Parte de la delegación olímpica uruguaya volvió a Uruguay: Lola Moreira, Déborah Rodríguez y Andrés Silva

“El sacrificio que hacemos los deportistas individuales por estar en competencias como esta es muy duro”.

Déborah Rodríguez afirmó:

Soy una persona muy aguerrida. Los momentos difíciles me ayudan a salir adelante, a crecer y a mejorar. Sigo sosteniendo que voy a seguir trabajando muy duro, como lo vengo haciendo, para traer los mejores resultados.

Con respecto al apoyo, no quise decir directamente que yo no tengo apoyo sino que a veces el esfuerzo y el sacrificio que hacemos los deportistas individuales por estar en competencias como esta es muy duro.

Andrés Silva reflexionó:

Cuando obtuvimos la marca clasificatoria dijimos que queríamos que estos Juegos Olímpicos fueran mejores que todos los otros. Se lograron. Queríamos mejorar nuestra marca del año en los Juegos Olímpicos. Se logró. Queríamos entrar a semifinales y también lo logramos. No pudimos estar en la final, no pudimos mejorar nuestra marca personal, pero fue un muy buen desempeño para mí.

Dolores “Lola” Moreira señaló:

Algunas cosas para corregir. Creo que principalmente logré lo que venía a buscar, que era ganar experiencia. Poder medirme con todas las rivales. Dentro de todo estoy contenta, porque sé que nos fueron mis condiciones de viento, hice lo que pude, dejé todo, estoy contenta con todo lo que di.

Déborah Rodríguez quedó eliminada de los Juegos Olímpicos

La atleta uruguaya, que bajó su mejor marca del año, finalizó sexta en su serie y no logró clasificar a semifinales de los 800 metros.

Déborah Rodríguez quedó eliminada de los Juegos Olímpicos de Río 2016. La atleta uruguaya finalizó en la sexta posición de su serie, registrando un tiempo de 2.01.86, su mejor marca de la temporada.

Lola Moreira en la despedida en el Salón de los Pasos Perdidos: "Estoy muy contenta, todo el sacrificio valió la pena"

Los deportistas uruguayos que representarán a Uruguay en los Juegos Olímpicos, fueron despedidos por las autoridades del Parlamento.

Lola Moreira: La verdad que estoy muy contenta, es un honor llevar la bandera de Uruguay para representar a tres millones. Me voy mañana porque el 25 nos dan los barcos y ya podemos ponernos a entrenar. A los 17 años ir a unos Juegos Olímpicos y toda esta locura no me lo imaginaba, estoy muy contenta, todo el sacrificio valió la pena. 

Déborah Rodríguez: Es mi segunda oportunidad, es otra experiencia, espero encontrarme con los grandes de los grandes. Espero que esta competencia sea muy productiva y los resultados también. Gracias a todos los uruguayos que siempre me acompañan. 

Andrés Silva: Estoy muy contento con una expectativa enorme. Contento por esta despedida que nos hacen en el Salón de los Pasos Perdidos y ya pensando en estar en Río. Nosotros estaríamos compitiendo el 15 y 16 y si dios quiere el 18 también. El objetivo es mejorar los resultados. 

El deporte en el ADN: conversamos con los hermanos deportistas Déborah y Ángel Rodríguez

“Papá tira más para Ángel, porque fue jugador de fútbol y director técnico. Y mi mamá era atleta, por lo que tira más para mí”, afirmó la atelta.

Mellizos, 23 años, llevan el deporte en su ADN: Déborah y Ángel Rodríguez estuvieron en el estudio de Desayunos Informales para hablar de su presente y su futuro. Déborah está a punto de irse a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro para representar a Uruguay en atletismo. En tanto, Ángel, recién incorporado al plantel de Peñarol, se prepara para la nueva temporada.

El deporte en la familia

“Papá tira más para Ángel, porque fue jugador de fútbol y director técnico. Y mi mamá era atleta, por lo que tira más para mí. Heredé su talento, aunque a ella no le gustaba entrenar, solo competir”, apuntó Déborah.

Consultados sobre si tienen tiempo para verse en los diferentes escenarios competitivos, comentaron que es difícil coincidir.

“La veo solamente cuando corre en Montevideo, y a veces. Después no mucho”, afirmó Ángel.

“Yo entreno de lunes a sábados. O sábado o domingo compito. Y viajo mucho. Los días que entreno, mi hermano está jugando. Pero nuestra familia es bastante atípica: no es “los domingos en familia”. Eso no existe. Cada uno está en lo suyo”, agregó Déborah.

Déborah eligió Uruguay

Me quede acá porque mi entrenador es muy bueno. Más allá de tener un talento, dependés de un entrenador que te haga una buena planificación. Sin el entrenador, no tenés el resultado.

