Registran primer caso de dengue importado en 2017

La mujer que portaba la enfermedad la contrajo mientras estaba en la India. Ya fue dada de alta y se encuentra bien.

La mujer que padeció dengue, lo contrajo en la India, pero ya se encuentra fuera de peligro y en su casa.

Reside en Pocitos y, como medida de prevención, la Intendencia de Montevideo fumigó la zona.

MSP pide "no bajar los brazos" en la lucha contra el dengue

Si bien en 2017 no se registraron casos, MSP pide estar alerta por la alta densidad de mosquitos Aedes Aegypti.

Uruguay no registra en lo que va de 2017 ningún caso autóctono ni importado de dengue, zika o chikungunya.

Sin embargo, ante la semana en que tantas personas se trasladarán a diferentes puntos del país o al exterior, el Ministerio de Salud Pública pide que no se bajen los brazos.

“A la vuelta, ante cualquier síntoma, hay que consultar rápidamente, sobre todo ante los síntomas de fiebre, malestar, manchas en la piel. Estos buenos números que tenemos por ahora queremos seguirlos manteniendo a lo largo de este año”, dijo el director general de Salud.

El MSP también pide que se tengan en cuenta y se adopten las diversas medidas de protección: uso de repelentes, elementos protectores en el dormitorio, etc.

Salud Pública mantiene la alerta sanitaria ante la invasión de mosquitos

Si bien en su mayoría no son los transmisores del dengue, el director de Salud pidió no bajar la guardia y protegerse.

En este sentido, el director general de Salud, Jorge Quian, apuntó:

“Hay un viejo dicho que dice que el mosquito que te pica es el mosquito que criaste. Hay que seguir estando atentos y protegerse de las picaduras de mosquitos.

Este año no hemos tenido casos ni de dengue, ni de zika, ni de chikungunya, pero no hay que bajar los brazos porque la circulación de los insectos sigue siendo importante.

Hay que seguir con todas las medidas. Combatir el insecto y cuidarse las picaduras.

El año pasado el brote de dengue fue a partir del 13 de febrero, así que todavía estamos en épocas de riesgo sanitario para estas enfermedades”.

Vivir en un país en donde hay enfermedades transmitidas por mosquitos

El infectólogo Eduardo Savio habla de las enfermedades causadas por el Aedes aegypti y explica cuáles son los mecanismos de prevención más efectivos.

Así lo explicó el infectólogo Eduaro Savio:

Hace un año cuando emerge el dengue en Uruguay había altos niveles de infestación y al parecer ahora es lo mismo. En las zonas más pobladas, obviamente, es donde hay mayor densidad. Ya sabemos que esto existe, estamos en un país en donde hay dengue. Por lo tanto, tenemos que tomar las precauciones de vivir en un país en donde hay enfermedades por mosquitos. Cuando el dengue se introduce en un país, normalmente hay un número importante de casos y luego baja y queda en un brote contenido.

El dengue puede ser asintomático, el problema principal no es con el dengue, sino con el zika. Porque quienes no tienen ningún síntoma, pueden sufrir las consecuencias igual. Y la más grave es lo que hace a la malformación fetal. O en hombres que pueden venir con la enfermedad de otro país y tienen relaciones con sus parejas y las contagian, a pesar de no tener síntomas. Hoy se sabe que el virus zika cuando da afectación fetal, hasta por lo menos cuatro meses después del nacimiento, el virus sigue vivo en ese recién nacido.

Mirá la entrevista completa en el video. 

MSP definió protocolo de fumigación ante detección de casos de dengue, zika y chikungunya

El instructivo nacional de control vectorial del Aedes aegypti implica procedimientos de fumigación en determinadas situaciones.

Cuando se detecta un caso de dengue, zika o chikungunya (autóctono o importado) se activa el uso de larvicidas y adulticidas y el rociado espacial del peridomicilio. Cuando se confirman varios casos en una zona la fumigación se amplía.

