Jorge Quian: "El mosquito vino y se queda con nosotros"

El director general de Salud dijo que toda la población tiene que trabajar para luchar contra el mosquito Aedes Aegypti.

En este sentido, el director general de Salud, Jorge Quian, apuntó:

“El mosquito vino y se queda con nosotros. No es un problema solo del ministerio, ni de las instituciones, es un problema de toda la población el combatir la presencia del mosquito, porque en la medida que se disminuye la intensidad de la cantidad de mosquitos, menos probabilidades tenemos. Estamos convencidos de que vamos a tener casos de enfermedades transmitidas por el mosquito, por diversas razones. En principio porque el turismo es una fuente importante, tanto de gente que viene al Uruguay como de uruguayos que salen y pueden traer las enfermedades. La recomendación es que frente a un cuadro febril se haga una consulta. Por lo que hemos visto, el cuerpo médico nacional está preparado para enfrentar esta situación”.

Alerta y prevención por mosquito Aedes Aegypti

En Esta Boca es Mía abordamos el tema junto a la médica epidemióloga Lucía Alonso.

Las medidas de prevención de dengue autóctono

La docente de la cátedra de enfermedades infecciosas, Victoria Frantchez, explicó cuáles son estas medidas y qué pronósticos se esperan para este verano.

Se reforzarán los controles en los pasos de frontera para prevenir enfermedades transmitidas por Aedes Aegipty

En lo que va del año se registraron cuatro casos de Zika importados.

Desde abril a la fecha identificamos estos seis casos de enfermedades y todo hace pensar que con la presencia de más densidad de mosquitos y más personas que ingresen al país, los puntos de fronteras son lugares muy importantes para trabajar, dar información, identificar y controlar.

Hay que generar mecanismos en todos los puntos de ingresos al país para seguir protegiéndonos y generando barreras para el ingreso de personas que pueden estar cursando alguna enfermedad.

Desarrollaron juego interactivo para que escolares colaboren en ubicar criaderos de mosquitos Aedes aegypti

Se denomina “¡Pica el Aedes!”.

Unas 17 personas contrajeron dengue autóctono en Uruguay durante el verano pasado. Las autoridades quieren empezar a poner el tema en la opinión pública antes de que se termine el invierno.

Para comenzar, desarrollaron un juego para escolares de cuarto a sexto año, que se denomina “¡Pica el Aedes!”.

En esta línea, el ministro de Salud, Jorge Basso, explicó:

“Es un juego interactivo que implica utilizar las ceibalitas para que los niños en la zona de influencia de la escuela identifiquen zonas de riesgo como criaderos de mosquitos, las documenten a través de una foto, planteen soluciones, envíen esa información a una base de datos. Eso va a generar entre todas las escuelas que participan algo así como estímulos, incluso pensamos premios muy importantes, de manera tal de aprovechar la actividad lúdica, incorporando la tecnología existente, e involucrando a la población a través de la participación de los niños

Una especialista cubana recomendó fortalecer la educación para combatir el dengue

La experta, que vino a dar un curso a estudiantes de la Facultad de Enfermería, dijo que es central el rol del Estado como coordinador de las distintas acciones.

“Las acciones inmediatas que pueden hacen son las que han decidido, que es preparar al personal de la salud y al de otros sectores, como la educación, para que esto llegue a toda la población, y cada ciudadano asuma su responsabilidad en esto”, apuntó la especialista.

Jorge Basso: nuevas vacunas se concentrarán en la población más vulnerable

El ministro de Salud Pública dijo que en mayo se registró la misma situación que se produce en julio de cada año.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, explicó por qué las vacunas llegaron algunos días más tarde. Dijo que las compran a través de la Organización Panamericana de la Salud y que hubo un cambio en las cepas que llevó a que se retrasaran en toda la región.

"Lo que identificamos es que al adelantarse el invierno y los cuadros respiratorios agudos se generó un fuerte movimiento de la población y una intensa vacunación y no necesariamente de los grupos a los que queremos llegar. Esta no es una vacuna para toda la población, está destinada a los grupos de riesgo, que es a los que queremos llegar", agregó Bassó.

El jerarca dijo que el Ministerio de Salud Pública previó que el invierno podía adelantarse aunque señaló que generalmente el otoño funciona como un colchón que permite a la población aclimatarse al frío. "La respuesta de la población, seguramente vinculada a la información, aceleró las vacunaciones".

El MSP concentrará las nuevas vacunas en los lugares que tienen un amplio horario para evitar grandes colas y que la población de riesgo tenga oportunidad de vacunarse.

La vacuna demora una semana o diez días en hacer efecto.

Consultado acerca de la tragedia en el hogar de ancianos en Montevideo, Basso dijo que establecieron un criterio de "gestión de riesgo" con el objetivo de mejorar en los temas sustantivos como atención, personal, y otros más estructurales, como la habilitación de bomberos.

 

El brote de Dengue está llegando a su fin en Uruguay

El Ministerio de Salud Pública trabajará para eliminar los criaderos de mosquitos mientras la temperatura sea baja, para llegar a la primavera sin una mayor presencia del mosquito. 

Según explicó la subdirectora general de Salud, Raquel Rosa, hay un solo tipo de virus dengue circulando en los casos autóctonos de Uruguay. La circulación autóctona del virus es del serotipo 1. Acatualmente hay 26 caso autóctonos de dengue y 13 importados.

Rosa informó que epidemiológicamente este primer brote de la enfermedad está llegando a su fin. "Estamos prácticamente sin nuevos casos autóctonos y casi sin casos importados, estamos en el momento de finalización de este brote", sostuvo.

 

Son 26 los casos de dengue autóctono confirmados

El Ministerio de Salud Pública actualizó la situación mediante un informe.

Según el último informe del Ministerio de Salud Pública, hasta el momento se confirmaron por laboratorio un total de 26 casos de dengue autóctono; 22 de ellos en Montevideo y cuatro en el interior, dos en Salto, uno en San José y uno en Canelones.

En los departamentos de Salto y San José no se notó un aumento de las consultas que indicara un brote, pero en Montevideo y Canelones se evidenció un aumento de las notificaciones por semana con identificación de conglomerados en algunas zonas: Las Piedras, Barros Blancos y Solymar en el departamento canario.

Ante caso de fiebre sospechoso de dengue, MSP recomienda tomar paracetamol

La subsecretaria Cristina Lustemberg habló de cómo se está estudiando el comportamiento del virus y la preocupación por la cercanía de las vacaciones y los posibles viajes a zonas más comprometidas. Además, habló del descenso en la mortalidad infantil.

Recientemente se conoció que el país llegó a un mínimo histórico en la mortalidad infantil. Para tratar este tema y el del dengue, que entró al país en las semanas previas de manera autóctona, Desayunos Informales tuvo como invitada a la subsecretaria de Salud Pública Cristina Lustemberg.

¿Cómo se logró la baja de la mortalidad infantil?

Tiene una historia de los últimos 50 años. Si nosotros vemos en la década del 60 la mortalidad estaba en cifra el 50 por 1.000 y ahora son de 7,4. Es un descenso sostenido. Si nosotros hacemos un conglomerado, una gráfica, la tendencia es decreciente; el descenso mayor fue en la segunda mitad del siglo pasado, y desde el 2004 hasta ahora se redujo a la mitad. El Uruguay viene haciendo un esfuerzo de fortalecer como una política pública hacia una política de Estado lo que es garantizar el cuidado en la primera etapa de la vida, las políticas de primera infancia. No hay mejor inversión para un país que invertir en las personas, y mucho más en un país como el nuestro, en el que solo nacen 48.000 niños, y garantizar oportunidades y equidad desde el principio de la vida.

En la última cadena de radio y televisión el presidente presentó esto como uno de los grandes logros de gestión de gobierno. Siendo que viene descendiendo en un proceso de muchas décadas le pregunto: ¿estos últimos años que se han presentado como un logro es por mantener los niveles tan bajos o bajar del 8 al 7 es casi tan difícil como en otra época lo era bajar más puntos?

Cuando uno va descendiendo la mortalidad infantil a cifras menores de un dígito esto requiere acciones de mayor impacto. El descenso en los primeros años tiene que ver con vacunas, con sueros de rehidratación oral, con condiciones sociales, porque el indicador es duro pero mide las condiciones de bienestar de una sociedad. No tiene que ver solamente un indicador puro de las acciones de salud sino el resto de las políticas públicas. Tiene que ver el empleo, los salarios, el capital socioeducativo de las familias donde crecen y viven esos niños, y si es real que después de ese descenso de menos de un dígito nos tiene y nos desafía a hacer acciones cualitativamente más importantes. Cuando uno analiza la mortalidad infantil tiene dos componentes: el neonatal, que es de qué fallecen las causas y el número en los niños menores de 28 días, y ese componente está vinculado con los cuidados en el embarazo, a la atención del parto y en los primeros días. Tiene dos etapas: la tasa de mortalidad neonatal precoz, los niños que fallecen en los primeros siete días de vida, y después entre los siete y los 28. Está vinculado con cuestiones de la prematurez y malformaciones congénitas.

¿Comparando con la región cómo estamos?

En 2014 ocupábamos el tercer lugar en América Latina. Primero está Cuba, segundo Chile y tercero nosotros. Estuvimos detrás de Costa Rica, no sabemos este año porque todavía no están las cifras compiladas en el resto. Uruguay tiene una historia de fiabilidad de sus datos en estadísticas vitales. Desde el 2007 se fue haciendo el número de identificación, todos los niños que nacen tienen su número de identificación civil; se puso en marcha el certificado de nacido vivo electrónico, que permite en el momento del nacimiento saber las características del embarazo, del parto, otros indicadores desde el punto de vista de salud de esa mamá. El Uruguay viene haciendo un esfuerzo en todas sus políticas públicas y en particular las de salud el realizarse con mucha evidencia científica. En esa etapa de la vida hay que ser muy cuidadoso en las acciones; por eso el componente de la mortalidad neonatal implica el 65% de la mortalidad infantil y esto ha tenido un descenso muy marcado en los últimos años. En el 2004 la mortalidad infantil era el 7,7 y hoy estamos con 4,8.

El de la mortalidad infantil post neonatal, que mide y evalúa las causas en los niños entre 28 días y un año tiene que ver con las condiciones donde vive, con las infecciones respiratorias, y Uruguay tiene todavía las muertes en domicilio, con la implementación de una ley que se hace la autopsia y se evalúa por medio de un forense y un anátomo patólogo las causas por las que fallecen en domicilio o llegan al centro de salud con condiciones de gravedad que condicionan su deceso al llegar. Podemos decir que la mitad de esos niños a que se les hace la autopsia por un equipo del Hospital Pereira Rossell nos preocupa porque hay un 50% de vitabilidad vinculado con infecciones respiratorias agudas bajas -una neumonía, una infección respiratoria no detectada por elementos de mucha vulnerabilidad que tienen las familias donde estos niños fallecieron o la mitad se acercó a un centro de salud y no se diagnosticó la gravedad-.

Eso es importante, ¿no? El lugar donde se puede seguir bajando, donde hay niños para salvar. 