Acá es re complicado, más en lo mío, que es supuestamente un deporte menor, que no tiene nada de menor, porque todos los años traemos resultados. Apuesto al crecimiento deportivo y a que haya un cambio a nivel del país.

El crecimiento que está teniendo el atletismo es muy grande. Creo que todo eso también se debe a los resultados que estamos teniendo a nivel internacional. Eso motiva a seguir creciendo a nivel país. Sigo apostando, es duro, pero sigo”.

Ángel llegó a Peñarol

“El recibimiento en Peñarol fue muy grato, muy agradable. A pesar de que a muchos ya los conocía, fue muy bueno. Después está en uno hacerse entrar al grupo. Pero estoy muy bien, muy contento.

Cambia mucho ir de un equipo inferior a Peñarol. En lo deportivo y en la infraestructura. También en la magnitud de la gente. Bienvenidos los halagaos y los que no, son críticas constructivas. Vivimos de esto, hay que sobrellevarlo. Lo importante ahora esa salir de la pretemporada, afinar lo que queda.

Tengo un carácter medio especial, no doy mucha trascendencia a los problemas de fuera de la cancha”.

¿Cómo se llevaban de chicos?

“Nos llevábamos bastante bien. Desde chicos vivimos esta vida. Solamente nos juntábamos en la escuela o para salir un rato a jugar. Después cada uno se iba a lo suyo. Ella tenía sus amigos y yo los míos”, recordó Ángel.

“Él no es celoso. Antes cuando era más chico sí, ahora no. Siempre fui media machoncita, yo quería jugar con los varones y me decía “no, salí de acá”.

Pero siempre fuimos muy independientes desde chicos. A los 14 años me fui a vivir sola. Paso más tiempo sola que con mi familia. Así como me fue muy bien, cometí muchos errores, pero hoy agradezco.

La distancia para nosotros es natural”, reflexionó Déborah.

“Los pocos ratos que tenemos juntos tratamos de disfrutarlos al máximo porque no sabemos que otro momento vamos a tener juntos”, agregó el jugador de Peñarol.

La recta final en la preparación para los Juegos Olímpicos

“Intento no pensar en lo que son los Juegos, porque empezás a hacerte la cabeza y eso te genera una ansiedad que no es positiva. Intento concentrarme en el día a día. Estamos afinando motores.

Cuando se acerca la competencia las intensidades van variando. Uno se vuelve más específico.

Fui a Europa buscando la marca de clasificación para el 400 con vallas. No se dio. Como no se dio, se sigue. Hoy Dios me dio la oportunidad de estar en la prueba de los 800 metros, que es bastante nueva para mí. Estoy re copada.

Voy por mi tiempo. No quiero hablar mucho, porque ahora estoy en plan de disfrutar. Sé que va a ser positivo, porque siempre lo fui. Estamos entrenando muy bien”.

La nueva temporada con Peñarol

“Aspiramos a hacer lo mejor que se pueda. Siempre hay que ganar, siempre hay que apuntar a lo más alto porque es Peñarol. Estamos afinando motores, estamos terminando de conocernos.

Hay muchos que si bien nos conocíamos, no teníamos el placer de estar juntos”.

El pasaje por el Tiki-Tiki

“Estoy muy agradecido con Juan Ramón Carrasco. Él es muy especial, hay que saber entenderlo.

Crecí mucho con Juan, en lo físico y en lo mental, en la forma de pensar. Te cambia todo con Juan. A la vista están los resultados. Cambió todo en mí: en la forma de jugar, de pensar, de relacionarme con mis compañeros. Su forma es un gran motivador.

Ha hecho realzar a los buenos jugadores. Espero que este semestre le vaya mejor que lo que nos fue el semestre pasado”.

Déborah Rodríguez obtuvo otro oro y Andrés Silva su mejor tiempo del año

Los atletas uruguayos tuvieron una destacada actuación en el Meeting de Madrid.

Déborah Rodríguez volvió a bañarse de oro, esta vez en el Meeting Internacional de Madrid: ganó la final B en 800 metros llanos, prueba en la que ya está clasificada a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La atleta uruguaya alcanzó un tiempo de dos minutos, cuatro segundos y 98 décimas, su mejor registro en lo que va del 2016. Continúa en la búsqueda de la marca en 400 metros vallas que le permita disputar también esa disciplina en Río.

A su vez, Andrés Silva compitió por la final A en 400 metros con valla y terminó en la quinta colocación en el cierre de su gira europea. Si bien el tacuaremboense no pudo acceder al podio, su tiempo de 49 segundos y 25 décimas fue el mejor de este año. Ya tiene asegurada su presencia en la cita olímpica.

