema de la cuarta dosis deberá ser evaluado por la comisión de expertos con los nuevos datos epidemiológicos que se tienen. “No hay aquí ninguna situación absoluta, de conocimiento absoluto y estático”, agregó.

Fue precisamente en la comparecencia de este martes que el ministro dijo que la nueva variante de ómicron BA.2 representa el 35% de las muestras analizadas en Uruguay durante el mes de abril.  

Con la posibilidad de evaluar una cuarta dosis para la franja etaria no comprendida en la actual administración de la vacuna, Salinas sí hizo hincapié en que “hay que trabajar de 50 (años) para arriba en incrementar esa cuarta dosis”.

“La respuesta en general a la propuesta de inmunización del país ha sido muy buena, y explica los buenos resultados que tuvimos, particularmente en el segundo semestre, y el descenso en la mortalidad en el primer trimestre de 2022.  Es decir que las dos dosis y la tercera tuvieron muy buena recepción”, dijo Salinas.

El pasado lunes 9 de mayo, el Ministerio de Salud Pública (MSP) informó las cifras de Covid-19 desde el pasado domingo 1º de mayo hasta el sábado 7. En ese período se detectaron 2.830 nuevos casos de coronavirus y fallecieron tres personas. En tanto, esta semana, el MSP dio también a conocer las rccomendaciones para la coadministración de vacunas Covid-19, antigripal y del plan regular.

Molnupiravir: el antiviral oral desarrollado para combatir el Covid-19

¿Cómo actúa el Molnupiravir? ¿Ayuda para los efectos post-COVID? ¿Qué resultados ha tenido en otros países del mundo? Para responder estas preguntas, contactamos vía zoom este viernes con el doctor Jorge Facal para hablar sobre el moderno antiviral oral desarrollado para el Covid-19 por el Laboratorio Novophar. El doctor hizo in balance de la situación actual respecto al coronavirus, explicó los tratamientos posibles.

Inmunólogo: "No hay casi datos científicos de cómo de comporta la cuarta dosis" contra Covid-19

El Ministerio de Salud Pública prevé analizar en las próximas semanas qué grado de inmunidad alcanzaron los uruguayos, luego de que la ola de ómicron generara récords de contagios de coronavirus, informó El País. Pese a que el 76% recibió dos dosis de las vacunas contra el covid-19 —y cerca del 53% se dio la vacuna de refuerzo—, las autoridades quieren saber ahora cómo influyó que más de 700.000 personas hayan cursado la enfermedad.

El análisis del grado de inmunidad de los uruguayos

Problamenente no tenemos números exactos del número de casos, pero parece claro que, sobre todo la población que por su forma de vida está más expuesta, en una buena proporción resultó infectada. Eso cambia el status inmunológico de esa población.

Hay que distinguir dos niveles o tipos de la inmunidad. El primero, son los anticuerpos neutralizantes, que se unen a determinadas regiones de determinada proteína del virus e impiden que el virus colonicen nuestras células. Sería una valla más perimetral. Esa parte de la inmunidad es la que evita que nos contagiemos. Luego hay una barrera más interna, que evita que si nos infectamos progresemos a una enfermedad severa. Es difícil mantener intacta esa valla perimetral. Es más fácil para el sistema a inmunitario mantener bien esa segunda barrera que la barrera más externa.

El sistema inmunitario es estimulado tanto por las vacunas como por la infección. En ambos casos, se mejoran ambos tipos de defensas, solo que se precisa más estimulación para llegar a una defensa perfecta desde el punto de vista de anticuerpos neutralizantes o la valla perimetral. Es decir, se necesita más estimulación para tener una buena protección frente a la infección. Sin embargo, con un nivel menor de estimulación, si no tenemos una barrera perfecta contra la infección, sí tenemos una barrera buena para la enfermedad severa.

El rol de la vacunación en el debilitamiento del Covid-19

El objetivo primario de la mayoría de las vacunas es evitar la enfermedad severa. Sin embargo, cuando salieron las primeras vacunas del covid, se vio que daban una buena barrera par la infección en general, pero se vio perforado por dos factores. Uno, porque esos niveles de anticuerpos neutralizantes caen rápido a lo largo de los primeros meses, no a cero. Segundo, la aparición de variantes que son diferentes. Nos queda la barrera interna como más segura. La variante ómicron perforo la confianza de llegar a la inmunidad de rebaño. Primero, porque la proteína spike es diferente a la original que provoca que los anticuerpos neutralizantes que generamos con la vacunación ya no sirven con la variante ómicron. No todos, por esto tenemos protección parcial. La segunda razón es que es más transmisible.

Status inmunológico luego de la ola de ómicron

Va reforzando dos cosas. Lo que nos tiene que importar mas es que va a reforzar la resistencia a la enfermedad severa. Además, suben los niveles de anticuerpos neutralizantes. Entonces, una persona que tiene las dosis y tuvo la variante ómicron no va a volver a infectarse con ómicron, y diría que con ninguna parecida a ómicron. En términos de anticuerpos neutralizantes, lo que llaman ahora inmunidad híbrida es muy buena. Los niveles de anticuerpos neutralizantes suben cada vez que nos volvemos a enfrentar a la información de las proteínas del virus. Cada exposición nueva al virus nos suben los niveles de anticuerpos neutralizantes.

La cuarta dosis y las personas que cursaron la enfermedad

Hay científicos que dicen que quizá la variante ómicron sea como un paso intermedio de la situación pandemia a la situación endemia. Están estimando que más de un tercio, más de la mitad de la población mundial se ha infectado con el virus, no solo con ómicron.

No hay casi evidencia, datos científicos acerca de cómo se comporta la cuarta dosis. Suben un poco los anticuerpos neutralizantes en relación a tres dosis de Pfizer anteriores, pero no es una cosa espectacular lo que suben. Yo diría que la cuarta dosis sí, para personas en riesgo, con comorbilidades. No necesariamente para todo el mundo. Lo que nos tiene que importar es que todo el mundo esté protegido de la enfermedad severa. Para personas con un sistema inmune robusto sí (que es suficiente las tres dosis).

No estamos lejos, pero me parece que todavía no estamos (de que la evolución de la enfermedad severa esté en un lugar que permita vivir sin que trastorne la vida). Hay un porcentaje de la población adulta no se ha vacunado y aún está en riesgo. Debería ser nuestra primera prioridad. Sabemos que los que están en CTI, es más alta si no está vacunado que si lo está. Si esta vacuno es también diferente si tiene dos dosis o tres dosis, especialmente las personas no jóvenes, y/o que previamente hayan tenido la vacuna de Sinovac. Tenemos que vacunar a los que no se han vacunado. Tenemos que completar la tercera dosis, sobre todo quienes estén vacunado con Sinovac. Y probamente tenemos que dar una cuarta dosis a las personas mas añosos, con comorbilidad.

Inmunidad de rebaño hoy general no tenemos. Tenemos una buena inmunidad en las poblaciones que se exponen más. Hay un tema de costo beneficio. Hay países europeos que están abriendo las canillas, y eso tiene un costo. No es tan grave como si hubiese pasado el año pasado. Ahora el costo sería menor, pero no es que no habría costo. Tendría la impresión que hay gente que no se vacuna porque está lejos del sistema, porque le resulta difícil la agenda electrónica, porque vive en pueblos chicos o lugares desfavorecidos de Montevideo.

Baja de los casos activos

Es una buena señal. Adivinando la epidemiología, me parece que las personas que se exponen más, en buena parte ya se inmunizaron por la vacunación e infección. Esto no quiere decir que saquemos a los abuelos a un baile multitudinario porque se van a infectar.

Presidente de FEMI: "Las terceras dosis faltan en los lugares donde es difícil acceder"

Integrantes de la Federación Médica del Interior (FEMI) se reunieron días atrás con el ministro Daniel Salinas, y le plantearon su preocupación por la falta de personal médico y no médico en el interior, a causa de las cuarentenas por coronavirus. En ese sentido, la federación planteó la necesidad de reforzar el personal de salud, en especial en los departamentos turísticos. También propusieron que se retome la campaña de vacunación “Pueblo a Pueblo”.

La situación de los sistemas de salud en El Interior

FEMI es el gremio de los médicos del interior, y como tal nucleamos 22 gremios que están en los 18 departamentos, de ese interior que no es un interior, sino que múltiples interiores. Siempre tuvimos un buen diálogo con las autoridades. Esos varios interiores a veces no se tienen en cuenta, y lo digo históricamente desde que nacimos. El interior es mucho menos homogéneo desde lo que se ve de la capital. Políticas que son para el interior, en algunos lugares, capaz estamos acertando y en otros capaz le estamos errando.

El centro del tema es que tanto la sobrecarga que hay en el primer y segundo nivel de atención, tenemos casi un 20% de los médicos del sector privado o del equipo de salud que están en licencia médica. Naturalmente, ómicron no perdona a nadie. En los territorios más chicos los equipos de salud son más acotados. Muchas veces, las medidas que se toman son desde lo local, porque es donde se conoce la realidad. Uno de los grandes temas que planteamos al ministro, ya había respondido el ministerio con algunas medidas, que tiene que ver con los cambios de protocolos, de certificaciones médicas que sean más agiles e instantáneas y otras medidas. Ante la incertidumbre, tiene que haber mucha prudencia. Por eso no quisimos salir con una declaración pública, porque no es el momento.

La solicitud al MSP por falta de personal

Hablamos con la Federación de Prestadores Médicos Privados en el Interior, con ASSE y el ministerio. Medidas mágicas no hay. Uno puede manejar la situación como se puede. Respetamos a quienes hoy son la autoridad máxima sanitaria. No nos corresponde a nosotros, y si tuvimos alguna discrepancia, se la planteamos. No queremos que la incertidumbre siga creciendo.

Las demoras en recepcionar llamadas y hacer análisis

Yo creo que hay una sobrecarga enorme. Entre la sobre carga y la saturación hay una línea muy fina. Porque la palabra saturación es una mala palabra. Saturación no hay.

Las autoridades mandatan normas generales. Ahora los prestadores, tanto ASSE como a nivel privado, lo que han hecho es reforzar los servicios. ¿Qué pasa? No se da abasto igual. Hay una sobrecarga y todos lo estamos viviendo. Es cierto y está pasando. ¿Qué otra medida podemos tomar? Seguir reforzando los servicios. Es más común encontrar algún colega con covid que sin.

Todas esas medidas conversamos con el ministerio (reforzar con estudiantes o facilitar el acceso al autotest). Algunas ya se han tenido en cuenta e instrumentado. A veces eso no es sencillo. Lo mismo pasa con las coordinaciones de cirugías. El rezago quirúrgico que se maneja son cifras montevideanas. La mayoría de los departamentos durante la pandemia, casi todo se pusieron al día. El aumento en CTI en el Interior también se está notando.

Para medicina intensiva nos habíamos preparado muy bien. Lo que no quiere decir que nos está pasando y está aumentando el número de casos. Hay una diferencia sustancial entre los que no se vacunaron, tiene pauta vacunal incompleta y los que se vacunaron.

La vacunación “Pueblo a Pueblo”

Creo que la vacunación a veces se manejó desde una postura en cuanto a la campaña que no llego demasiado a la gente. Habría que instrumentar en franjas etarias la forma de llegar a la gente. Son excelentes los números, pero por ejemplo, para la tercera dosis tenemos muy bajos los menos de 25 años. Hay una enorme cantidad de uruguayos que tienen dificultad para agendarse, porque no tienen teléfono, porque no tienen quien los ayude y eso se da sobre todo en el interior. Hay inaccesibilidad y exclusión desde toda la vida. Esa diversidad, esas particularidad del interior, lo que hace el "Pueblo a Pueblo" es llegar. Ya lo tenían en los planes. Nosotros lo que hicimos fue plantearlo como prioridad.

Ante esas dificultades, la vacunación Pfizer cuando salió "Pueblo a Pueblo" fue hasta emocionante, porque la gente va a vacunarse. Nos parece que la información que nos llega está clara, pero no está clara. Hay un porcentaje enorme que no se vacuna, o de esos que no se vacunaron, y hay que llegar a esa gente.

Lo que falta es la tercera dosis, en lugares donde no es fácil acceder, porque hay departamentos que tiene uno o dos lugares para vacunarse. Vos vas a una localidad x, y anuncias que vas a esa localidad, y hay cola de todo tipo.

Lo de mayor foco lo planteamos sobre todo en los jóvenes, porque tienen otra forma de vincularse. Acudir más a hablarles a esos jóvenes. Después lo otro es hacer lo mismo que el ministerio hizo la vez anterior.

Todo esto es multifactorial. Esto más que ola, nos aplastó. La comunidad científica está aprendiendo sobre la marcha. Entonces, escuchemos a los científicos que saben. Respetemos lo que las autoridades plantean.

¿Hay alguna medida que se tenga que tomar y no se está tomando? Habría que mirar en perspectiva. Lo que hay son matices y algunas diferencias en su momento. ¿Cómo se manejó la pandemia? La nota es buena con algunos altibajos.

Hablando del mundo científico hay matices. El ministerio sabemos cuáles son las políticas que está implementando. ¿Cuál es el panorama en 3 o 4 semanas? Y no sé. El gran problema acá es a la sobrecarga que está teniendo el sistema de salud. Es prestar mucha atención en las medidas focalizadas en cada departamento, que se está haciendo. A veces no es noticia y no trasciende. En muchas localidades del interior ha habido refuerzo. Pero no se pueden tomar las mismas medidas para todo el interior. Si tengo uno en verde y otro en rojo, no voy a tomar las mismas medidas. Porque conocen la realidad y no pasó nada a nivel central. Aspiramos a que pase eso, que las medidas se ajusten a lo que la comunidad piense, siente y conoce.

La falta de personal médico u no médico por cuarentena

En el segundo nivel es el ausentismo. Se ajustaron los plazos, la cuestión capaz es más manejable, pero hay equipos de salud que son de cuatro o cinco médicos internistas que si se enferman dos o tres, los otros tienen una sobrecarga enorme.

No hay nadie que pueda decir bueno vayan para allá. La realidad es la que puede más. No podemos planificar lo que va a pasar en 15 días. Hasta lo que nosotros sabemos, salvo algunos casos que ASSE confirmó, no ha habido esa cuestión de reforzar desde otro lado. A veces se da la cuestión de complementación, no en todos lados igual.

Sí ha faltado test rápido. Está faltando en el mundo, porque la demanda es muy grande.

Hay que tener mucha prudencia cuando salimos a la opinión pública, por la incertidumbre. Se están tratando de tomar la mayor cantidad de medidas posibles, pero está difícil.

Ayuda (los cambios en los tiempos de cuarentenas y las disposiciones para hisoparse), sobre todo teniendo en cuenta el equipo de salud. En el mundo, China y Nueva Zelanda están aisladas, en los lugares donde aparecen focos. Hay otros que están liberando absolutamente. La ventaja que tenemos es que todas empezaron antes y podemos ver qué cosas tomar y qué podemos adaptar a nuestra realidad. Pero es muy difícil encontrar el camino justo, porque lo estamos buscando a medida que la enfermedad se da y nos está arroyando. Esto le pasa al mundo hoy.

Integrante de la Sociedad de Medicina Familiar cree que "el foco tiene que estar en el número de pacientes graves" con covid

Debido al aumento de casos por coronavirus por la variante Ómicron se ha generado una sobrecarga en el primer nivel de atención, a causa de consultas y llamados a las emergencias. Ante esta situación, una delegación del plenario de sociedades científicas del Sindicato Médico del Uruguay, se reunió con autoridades del Ministerio de Salud Pública para analizar cómo mantener los niveles de atención y privilegiar a los sectores más complicados.

El impacto de la variante ómicron en el sistema de salud

Como todos saben el aumento de casos que se ha dado en el último mes no ha llevado  a que la atención que estaba organizada para episodios anteriores sobre todo de coronavirus se haya visto un poco sobrecargada. Creemos que esa sobrecarga, hace 10 días nos está dando algunas complicaciones en monitorear a todos los pacientes que demandan la atención. Por eso nos reunimos en el plenario de Sociedades Científicas del Sindicato Médico, y vimos unas dificultades que encontrábamos fundamentalmente en lo que tiene que ver con el aumento de casos sumado al momento del año con muchos compañeros de licencia y además con mucha gente trabajadora de la salud que esta padeciendo la infección. Si bien tenemos muchas fortalezas, debemos plantear y proponer algunos cambios con lo que tienen que ver con el afrontamiento inicial de estos pacientes porque vemos que la población también lo demanda.