Las directoras Laura Solá, de Epidemiología del MSP (Ministerio de Salud Pública), Gabriela Willat, del también ministerial Departamento de Zoonosis y Vectores, y Analice Berón, de Salud de la Intendencia de Montevideo, mantuvieron un encuentro para afinar el instructivo en torno a los procedimientos de fumigación para el control del vector Aedes aegypti.

“Hicimos una revisión de cuál debería ser el protocolo de actuación en cuanto al tratamiento químico para el control vectorial en caso de aparición de un caso confirmado de estas enfermedades”, explicó Solá, al término de la reunión realizada en la sede del MSP.

La aplicación de este protocolo será para todo el país y con distintas condiciones, según se esté sin circulación viral demostrada, como hasta ahora (algún caso aislado) o con circulación viral, como ocurrió en febrero de 2016 cuando se dieron varios casos en una misma zona.

Los dispositivos de fumigación se activan en distintas modalidades. Cuando no está demostrada la circulación, es decir que hay un caso aislado en un determinado lugar (autóctono o importado), lo que se hace es tratar un área de nueve manzanas, incluida aquella en la que está el caso confirmado.

En esos casos se eliminan todos los criaderos posibles y en los lugares que eso no se logre se realiza una aspersión de un insecticida con efecto residual. Esa es la forma de matar larvas (larvicidas).

Los insecticidas para eliminar los mosquitos adultos se aplican alrededor del recipiente o en forma espacial con máquinas portátiles en los alrededores de los domicilios afectados.

“Con esta acción estamos previniendo que la persona que tiene el virus en sangre sea picada por el mosquito Aedes aegypti y haya una transmisión de ese virus”, indicó la directora de Zoonosis del MSP.

Cuando se amplía el mal
El otro caso es cuando está demostrada la circulación, porque aparece más de un caso en un área delimitada, pues el mosquito ya está infectado y está enfermando a personas. En ese momento es cuando se incorporan herramientas como la máquina de arrastre por la calle.

Allí se pide que abran puertas y ventanas para que ingrese el insecticida. Asimismo se realiza la fumigación con máquinas portátiles para matar los mosquitos adultos que estén en el entorno y que puedan infectar.

En lo que va de 2017 no se implementó aún este tipo de acciones. Sí se hizo a fines de 2016, cuando se confirmó por ejemplo un caso importado de chikungunya.

Las autoridades de la Salud en Uruguay explicaron los motivos por los cuales no se dispone una fumigación masiva de los espacios, sin el registro de casos confirmados.

Entienden, además, que es fundamental que la población sepa que la fumigación es algo transitorio, teniendo en cuenta que mata a los mosquitos que están en ese momento en la zona, y que además tiene que darse la condición de que una gota del producto impacte en el vector y lo mate.

Aclaran que la gente no puede despreocuparse y pensar que con la fumigación alcanza. Eliminar los recipientes que son potenciales criaderos sigue siendo la principal medida de prevención.

Fumigación moderada
Solá sostuvo que no es oportuno el uso masivo y reiterado de insecticidas, ya que generan resistencia en los insectos contra los posibles agentes.

Explicó que está comprobado que los países donde se aplicó frecuentemente los insecticidas se fueron quedando sin herramientas para pelear futuras batallas porque crean insectos resistentes como ocurre con los antibióticos y las bacterias.

En cuanto al impacto de estos químicos en los humanos, la directora de Epidemiología dijo que hay ciertos cuidados que se deben tener cuando se realiza la fumigación espacial desde la calle, ingresando a los domicilios.

Por ejemplo, anotó que hay que dejar puertas y ventanas abiertas cuando se realiza el procedimiento, para que pueda ingresar el insecticida.

En cambio, cuando se hace dentro del domicilio se debe cerrar puertas y ventanas para que tenga la mayor permanencia.

Es conveniente también que durante los 30 minutos posteriores a la fumigación las personas no vuelvan a ingresar al domicilio y primero lo ventilen, ya que puede causar irritación de ojos o tener alguna dificultad respiratoria.