Exactamente. Si bien donde hay mortalidad infantil uno tiene que ser muy cuidadoso porque las tasas son cada mil nacidos vivos y puede haber variaciones de un año a otro; nosotros tuvimos la epidemia de la H1N1, por eso estamos muy preocupados con el dengue. Variabilidades epidemiológicas que pueden hacer que cambie el indicador, por eso hay que ver la tendencia de los últimos años y no un año tras otro, pero todavía tenemos causas de vitabilidad vinculadas con los cuidados y controles durante la etapa del embarazo. Estamos capacitando a todo el personal de salud en la atención del parto, hemos hecho una estrategia con los equipos de neonatólogos, médicos que atienden, pediatras y todos los equipos de salud para mejorar esas condiciones. Y en la etapa de la mortalidad post neonatal, tenemos mucho para trabajar sobre todo con las familias de especial vulnerabilidad, con educación para que las familias detecten cuando tienen una enfermedad en los primeros meses de vida. Estamos trabajando muchísimo. Tiene mucho que ver el programa Uruguay Crece Contigo, que le ha puesto énfasis en las familias con mujeres embarazadas.

Para entrar al tema del dengue: en las últimas horas se supo que hay un nuevo caso autóctono, el primero en Canelones. ¿Qué balance hace el Ministerio?

Estamos haciendo desde la primera detección de un caso en nuestro país el 13 de febrero -ahora llevamos confirmados 24-. Nos desafió, el Uruguay hace mucho tiempo que se viene preparando para un brote epidémico de dengue.

¿Se esperaban más casos?

Uruguay tiene una trayectoria de venir trabajando en la prevención. Es importante, porque estas enfermedades existen porque existe el mosquito. El mosquito existe hace muchos años en el país, en todos los departamentos Uruguay viene haciendo un seguimiento. Si bien predomina en los departamentos del litoral, Montevideo, Canelones y Maldonado, nosotros estamos evaluando y trabajando la educación con la población. Estamos viendo cómo se comporta: es la primera vez que esta enfermedad en años se introduce en el Uruguay. Estamos haciendo un seguimiento, es un mosquito de comportamiento domiciliario, a veces nos cuesta entender eso. Tiene que ver mucho que ustedes nos ayuden a destacar, ahora que se viene Turismo, mucha gente va a viajar, el partido de Recife el domingo 25.

¿Tienen preocupación por eso?

Tenemos, por eso estamos haciendo énfasis en la educación ahora que se viene Semana de Turismo, hacer lo que se llama el descacharrice en cada una de nuestras casas. Este mosquito puede estar en una jabonera a la que no le hacemos la evacuación diariamente, en el platito de una maceta, en la azotea, en un balde, en el recipiente de las mascotas si uno no lo lava y no cepilla el borde. Pone entre 200 y 300 huevos. A su vez estamos muy expectantes con los ciudadanos que viajen al exterior, sobre todo en las zonas endémicas.

Si viajo a Recife, ¿al regresar a Uruguay tengo algún tipo de monitoreo?

Hoy es imposible. Lo que hacemos es una educación, de que se empieza con fiebre alta, una erupción característica, mucho dolor, rápidamente debe consultar. Estas enfermedades tenemos que tener la precaución de que quizá un 60, 70% que cursan sin síntomas estando infectado, entonces la transmisibilidad de encontrar una persona que tenga el virus, lo pique un mosquito y después pique a otro aumenta. Entonces estamos haciendo un especial foco en los ciudadanos que viajen al exterior: usar repelente, ropa cubierta y ante cualquier síntoma al volver hay que consultar rápidamente. Y a los ciudadanos que están en Uruguay a ayudarnos a hacer jornadas porque esta enfermedad existe porque existe el mosquito.

¿Por qué marzo y abril es el peor momento?

Por las condiciones climáticas, cuando la temperatura es mayor de 18, 16 grados, con humedad, por eso no se puede controlar. Es una combinación con la humedad, con las lluvias, y todo lo que hace que crezca rápidamente en lugares donde habitualmente se concentra agua. Otra cosa importante es que si bien estamos esperando que llegue mayo, en realidad el huevo puede quedar en una etapa aquiescente y eclosionar cuando vuelva el calor. Por eso la etapa que puede haber mayor infestación, marzo y abril, cuando llega el invierno Uruguay tiene esa condicionante. Nosotros hasta hace poco éramos junto con Chile y Canadá los tres países de América que no tenían dengue, y tiene que ver mucho las condiciones climáticas. Ahora, cuando viene el dengue generalmente viene para quedarse. No sabemos cómo se va a comportar.