Las poblaciones vulnerables que se deben atender

Generalmente los servicios de covid de han tratado de hacer de forma telefónica. Lo que habitualmente hace uno que tiene síntomas es llamar a su servicio. Lo que estamos viendo un atraso en la respuesta, tanto para el testeo como en el seguimiento. A veces, si se hacen sistemas de triage y son de bajo riesgo, se pueden ir de alta sin tener consulta o muy pocas. Eso no quiere decir que esté mal en esta situación porque tenemos una experiencia que se suma a la experiencia internacional de lo que ha sido la variante ómicron. Por eso solicitamos una reunión con las autoridades la semana pasada. Creemos que hay una intención de rever los protocolos que existen. Creemos que la vacunación ha dado seguridad en lo que es la evolución de los pacientes que tienen por ejemplo tres dosis de vacuna. Pensamos que esa población en grupos etarias bajos y sin enfermedades que puedan agravarlo, podrían auto monitorizarse. Viendo a quien testear y a quien no. Pero el riesgo mayor es que en esa población que no podemos ver estén los que evolucionan mal, y son los que tenemos que prestar atención.

Pensamos que lo que hay que establecer es una buena comunicación en lo que es síntomas leves y síntomas graves. Si nosotros logramos una buena comunicación, achicaríamos ese gran margen de personas que hoy además no podemos controlar. Creemos que el mensaje lo hacen los prestadores, pero con un fuerte mensaje de la autoridad. Los protocolos salen del MSP. Están apoyados por técnicos. Hay gente de varias disciplinas.

Creemos que el riesgo hoy es que esas personas que tienen síntomas y que tienen enfermedades y pueden evolucionar a internación quizá también no sean vistas y en eso hay que poner el foco.

La falta de respuesta a los pacientes con Covid-19

Hasta en el momento más difícil de la pandemia, uno seleccionaba, y si uno era un caso leve ni siquiera se iba a ver. Teníamos métodos virtuales para seleccionar a quién íbamos a ver. Lo que no se podía igual es definir quien iba a la emergencia. Las llamadas en espera han superado las expectativas de cualquier prestador.

¿Por qué sería importante "racionalizar" el testeo?

Creemos que eso no debería cambiar. Hoy alguien que tiene un contacto, el más clásico, el intra domiciliar. La pauta hoy dice que con tres dosis, tuve un contacto casual no tengo que hisoparme ni aislarme. Pero si es conviviente sí. El mensaje es que se tiene que aislar. Los criterios para nosotros siguen siendo los mismos. Nosotros lo que queremos priorizar es la atención medica por lo menos virtual.

Esto requiere un análisis importante. Es probable que aumenten los casos con esto. Es una estrategia que favorece el aumento de casos. Yo creo que el foco no tiene que estar en el número total de casos. Tiene que estar en el número de pacientes graves.

Eso lo llevamos a la reunión (la certificación para ir a trabajar). Creemos que hay que flexibilizar la posibilidad de certificación medica. Lo que creemos es que hay que darles herramientas al sistema para que no se genere más enfermedad y más muerte. Sabemos que hay un riesgo grande que es el síndrome post covid, que se habla de un 10, 5% que se ha dado más en los pacientes internados. Es el riego que hay que analizar con los técnicos.

Personas que no entra en los registros de los números

Creemos que hoy ya hay un subregistro. Hay gente que esta haciendo eso (no se hisopan y se auto aíslan). No lo tenemos (el porcentaje), es muy difícil de medir. Esta en el cambio de estrategia ver si necesitamos medir el numero total. Esto no es solamente una cuestión de "gasto" sanitario, sino también en plata. El presidente habló de 1 millón de dólares por día, yo creo que ahora es más porque estamos testeando más.