Otros que deben tomar precauciones son quienes tienen peceras, por ejemplo taparlas para que el químico no caiga en el agua, además de retirar del área a fumigar los alimentos.

(Presidencia)

MSP solicita extremar prevención por alta circulación del mosquito Aedes aegypti

Se estudiaron casos sospechosos de dengue y zika, pero ninguno confirmado.

Un caso importado de chikungunya, el incremento de extranjeros que visitan nuestro país, la gran cantidad de uruguayos que viajan hacia Brasil y los altos niveles de infestación del indican una situación de alerta donde se deben extremar las medidas de prevención, comentan desde el Ministerio de Salud Pública.

En este sentido, se explica que a lo largo del 2016 se midieron los niveles de infestación (cantidad de mosquitos por domicilio) y los resultados indican que los niveles son muy altos en todo el país, en especial en los departamentos con mayor densidad poblacional (Montevideo, Canelones, Maldonado y el litoral de país).

“Esta realidad, sumada al cambio climático, con veranos muy calurosos y lluviosos que favorecen el estancamiento de agua, y al movimiento de personas dentro y fuera del país, nos ponen en una situación de alerta, de mucha precaución”, se señala.

Así, la ministra interina de salud, Cristina Lustemberg, afirmó que el dengue, zika y chikungunya existen porque existe el mosquito, por lo que “debemos redoblar los esfuerzos en los cuidados que debemos de tener a nivel domiciliario para evitar todas las formas de crecimiento y de reproducción del Aedes aegypti, el descacharrice es fundamental, es la medida de mayor impacto”.

El Ministerio de Salud realiza una vigilancia epidemiológica exhaustiva con todos los casos sospechosos. Hasta la fecha se han estudiado varios casos sospechosos de dengue y zika, pero ninguno ha sido confirmado, se señala.


Recomendaciones del Ministerio de Salud Pública: 

  • -Utilizar repelente siempre que se encuentre a la intemperie, sobre todo en la mañana y en la noche y reaplicarlo en caso de sudor o contacto con el agua. El repelente se puede aplicar tanto en la piel como en la ropa. No se debe aplicar directamente en el rostro: se recomienda rociar las manos y luego frotarlas sobre la cara, evitando ojos y boca. También debe evitarse la aplicación sobre heridas o cortes. Se puede utilizar a partir de los 6 meses de edad (para los bebés menores de 6 meses debe utilizarse mosquitero).
  • -En el caso de personas que viajan a lugares que tienen estas enfermedades,  como es el caso de Brasil, se recomienda la utilización de repelente por lo menos hasta los 20 días siguientes a su retorno como forma de evitar la propagación de la enfermedad si hubiera contraído el virus.
  • -Dormir en lugares protegidos por mosquiteros.
  • -Usar ropa de colores claros y cubrir lo más posible el cuerpo, sobre todo al amanecer y atardecer.
  • -Eliminar el agua estancada de los lugares donde los mosquitos se reproducen, tales como viejos contenedores, floreros,  jaboneras, recipientes donde se colocan cepillos de dientes, juguetes, macetas vacías y neumáticos usados.
  • -A mujeres embarazadas se les recomienda expresamente que no viajen a los lugares donde la prevalencia y la  incidencia de zika es muy alta por las alteraciones que puede ocasionar en el feto (microcefalia, entre otras).

(Ministerio de Salud Pública).

El uso de repelente constituye una de las principales medidas de prevención contra el mosquito Aedes aegypti

El MSP aconsejó su utilización constante durante el verano.

Tras alertar sobre la amenaza que representa la alta concentración de mosquitos Aedes aegypti en todo el país, la subsecretaria de Salud Pública, Cristina Lustemberg, hizo especial hincapié en la necesidad de usar repelente y aplicarlo tanto en la mañana como en la noche.

Además, pidió redoblar los cuidados a quienes ya tuvieron dengue en anteriores oportunidades y también a aquellos uruguayos que viajaron a Brasil u otros lugares con prevalencia del vector.