Es una enfermedad que generalmente tiene un curso benigno; hay que tener más precaución en los niños menores de dos años, en las mujeres embarazadas, en los pacientes adultos, mayores o que tienen enfermedades de base. Entonces puede desbordar los sistemas de salud. Por eso estamos con el ministro manteniendo reuniones diarias, adecuando protocolos de atención. Viendo la medicación adecuada, porque también me interesa la ciudadanía sepa que si bien el personal de salud lo estamos entrenando y actualizando los protocolos desde 2013, ante un caso de fiebre sospechoso se debe tomar como analgésico un paracetamol y no otros como el ibuprofeno. Porque son medicamentos que pueden favorecer sangrados, y estos virus pueden tener esa presentación. Mucho líquido, cama, estar muy atento a los síntomas de alarma y sobre todo el componente de educación muy grande.

Especialista en dengue de la OPS opinó que Uruguay está respondiendo eficazmente al virus

Llegó al país para capacitar a los médicos en el combate a la enfermedad.

Una experta en dengue de Costa Rica que está capacitando a médicos uruguayos recomendó seguir con el combate al mosquito Aedes aegypti en cada casa para evitar que la enfermedad continúe y que la gente tenga un segundo contagio. La especialista, que se llama Anabella Alfaro, se desempeña en la Organización Panamericana de la Salud y opinó que el país está respondiendo de manera eficaz a la presencia del virus.

"Es la primera vez que la tienen, es una primera exposición. El dengue siempre es así: bastante benigno la primera vez. El problema es que se continúe presentando todos los años. Y ya saben ustedes que una segunda exposición podría poner en riesgo al paciente de hacer un dengue grave", explicó Alfaro.

Agregó que la gente debe tener paciencia y no presionar a los médicos para que realicen pruebas de laboratorio para confirmar la enfermedad, ya que el diagnóstico del virus es clínico, basado en los síntomas. Aclaró que no existen pruebas rápidas eficientes.

Alfaro se reunió en el Ministerio de Salud Pública con médicos encargados de la patología de varias instituciones. Hasta ahora, el gobierno ha confirmado 23 casos de dengue en todo el país y la mayoría en Montevideo. De todos ellos, solo uno tuvo una presentación grave: una mujer que llegó a estar en el CTI, pero ya está recuperada.

Disminuyeron casi a la mitad los casos sospechosos de dengue

Hay 23 casos confirmados, todos con buena evolución. Este jueves la IM fumigará en Flor de Maroñas.

Hasta ahora hay 23 casos de dengue autóctono confirmados en Uruguay y están disminuyendo los casos sospechosos, según el último reporte epidemiológico del Ministerio de Salud Pública. Este jueves la Intendencia de Montevideo fumigará en Flor de Maroñas por la aparición de cuatro casos.

En la semana pasada hubo según el MSP 183 notificaciones de casos sospechosos; en la anterior habían sido 362 los reportes. Esto marca una baja sensible en la cantidad de personas con sintomatología compatible a la del dengue. 148 casos estudiados fueron descartados.

El serotipo encontrado en Uruguay sigue siendo el DEN-1 y todos los pacientes tuvieron buena evolución. 20 casos están localizados en Montevideo, dos en Salto y uno en San José. Pocitos, Punta Carretas y Malvín alto siguen siendo las zonas más afectadas en la capital.

Los especialistas continúan advirtiendo que por razones climáticas marzo y abril son los meses en los cuales puede haber más mosquitos circulando y transmitiendo la enfermedad.

Hasta ahora no ha habido reportes de chikungunya ni zika.