Qué pasa con otras personas que padecen enfermedades paralelas

Ahí es donde tenemos que apuntar y evitar que esas personas se contagien y se enfermen. Hemos visto buenos resultados de la vacunación hasta en pacientes oncológicos. Hoy vemos cifras de los fallecidos y hay una gran diferencia entre los que no están vacunados o tienen incompleta la vacunación y los que si. Justamente a esos pacientes son los que hay que cuidar más. Los cambios van dirigidos a ellos.

Certificado de vacunación

Yo no estoy de acuerdo. Creemos que la gente ha respondido muy bien. La semana pasada se habló de fomentar un poco más la tercera dosis en el personal de la salud. Yo creo que esto no va por la vía de la obligatoriedad, sino de entender que con la tercera dosis yo logro controlar los síntomas.

Pensamos que probablemente ahora suba mucho más. La epidemia de la nueva cepa nos dimos cuenta muy tarde. Tuvimos que esperara a reconocerla para empezar a hacer cosas. Tendríamos que haber fomentado una campaña del personal de la salud en octubre, noviembre, y quizá en los pacientes de riesgo.

A veces las decisiones se dan en función de lo que pasa en otros países, cuanto la vacuna iba a lograr controlarlo. No es una cuestión de conducta. Yo creo que hay conciencia. El personal de la salud tiene alto porcentaje de vacunación en primera y segunda dosis. Creemos que esto acompaña lo que ha sido en general la población, y vamos a apoyar a que se aumente.

¿Qué podría haber cambiado?

La cifras nomás, porque creemos que ómicron burla la inmunidad. La tercera dosis es una barrera para complicaciones. Por eso decimos que la estrategia debería cambiar de los casos totales a las complicaciones. No se puede evitar con la vacuna, como la delta o la anterior

Si tengo una enfermedad que puede evolucionar mal, que llame un medico y este cada 48-72 horas como pasó en mayo. Esa es una propuesta que hicimos (pasar a otro sistema como en España). Hay puestos donde uno puede comprara la población en general y evaluar si aumentan los casos mas graves. Van a aumentar porque es una cuestión estadística. Ahí ver qué medidas tomar, cambiar las estrategias. Es muy dinámico todo. Estamos aprendiendo a nivel mundial. Tenemos una alta tasa de vacunación y eso nos permite pensar en estas estrategias.

Comentarios del subsecretario de Salud Pública

Estamos de acuerdo y pensamos que es un debe y hay que hacerlo. Quizá no va con que sea obligatorio. Sí creo que hay que fomentar mucho más que hay que vacunarse. En eso estamos totalmente de acuerdo.

Emergencias móviles: "No hay problema con la atención de las ambulancias"

La Cámara de Emergencias y de asistencia médica extrahospitalaria informó que se experimentan demoras en el servicio, sobre todo en "los llamados de menor gravedad y el servicio de atención telefónica", a causa del "aumento exponencial de la demanda" por la situación epidemiológica actual. Contactamos con el dirigente de la Cámara de Emergencias Móviles quien explicó que están "sobre exigidos, no saturados".

Según el comunicado difundido el pasado viernes se está priorizando la atención de los casos de emergencia y urgencia. En este sentido, la Cámara solicita a sus afiliados la "comprensión en la demora de aquellas situaciones que no revisten gravedad".

Las emergencias móviles y el aumento de casos de Covid

Creo que la palabra es sobre exigidos. Saturados no porque saturado es cuando uno no tiene respuesta. Todas las empresas de emergencia móviles del país estamos  muy exigidos, en particular en las zonas de Montevideo y aledaños por un aumento de la demanda por consultas de infecciones respiratorias altas. Estas consultas son en relación a consultas banales, no son códigos importantes. Cuando uno llama se hace una serie de preguntas para saber si hay que mandar una ambulancia rápida o qué tipo de móvil. En estos de casos que pedimos tolerancia a la población, son porque son casos leves. Son aumentos en las consultas telefónicas, video consultas y consultas en nuestras clínicas. Quiero dejar claro que no hay una alteración en la tasa del uso de las ambulancias. Son las que preservamos porque es nuestra razón de existir.

Todo el mundo hace uso de su empresa de emergencia móvil a la cual esta afiliado, cosa que es razonable. Estamos un poco sobre cargados en ese tema. Si antes demorábamos media hora, ahora vamos a demorar el doble porque estamos sobrecargados y por toda la situación por todos conocida.

