El barco petrolero encallado en un arrecife en la Isla Mauricio se partió en dos

Según las autoridades locales, todavía había 90 toneladas de combustible a bordo.

El "MV Wakashio" encalló el pasado 25 de julio en un arrecife en Pointe d'Esny, al sureste de la isla, con 4.000 toneladas de hidrocarburos a bordo.

La semana pasada el combustible empezó a salir por las fisuras de los flancos dañados del petrolero: entre 800 y 1.000 toneladas se dispersaron en el océano índico, en una zona considerada una joya ecológica por sus aguas turquesas y humedales protegidos.

Los equipos de intervención llevaron a cabo una carrera contrarreloj para bombear el resto del combustible, antes que el barco se partiera.

La catástrofe provocó el enojo de la población, que cuestiona por qué las operaciones no empezaron en el momento del accidente y creen que pudo haberse evitado.

Según las autoridades, todavía había 90 toneladas de combustible a bordo cuando el petrolero se partió en dos. El derrame representa un desastre ambiental y económico para la República de Mauricio, cuya economía depende del turismo.

Mientras tanto en Brasil, un incendio ilegal iniciado por agricultores para limpiar sus tierras se extiende por la selva amazónica en el estado de Pará.

Miguel da Silva, agricultor: "Hacía mucho viento y el fuego pasó el cortafuegos y quemó un poco más de lo que realmente tiene que arder. Pero creo que ya está bajo control. El fuego ya está bajo control ahora".

Esta semana el presidente Bolsonaro aseguró que es mentira que haya incendios en la Amazonia por tratarse de un "bosque húmedo". Según datos oficiales, la deforestación en la Amazonia brasileña se mantuvo este año en un nivel similar al récord establecido en 2019.

En Groenlandia, el llamado casquete glaciar se derrite irremediablemente. Según un estudio de la Universidad de Ohio, estos glaciares "han superado el punto de no retorno, en el que las nevadas que reconstituyen el casquete glaciar cada año ya no pueden contrarrestar el hielo que fluye de los glaciares hacia el océano".

Aunque el calentamiento global se detuviera hoy mismo, seguiría disminuyendo, porque las nevadas ya no compensan las pérdidas de hielo. A fines del siglo XX, el casquete glaciar perdía alrededor de 450.000 millones de toneladas de hielo al año, que eran remplazadas por las nevadas. Pero a partir de los años 2000, el deshielo se aceleró.

Sin embargo, aunque el deshielo es muy preocupante, otros miembros de la comunidad científica estiman que es prematuro hablar de un punto de no retorno, porque no sabemos cuánto aumentarán las concentraciones de gases de efecto invernadero.

El cambio climático afecta gravemente a los glaciares y el deshielo del casquete glaciar amenaza a decenas de millones de personas en todo el mundo.

Según otro estudio de la Universidad de Lincoln, en Reino Unido, el deshielo en Groenlandia debería contribuir a un aumento del nivel del mar de entre 10 y 12 centímetros para 2100.

 

 

 

 

Derrame de petróleo en José Ignacio: Gobierno afirma que manguerotes estaban dentro de su vida útil; la oposición cuestiona la operativa

Marta Jara insistió en que episodios de este tipo no pueden volver a reiterarse.

Después de dos horas de reunión culminó la sesión de la Comisión de Medio Ambiente del Senado de la República que trató el episodio del derrame de petróleo ocurrido en la boya de José Ignacio, en el departamento de Maldonado.

A la sesión fueron convocadas diferentes autoridades como la ministra de Industria, Carolina Cosse, y la presidenta de Ancap, Marta Jara.

A la salida de la reunión, Jara dijo que el derrame existió, pero que se trató de un episodio menor, que implicó cerca de 5.800 litros de crudo, que sí perjudican al ecosistema, pero que no se enmarca en una catástrofe.

Asimismo, explicó que los manguerotes implicados en la operación, que estaban siendo cambiados y recambiados, se encontraban dentro de su vida útil. En este sentido, señaló que perjudicaron las condiciones climáticas en las que se realizó la operativa: ese día había olas de hasta 11 metros de altura.

Igualmente, Jara insistió en que episodios de este tipo no pueden volver a reiterarse.

La miembro convocante, la senadora nacionalista Carol Aviaga, dijo no estar satisfecha con las explicaciones. Afirmó que se trata de un derrame menor, pero que episodios como este están sucediendo de forma seguida.

Los informes técnicos decían que en esas condiciones climáticas lo mejor hubiera sido no realizar la operación de cambio de manguerotes porque era casi previsible que la operativa no iba a salir bien.

"En la naturaleza nada desaparece": 80 lobos marinos aparecieron muertos en la costa de Maldonado, pero se "destruyeron" pruebas

Abordamos el tema junto a Richard Tesore de "S.O.S Rescate Fauna Marina".

La Armada Nacional y Ancap cambiarán el tramo afectado del manguerote que produjo un derrame de crudo en la boya de José Ignacio

Este lunes se realizaron recorridas aéreas para corroborar que la zona esté limpia de crudo.

Según informaron desde la Armada Nacional, el tramo que resultó afectado por la rotura es de unos once metros y será cambiado en su totalidad por personal de la Armada y de Ancap.

Según indicó el vocero de la Armada Nacional, Marcelo Etcheverse, se reforzó la limpieza en el lugar para terminar aún más rápido y lo hizo por medio de una recorrida a pie, con la colaboración de los municipios de Punta del Este y San Carlos.

Este domingo Ancap había realizado una  inspección submarina en la boya, pruebas de precisión y no se constataron fallas. Por su parte, se eliminó la posibilidad de derrame de crudo, con una brida ciega.

Este lunes, además, se realizaron recorridas aéreas para corroborar que la zona esté limpia de crudo.

Según afirman desde Ancap en un comunicado, la rotura del manguerote se produjo a la altura de José Ignacio luego de la última descarga de hidrocarburo, a fines del mes de noviembre.

Luego de esa fecha, afirman desde Ancap, se registraron condiciones climáticas adversas y fuertes tormentas con olas de hasta nueve metros de altura, lo que habría ocasionado la avería.

Eneida de León explicó en la Comisión de Vivienda que hubo dos nuevos derrames de combustible en Montevideo

La ministra de Medio Ambiente explicó que el derrame de combustible que ocurrió en Paysandú el primero de octubre no fue el único en lo que va del año.

En la Comisión de Vivienda de la Cámara de Diputados la ministra dijo que el Ministerio pretende revisar los protocolos de movimiento de combustible de Ancap y la capacidad de reacción. La ministra dijo que en dos meses se trasvasaron dos millones de metros cúbicos, se hicieron 468 operaciones. ¿Qué incidentes tuvimos?, se preguntó, el de Paysandú y dos más en Montevideo de los que nadie se enteró.

Informó que si bien en un principio se dijo que el vertido de gasoil al Río Uruguay en Paysandú fue de 100.000 litros, Ancap y Prefectura llegaron a la cifra de 280.000. Agregó: podemos decir que Ancap demoró en reaccionar, que no avisó a OSE a tiempo, que tendría que haberlo sabido antes, pero era muy difícil que se pudiera ver porque donde se produjo el derrame es muy lejos de OSE.