"Es verdad que para las víctimas es complicado el tema de la custodia, pero lo primero es la vida"

"Antes de llegar a un femicidio hubo una cantidad de señales que no fueron atendidas", consideró la fiscal de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género.

ONU Mujeres declaró la semana pasada un duelo nacional por los 19 femicidios que ocurrieron este año. La iniciativa buscó hacer reflexionar sobre la incidencia que tiene la violencia de género en Uruguay, ya que todas estas mujeres fueron asesinadas por sus parejas o sus exparejas. Según las estadísticas, cada 10 días se produjo un femicidio o un intento de femicidio en nuestro país.

Abordamos el tema junto a Alba Corral, fiscal de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género.

Integro el Segundo Turno de la Fiscalía de Delitos Sexuales, Violencia Doméstica y Violencia basada en Género, pero esta entrevista es a título personal. Hoy somos tres fiscalías, y pronto habrá una cuarta enfocada en violencia doméstica.

Recibimos muchos llamados, y de todos esos tenemos que evaluar riesgos para saber si es de urgencia para traerla al turno o puede esperar. Trabajamos las 24 horas los siete días de la semana.

Muchas veces la víctima no quiere la custodia policial. Y yo he hablado muchas veces con las víctimas para decirles que tengan la custodia. Les digo clarito que si no salen de ahí con una protección, las van a matar.

Se puede optar por poner la tobillera al agresor o a la víctima. Pero lo seguro es ponérsela a la víctima. Si se escapa el agresor, la víctima está desprotegida. Es verdad que para las víctimas es complicado el tema de la custodia, pero lo primero es la vida.

Creo que no se ha trabajado con el lado de los agresores, con sus familias, con ver qué es lo que pasa en esas familias. ¿Por qué llegamos a esto como sociedad? Hay una responsabilidad del Estado y de la sociedad de ponerse a pensar.

Antes de llegar a un femicidio hubo una cantidad de señales que no fueron atendidas o que fueron atendidas solo en su momento. Cuando hay una tobillera es porque hay una situación de alto riesgo.

Las instituciones que trabajen con menores o discapacitados deberán confirmar que sus empleados no tengan antecedentes de delitos sexuales

La obligación está contenida en una ley que presentó el Frente Amplio y que se aprobó por unanimidad.

Las instituciones que trabajen con niños, adolescentes o personas con discapacidad deberán confirmar que las personas que contratan no tienen antecedentes de delitos sexuales.

La obligación está contenida en una ley que se aprobó por unanimidad.

El proyecto había sido presentado por el Frente Amplio.

El Senado completó la aprobación esta semana. Quienes hayan cometido delitos como violación, abuso o trata de personas, no podrán trabajar en contacto con niños, adolescentes, personas con discapacidad o adultos en situación de dependencia.

La ley aprobada pasó al Poder Ejecutivo, que tiene 30 días para reglamentarla.

Cuando eso ocurra, su aplicación será obligatoria para las instituciones públicas y privadas.

Montevideo tendrá una Fiscalía especializada en delitos sexuales

El fiscal de Corte, Jorge Díaz, dijo que esos crímenes requieren mucho tiempo de investigación.

En Montevideo se instala la quinta fiscalía especializada en violencia doméstica y delitos sexuales. Una de ellas trabajará exclusivamente en denuncias de delitos sexuales, a cargo de la doctora Sabrina Flores y su equipo.

El año pasado hubo 800 denuncias de delitos sexuales en Montevideo, y 13.000 de violencia doméstica. Díaz dijo que en el futuro se podrá reforzar transformando fiscalías del sistema antiguo al nuevo.

El taxista y la niña de la que abusó sexualmente se contactaron por una red social y concertaron un encuentro

Fue imputado por abuso sexual especialmente agravado y tendrá 180 días de prisión preventiva hasta que comience el juicio. No tenía antecedentes penales.

La fiscal Sabrina Flores explicó los detalles del caso:

"Al parecer se contactaron por una aplicación, fijaron un encuentro para el lunes. Él la levantó de la puerta de su casa, va hasta a un lugar próximo a unos cien metros, donde para el taxi. Ahí abusa de la niña. La madre se percata, relata que se estaba haciendo de noche y era hora de que entrara. Comienzan a buscarla con unos vecinos y cuando llegan al vehículo que estaba parada y encuentran que estaban sucediendo los hechos. Él admite parcialmente. Refiere a algún hecho mínimo que habría sucedido y dijo que él pensaba que tenía otra edad. Al momento de la detención a los vecinos les dijo que pensó que tenía 20 años, en Fiscalía dijo que pensaba que tenía 15 años aunque cuando la vio por la altura y otras características sospechó que podría ser menor".

Flores explicó además que están recibiendo bastantes denuncias de contacto con menores a través de redes sociales, aunque no de este tenor de gravedad. Sobre la similitud del caso con el de Brisa González, dijo: "conozco ese caso por la prensa, porque no intervine. Aparentemente es un caso bastante similar, aunque por suerte tiene otro desenlace".

Un taxista fue encontrado dentro de su vehículo abusando sexualmente de una niña de 10 años

Tres personas fueron a prisión en Paysandú por delitos sexuales contra menores

Entre ellos hay una mujer, procesada por presunta violación reiterada.

En Paysandú tres personas fueron a prisión por delitos sexuales contra menores: en una casa de la localidad de Gallinal en aquel departamento, buscaban explotarlos sexualmente.

Personal policial descubrió la realización de reuniones con ingesta de alcohol, exhibición de películas pornográficas y propuestas de trabajo sexual a menores que recibían retribuciones económicas de $100 y 200.

El juez penal indagó a varias personas y procesó a una mujer de 40 años, dueña de casa, por la presunta comisión de un delito de violación en reiteración real, un delito de atentado violento al pudor en reiteración real y un delito de privación de libertad. También fue procesado un hombre de 38 años de edad por tres delitos de retribución a menores para realizar actos sexuales o eróticos. Una tercera persona fue procesado por atentado violento al pudor, y una adolescente de 17 años tiene realizado un proceso infraccional.