Impacto ambiental de tragedia minera en Brasil "será sentido por años", dice WWF

El número de muertos del accidente minero subió de 65 a 84, informaron fuentes oficiales, que indicaron que aún había 276 personas desaparecidas (frente a 288 en el balance anterior).

El impacto ambiental causado por la avalancha de lodo tras la rotura el viernes de un dique de la minera Vale en el sudeste de Brasil "se sentirá por años", dijo este martes la organización no gubernamental World Wildlife Foundation (WWF).

"Se perdieron aproximadamente 125 hectáreas de bosques, el equivalente a 125 campos de fútbol", señala el reporte divulgado cuatro días después de que un torrente de lodo y residuos mineros arrasara instalaciones de Vale, casas y vehículos en la localidad de Brumadinho, Minas Gerais, dejando hasta ahora 65 muertos y 288 desaparecidos.

La marejada llegó en pocas horas al río Paraopeba y avanza a 1 km por hora por el cauce. La aldea indígena Nao Xoha, de 27 familias, a 22 km de Brumadinho, epicentro de la catástrofe, fue duramente afectada por la contaminación del agua.

"Estamos en una situación muy seria (...). Dependíamos del río y el río murió. No sabemos qué hacer", dijo el lunes el cacique Háyó Pataxó Hã-hã-hãe, contando que peces muertos y un olor fétido se apodera de la pequeña comunidad.

La Agencia Nacional de Aguas (ANA) estima que la ola de residuos y lodo llegará entre el 5 y 10 de febrero a la hidroeléctrica Retiro Baixo, a 300 km de la minaCórrego do Feijao, donde cedió el dique.

La expectativa es que los diques de contención en esa estructura retengan los residuos, aunque ANA aclara que "se está evaluando aún si la ola de residuos alcanzará la reserva de la hidroeléctrica de Tres Marías, en el río San Francisco, a unos 30 km abajo del dique de Retiro Baixo".

El San Francisco es un cauce de vital importancia económica y social para cinco estados.

El servicio geológico de Brasil estimaba el lunes que los residuos alcanzarían Tres Marías entre el 15 y el 20 de febrero.

Desde que inició el vertido, Vale advirtió que la tragedia tendría un mayor costo humanitario que ambiental en comparación con el provocado por la rotura en noviembre de 2015 del dique de Fundao, en el municipio de Mariana (a 125 km de Brunadinho), que dejó 19 muertos y llegó al mar, a 660 km de distancia, por el cauce del Rio Doce.

WWF considera que aún es pronto para hacer tales afirmaciones, puesto que se ignora cuándo se disolverán los sedimentos más finos.

Paula Hanna Valdujo, especialista en conservación de la ONG, opina que "se necesitarán estudios más detallados para entender la intensidad de este impacto y hasta donde se extiende".

(AFP)

Una turbonada voló los techos de una planta de Isusa en Colonia: dos operarios resultaron con heridas leves

Los trabajadores están fuera de peligro y hubo clientes sin suministro de energía.

Dos operarios de la planta de Isusa en Nueva Palmira resultaron con heridas leves, como consecuencia de los vientos fuertes que afectaron la zona. Se encuentran fuera de peligro.

Minutos después de las 14:00 de este miércoles, una pequeña turbonada destruyó parte del techo de dos silos, además de una pared de la planta industrial.

En el lugar debieron intervenir los bomberos.

Según informó UTE a través de su página web, hubo cientos de clientes que permanecieron sin suministro de energía eléctrica en Colonia.

Los daños que dejó el temporal: Cami recorre Montevideo

El fuerte temporal de viento dejó cientos de ramas caídas y cables de tendido eléctrico dispersos.

Varias cuadrillas de la IM y la UTE trabajaron para despejar calles y veredas en Montevideo

Tras la intensa tormenta del martes, el trabajo fue arduo en varias zonas.

Desde tempranas horas de la mañana, trabajadores de la Intendencia y de la UTE salieron de recorrida con la misión de despejar las calles de la ciudad de la enorme cantidad de ramas, vidrios y otros elementos que fueron volados por el viento que azotó la capital.

Según informa la web de la Intendencia, fueron 16 las cuadrillas que salieron a las calles.

La UTE salió a reparar parte del tendido eléctrico que fue dañado por el temporal.

Tabaré Vázquez viajará este sábado a San Carlos a evaluar daños

Una mujer falleció y treinta personas resultaron heridas por el temporal de lluvias y vientos.

El temporal de lluvias y vientos que azotó las ciudades de San Carlos, Pan de Azúcar y José Ignacio en Maldonado ocasionó grandes destrozos y dejó como saldo la muerte de una mujer. Otras treinta personas resultaron con heridas leves.

Bomberos tuvieron arduo trabajo, las llamadas se reiteraban entre la medianoche y la una de la mañana solicitando ayuda por voladuras de techos, árboles caídos y personas que no podían salir de sus viviendas a causa del temporal.

El Sistema Nacional de Emergencias informó que se trató de un evento vientos fuertes.

El presidente Tabaré Vázquez viajará este sábado a San Carlos para evaluar “directamente la situación y el proceso de reconstrucción”.

Puerta de un local de oficinas del Codicen sufrió daños por un incendio

Las primeras pericias indican que habría sido intencional; el hecho se produjo en horas de la madrugada.

El fuego se produjo poco antes de las seis de la mañana de este viernes. En el lugar que fue tiempo atrás sede del Codicen funcionan ahora varias direcciones como la sectorial de recursos humanos, la de planificación educativa y la de educación de adultos.

A esa hora el único que se encontraba en el edificio ubicado en Soriano y Río Branco, era el guardia de seguridad que logró extinguir el fuego, pero la puerta quedó destrozada.

La primera investigación de bomberos concluyó que no se utilizó un artefacto explosivo sino que fue una acumulación de residuos prendidos fuego con rastros detectados de combustible.