Déborah ganó la medalla de oro en 400 vallas en Bélgica

Quedó apenas lejos de la marca olímpica, que debe continuar buscando.

La atleta uruguaya Déborah Rodríguez logró el oro en los 400 metros con vallas en el Gran Prix de Bruselas, Bélgica, con una marca de 56' 79''. Sin embargo, la marca no le permite todavía clasificar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, ya que debe lograr un tiempo de 56' 20''.

Rodríguez tiene tiempo de lograr la marca hasta el 11 de julio; la próxima cita es el 23 de junio en Madrid. Ya está clasificada a Río, pero en los 800 metros llanos.

Déborah Rodríguez y Andrés Silva volvieron a Uruguay tras sus medallas doradas en Río

Dentro de poco viajarán a Europa para seguir buscando la clasificación a los Juegos Olímpicos.

El atletismo uruguayo hizo historia en los Iberoamericanos de Río de Janeiro: los deportistas celestes quedaron cuartos en el medallero general, y consiguieron tres medallas de oro, la misma cantidad que se había logrado en total en todas las instancias anteriores del torneo.

Este martes, los velocistas Déborah Rodríguez y Andrés Silva -ambos con un oro- y el entrenador Andrés Barrios volvieron a suelo uruguayo. Barrios consideró que se está logrando la mejor actuación de la historia en el atletismo nacional, ya que es récord la cantidad de clasificados a los Juegos Olímpicos además de lo conseguido en este último evento.

Silva, que quedó a ocho centésimas de la clasificación a los JJ.OO., comentó que lo mejor es que recuperó el nivel que había tenido el año pasado, cuando quedó a solo tres centésimas de la marca.

Mientras tanto, Rodríguez también quedó a poco de lo necesario para clasificar en los 400 metros, ya que en los 800 ya está en los juegos. En dos semanas viajará a Europa para competir y buscar finalmente el objetivo.

Uruguayos lograron tres medallas de oro en los Juegos Iberoamericanos

Déborah Rodríguez, Andrés Silva y Emiliano Lasa lograron el primer lugar del podio.

Fue un fin de semana histórico para el atletismo uruguayo. Los principales representantes celebraron oro y plata en Río de Janeiro, durante los Iberoamericanos.

Andrés Silva ganó el oro en 400 metros vallas y arañó la marca olímpica: llegó en 49,48, y el límite para ir a los juegos es 49,40. Déborah Rodríguez ganó la versión femenina de la misma prueba con 57,22. Tampoco aseguró su lugar en Río, pero tendrá más opciones de lograr los 56,20 exigidos.

Emiliano Lasa ganó también el oro en salto largo, con una marca de 8,01. Ya está clasificado a los JJOO. La revelación fue Lorena Sosa, que con 30 años ganó la medalla de plata en 800 metros y le dedicó la consigna a sus hijas en el Día de la Madre.

Hasta ahora, el atletismo uruguayo tenía tres medallas doradas, por lo que este domingo duplicó su cosecha en la competencia.

Déborah Rodríguez se prepara para Río 2016

En las próximas semanas la atleta viajará a Río. Está feliz porque la cercanía de la ciudad donde se realizan los Juegos Olímpicos permite que sus padres vayan a verla.

Deborah Rodríguez ya tiene asegurada su participación en la competición de 800 metros, pero en los Iberoamericanos tratará de conseguir la clasificación para los 400 metros con vallas. También competirá en Suecia en tres semanas en busca de la marca.

 

Déborah Rodríguez ganó en 400 metros vallas en el Gran Prix de Montevideo

La atleta puso 58,12, por debajo de la marca olímpica, si bien ya tiene asegurada su clasificación. Mientras tanto, Andrés Silva decidió no correr por condiciones físicas.

[vzaarmedia vid="6740074" height="720" width="1280" color="black"]

El atletismo uruguayo cosechó medallas y clasificaciones en Brasil

Cinco atletas uruguayos ya han clasificado para los juegos olímpicos y ganan medallas de oro y plata en Brasil.

El atletismo uruguayo se lució con otra jornada de excelentes resultados, esta ocasión en San Bernardo, Brasil.

Deborah Rodriguez, que ya clasificó para los Juegos Olímpicos de Río en 800 metros llanos, ganó en los 400 en la prueba correspondiente al inicio del Campeonato Paulista y al otro día salió primera en su especialidad, 400 metros con vallas.

Andrés Silva, que volvió tras la suspensión, también se subió al podio ganando medalla de plata en 400 metros con vallas con un tiempo de 50'81''.

 

Déborah Rodríguez: "Nunca falto a la San Fernando"

La atleta participó de la carrera en Maldonado como un entrenamiento, si bien no es la disciplina en que se especializa.