En absoluto (no se le puede pedir a la gente que no llame si hay una preocupación de un posible caso o de una infección respiratoria) queremos que no nos consulten. Para eso estamos. Simplemente, no tenemos la rapidez de la respuesta que estábamos teniendo hace un mes atrás. Porque se dio un pico que fue notorio en enero donde aumentaron entre un 80 y 89% este tipo de servicios.

Las consultas por infecciones respiratorias en pleno enero

Nunca habíamos visto en enero una situación de volumen de casos como este. Es como si hubiera venido el invierno. Nuestro personal también lo tenemos que cuarentenear, cuidar. Además de que mucha gente se va de licencia.

Creo que es un elemento que colabora. Por supuesto si tu vez que en este momento hay una pila de casos positivos en la salud estamos más expuestos. Se junta todo, todo colabora. Antes las infecciones respiratorias altas se traban muy fácilmente y ahora no. Ahora que hacerlos hisopar, investigarle los contactos. Y hay muchas dudas al respecto y así los podemos conducir y guiarlos en la manera más rápida de salir de este problema. Por más que sea banales según nuestra categoría, para nuestros afiliados es lo más importante. Nosotros somos del primer nivel el de más actividad.

Demoras en las consultas telefónicas

Primero, en la ambulancia no está demorado. Lo que sí esta demorado es si querés llamar a un médico, cuando consideramos que hay que ir al domicilio porque tenemos la consulta con el médico, consideramos que hay que ir al domicilio. En ese tipo de servicios sí. Pero no en la ambulancia.

Sin lugar a duda, eso no quita que puede pasar que las líneas estén sobrecargadas en alguna hora, pero con la atención de las ambulancias no hay problema.

Los tiempos de espera en las emergencias móviles

Es muy variable, depende de la empresa y el lugar. Yo te diría, para darte una idea, si antes esperabas al médico para verte en una hora, ahora penemos que puede ser el doble. En el día no. Las emergencias móviles no iban en el día, en ningún lugar del país. Tenemos un muy nivel de atención de los sistemas de emergencia hospitalaria. Se demostró que en este tipo de pandemia, de enfermedades han sido claves en el desarrollo de evitar que fueran a las puertas de emergencias para atenderlos en sus casas, y evitar la propagación.

La situación es un poco distinta a las otras olas que tuvimos antes porque este aumento de las consultas, que creo se debe a que estamos vacunados, termina siendo tratados en casa y no son internados. Ahora te diría que este tipo de pacientes muy pocos realmente terminan internándose. De todos modos, nos lleva un cuidado especial antes de atenderlos, después de atenderlos, el tema de sacarte la ropa. En eso también nos lleva un tiempo que antes no existía y éramos más eficientes.

Refuerzo de personal para hacer frente a la nueva ola

Yo te diría que estamos contratando todos más personal hace varios días. Hay recursos. El recurso de la salud lo que tiene es que tiene multi empleo. Si bien no es abundante el recurso, el multi empleo te permite conseguir. Pero de igual forma es dificultoso el encontrar gente y además en esta época, donde todos planificaron sus vacaciones, sus licencias. Sobre todo psicológicamente después de todo lo que pasamos, porque no olvidemos del impacto que tuvimos en el sector de la salud. Estamos deseando poder irnos de licencia y disfrutar con la familia.

Lo que quiero decirle a la gente es que nos cuidemos un poco más y evitemos las reuniones innecesarias.

Su posición sobre la obligatoriedad de la vacuna contra el coronavirus

En la Cámara de Emergencias tenemos una situación muy similar a lo que es toda la salud. Casi todo el mundo está vacunado, pero sin lugar a dudas, hay un pequeño porcentaje de personas que no se han querido vacunar. No lo compartimos y la prueba de los casos y con la nueva variante lo demuestra, pero hay un sector de gente que tiene el derecho de ni vacunarse. Lo respetamos pero no lo compartimos.

Creo que muchas instituciones y entidades están esperando a ver qué  pasa, que le dicen los abogado y cuál es la respuesta a este tema. Pero hoy día no hay legislación que pueda obligarlos.