A instancias del Ministerio del Salud Pública, los repelentes fueron exonerados del pago del IVA en 2016 como forma de bajar su costo y hacerlos más accesibles para la población.

La medida se mantiene este verano. Los productos cuestan entre 120 y 340 pesos.

Facultad de Ciencias realizó estudio sobre Aedes aegypti y su presencia en Uruguay

El mosquito está presente principalmente en zonas costeras y Montevideo y Canelones.

El estudio de la Facultad de Ciencias relevó varios datos del territorio uruguayo para poder predecir cuál es la posibilidad de que el Aedes emerja y en qué zonas.

“Se hizo un modelo para intentar predecir lo más ajustadamente posible cuál era la situación que se pudiera dar este verano. En el modelo se integran una enorme cantidad de capas de información. La zona de la costa es la zona con mayor probabilidad de aparición del Aedes aegypti”.

Se determinó que este verano es mucho más probable que el mosquito pique a alguien en Montevideo que en una zona rural.

La detección en Montevideo del primer caso de chikungunya disparó protocolo establecido

IM revisó las nueve manzanas circundantes y fumigó lugares donde encontró mosquitos.

El primer caso importado de fiebre chikungunya se detectó en la capital y la Intendencia de Montevideo implementó el protocolo establecido desde el año pasado en coordinación con las autoridades sanitarias nacionales.

Más allá de la respuesta prevista ante los casos específicos, la comuna ha trabajado todo el año en la prevención del mosquito y continúa con la fumigación de parques.

El dengue, el zika y la fiebre chikungunya presentan síntomas similares, pero también especificidades

Síntomas suelen presentarse entre tres y siete días tras la picadura.

Según informaron las autoridades sanitarias, se empieza a pensar en alguna de las enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti cuando el paciente presenta dolor de cabeza, fiebre, malestar general y alguna erupción cutánea característica. A continuación, el detalle de los síntomas.

chikungunya dengue zika

Basso advirtió que los próximos meses implican mayor riesgo de desarrollo de dengue, zika y chikunguña

“Estamos ingresando en la zona de peligro, en la zona roja en lo que tiene que ver con estos meses del año”, dijo el ministro de Salud Pública.

“Estamos ingresando en la zona de peligro, en la zona roja en lo que tiene que ver con estos meses del año en los cuales estaremos sometidos a la circulación de los virus con mayor cantidad de mosquitos Aedes aegypti. Ahora comienza realmente la época de riesgo para el país por este conjunto de arbovirus (dengue, zika y chikunguña) transmitidos por un único vector sobre el cual no encontramos una solución desde el punto de vista planetario”, indicó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, en el lanzamiento de la campaña de prevención 2017.
Según explicó, la combinación de calor y lluvia favorece el desarrollo del vector, que se cría en los recipientes con agua limpia, sobre todo en las paredes rígidas de dichos contenedores, por encima del nivel del agua.

El ministro instó a realizar una adecuada revisión y limpieza de platos de macetas, floreros y vasos portacepillos, a colocar tejidos mosquiteros y otros sistemas de protección, así como a utilizar repelentes.

Basso insistió en la necesidad de usar estas medidas. Explicó que el Aedes suele volar a una altura inferior al metro y que circula en las inmediaciones de los domicilios.

Particular preocupación por zika

El jerarca dijo que, si bien en los primeros días de 2017 no se comprobaron nuevos casos autóctonos, es probable que se registren casos de zika en los meses siguientes. “El virus está circulando, no les quepa la menor duda”, indicó Basso. Incluso señaló que hay zika en zonas próximas a la frontera, en Brasil.

Sobre el virus del zika, específicamente, recordó que puede afectar al feto en caso de que el mosquito pique a embarazadas y que, en los adultos, puede generar afecciones neurológicas. “Estamos en una zona de riesgo, preocupados por todos los arbovirus, particularmente por el zika”, sostuvo.

En este sentido, reiteró que es importante que las mujeres embarazadas extremen los cuidados y no viajen a países donde está consolidada esta enfermedad. “Postérguenlo. No tenemos forma de asegurarnos de que no se generen problemas”, dijo Basso quien aclaró que la decisión es de cada persona, pero que el ministerio tiene la obligación de advertir y recomendar. Asimismo, recordó que el zika se transmite sexualmente, por lo cual instó a que aquellas parejas que hayan viajado a estas zonas tropicales y que estén pensando en tener un bebé se cuiden con preservativo en los siguientes seis meses al viaje.

Basso: “El país está preparado”

El ministro Basso señaló que el país está preparado. Dijo que se trabajó durante el año en prevención con las intendencias, Centros Coordinadores de Emergencias departamentales y organizaciones.

“Ahora comienza el mayor esfuerzo en concentrar las energías y consolidar conductas de la sociedad que vayan acorde a las necesidades sanitarias”, agregó. “No hay fórmulas mágicas, vacunas ni medicamentos que puedan resolver esta situación, pero no los hay en el mundo porque aún se está en fase de investigación”, puntualizó.

Dijo que los prestadores de salud están preparados para diagnosticar y atender casos autóctonos o importados de estos virus. Insistió en la importancia de estudiar los casos sospechosos, como ocurrió en estos primeros días del año donde se analizaron una veintena y se descartaron.

El lanzamiento de la campaña se realizó el 13 de enero en el Hospital de la Mujer del Pereira Rossell, donde la Administración de los Servicios de Salud del Estado (ASSE) realizó una inversión para proteger las instalaciones con una pintura que repele a los mosquitos. En la oportunidad se presentó un mural creado por artistas uruguayos que utilizaron dicha pintura. El evento incluyó la presencia del director general de la Salud, Jorge Quian, y la presidenta del directorio de ASSE, Susana Muñiz, junto a autoridades del hospital.

(Presidencia)

Salud Pública llamó a la población a extremar cuidados ante presencia de Aedes Aegypti

El Ministerio de Salud Pública recomienda a las mujeres embarazadas no viajar a zonas infectadas y llama a utilizar repelente como medida personal de prevención.

En 2016 se registraron veinte casos de dengue autóctono y cuarenta importados, seis casos de zika y uno de chikunguya importados.

Si bien en los últimos meses no se han registrado denuncias, las autoridades de Salud Pública estiman que podrían aparecer nuevos casos ante la llegada de turistas por la temporada de verano y la cantidad de uruguayos que viajan a países donde hay presencia del vector.

Por tal motivo, el Ministerio de Salud Pública recordó las medidas de prevención para evitar las enfermedades que transmite el Aedes Aegypti y reiteró que éstas deben extremarse en el caso de las mujeres embarazadas, a quienes se les recomienda no viajar a zonas infectadas.

“A las embarazadas que viajen a zonas que considere la necesidad del viaje en caso de estar embarazadas. Hay lugares donde hay muchos casos. El consejo es viajar si es imprescindible”, dijo Jorge Quián, director general de Salud.

Entre las medidas personales de prevención destaca la utilización de repelente a partir de los seis meses de edad. El repelente se puede aplicar tanto en la piel como en la ropa y debe reaplicarse en caso de sudor o contacto con el agua.

También se recomienda el uso de ropa de colores claros y prendas que ayuden a cubrir lo más posible el cuerpo, sobre todo al amanecer y atardecer, así como dormir en lugares protegidos por mosquiteros.

Pero más allá de las precauciones a nivel personal, el Ministerio señaló que la principal medida de prevención es el combate a la propagación del mosquito en los hogares, eliminando el agua estancada de los lugares donde se reproducen, tales como viejos contenedores, flores y neumáticos usados.

Si bien la mayoría de los casos de dengue sólo requieren vigilancia en el hogar, las autoridades recomiendan consultar al médico ante una fiebre elevada y dolor articular.

“Muchas de estas enfermedades se presentan como un cuadro febril inespecífico. Cuando haya un cuadro febril es bueno, sin asustarse, consultar con el médico para que determine cuál es la causa de esa fiebre”, finalizó Quián.