Crisis en la industria del cuero: la curtiembre Zenda cierra dos de sus tres plantas en Uruguay y hay otras con dificultades

Despedirán a 370 trabajadores. La decisión fue comunicada el jueves a los trabajadores. Curtifrance y París también enfrentan problemas.

Según la empresa el cierre es por la pérdida de mercados y los altos costos para seguir funcionando a pleno en Uruguay. Al Ministerio de Trabajo la empresa dijo que ni a corto ni a mediano plazo tiene contratos que cambien la situación.

El Ministerio de Trabajo junto a los trabajadores propondrá a la empresa una alternativa que no cierre y envíe a los obreros al seguro de desempleo. "Vamos a convocar una tripartita porque queremos seguir intercambiando ideas sobre si existirían otras posibilidades al cierre definitivo, tratando de visualizar si podemos colocar sobre la mesa otro tipo de medidas", dijo Luis Mesa, director nacional de Trabajo.

Los despidos en Zenda abarcan al 10% del total de los trabajadores del sector. Ese impacto preocupa al Ministerio de Trabajo.

El director de Trabajo dijo que ya hizo contactos con otros ministerios y organismos para armar una mesa de diálogo sobre la situación de esta empresa.

Otra curtiembre en problemas es París que envió 270 trabajadores al seguro de desempleo porque su principal cliente tenía stock de sobra y dejó de comprar. Al parecer esa situación estaría más cerca de una solución y el sindicato ve próximo un acuerdo para el reintegro de estos empleados.

Otra empresa: Curtifrance también tiene trabajadores en seguro de desempleo y se va manejando con prórrogas buscando una solución.

No se puede entender lo que pasa en estas empresas sin mirar la realidad de todo el sector.

El procesamiento del cuero que fue la mayor industria exportadora durante los años 90, es hoy la novena de la lista y va en bajada.

El sector cueros viene castigado en la última década cuando cayeron a la mitad los puestos de trabajo y perdió dos tercios de sus ventas.

La evolución de los mercados indica que el valor agregado es lo que se compra y paga mientras que las materias primas van quedando por el camino.

Miremos estos dos datos de referencia:

En 2007 el sector empleaba a 3.800 trabajadores y representaba el 7% de lo que exportaba el país.

En 2019 emplea a 2.000 personas y representa el 2% de las exportaciones.

Solo en el último año la caída en las ventas al exterior fue de 26% y una estimación de Deloitte dice que el precio del cuero este año puede bajar un 40%.

A esto hay que sumarle los costos: las empresas dicen que producir cuero en Uruguay es caro.

Hoy quedan solo seis curtiembres en pie en todo el país que trabajan fundamentalmente en la venta de cueros para la industria automotriz.

La curtiembre Zenda despidió a 370 trabajadores de las dos plantas que tiene en el barrio Nuevo París

El gerente comercial de la empresa, Álvaro Castagna, dijo a Telemundo que ya le informaron al Ministerio de Trabajo.

La curtiembre Zenda, de capitales brasileños, comunicó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social y a sus trabajadores que cerrará dos de sus cinco plantas. Además, pretende despedir a 370 trabajadores, lo que significa un 80 % de la plantilla.

Según se dijo desde la Unión de Curtidores, la empresa argumentó que el cierre se debe a problemas en el mercado mundial: no pudieron recuperar clientes que tenían anteriormente y que no han podido revertir esa mala posición.

El sindicato relativiza ese argumento y señala que Zenda es una empresa muy particular, que siempre ha tenido un relacionamiento extraño con los trabajadores.

La empresa, según explicaron desde el sindicato, planea irse del país en un plazo de un año y medio.

Jorge Mesa habló de los 370 despidos en la curtiembre Zenda

_

Por otra parte, está cerca de un acuerdo para que la Curtiembre París retome 270 trabajadores que están en seguro de paro. El sindicato sostiene que la situación es diferente a la de Zenda y nunca estuvieron planteados despidos: